La dotación al sistema eléctrico se limita a 750 M

Debate entre ministerios por la 'lluvia' de 400M extra generada con impuestos al CO2

El Gobierno es consciente del fuerte repunte de recaudación por el encarecimiento de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero, pero está negociando qué hacer con el remanente

Foto: La ministra portavoz, Isabel Celaá, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño. (EFE)
La ministra portavoz, Isabel Celaá, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño. (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez aún tiene pendiente dar destino a una parte importante de la recaudación que generarán este año las subastas de CO2, muy superior a la de ejercicios anteriores debido al fuerte incremento del precio de los derechos de emisión de gases de efecto invernadero. Una vez que el Ministerio de Transición Ecológica ha limitado a 750 millones la partida destinada a cubrir costes del sector eléctrico, tal y como apunta en el real decreto aprobado, el Ejecutivo es consciente de que existe un remanente extra sin una asignación concreta.

Este excedente de recursos, que generan fundamentalmente los consumidores eléctricos a través del pago de la factura de la luz, superará los 400 millones de euros a cierre de 2018, según estiman varios expertos en la materia. Y tal y como apuntan fuentes conocedoras de la situación, se está produciendo una negociación interministerial para decidir cómo gastar estos ingresos extra y a qué ministerios asignar dichos recursos. Aunque tienen claro que la recaudación que generan los derechos de emisiones de CO2 debe ir destinada de manera general a la lucha contra el cambio climático, no está tan claro el destino específico.

Según fuentes al tanto de la situación, hay una negociación interministerial para decidir cómo y a qué ministerios asignar los ingresos extra del CO2

En este sentido, estas mismas fuentes apuntan a que este cometido se puede abordar desde el Ministerio de Transición Ecológica, pero también desde Agricultura, Sanidad u otros. Sea como fuere, se cree que la negociación interministerial podría tener una vía de debate más formal a través de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, presidida por Nadia Calviño, en la que participa Fomento, Educación, Trabajo, Migraciones y SS, Industria, Agricultura, Política Territorial, Ciencia e Innovación además de la propia Transición Ecológica. Lo normal, según apunta, es que antes del cierre de este año se resuelva esta cuestión.

Aunque el ramo dirigido por Teresa Ribera se ha comprometido a un Plan de Transición Justa para impulsar las zonas más desfavorecidas por la transición energética y la descarbonización como las cuencas mineras o las zonas donde existen centrales de generación con carbón, fuentes oficiales del Ministerio de Transición Ecológica señalan que no hay nada cerrado a día de hoy con respecto a los ingresos extra generados por las subastas de CO2.

Foto de archivo de las chimeneas emisoras de gases de efecto invernadero de una planta de carbón. (Reuters)
Foto de archivo de las chimeneas emisoras de gases de efecto invernadero de una planta de carbón. (Reuters)

Otras fuentes consultadas creen que estos más de 400 millones irán a compensar la pérdida de recaudación para Hacienda que supondrá la suspensión del impuesto a la generación eléctrica y la exención del impuesto especial sobre hidrocarburos. Los cálculos estimados por los responsables en la materia es que quitar el 7% generará unos 830 millones —repartido en dos años distintos— menos en los próximos seis meses, con lo que para 2018 habrá una pérdida de recaudación de en torno a 400 millones. El céntimo verde supondrá perder otros 26 millones de euros más, con lo que ambas partidas suman aproximadamente ese excedente que aún está sin destino este año.

Otros expertos en la materia consultados consideran que lo lógico sería destinar el total de la recaudación por derechos de CO2 al sistema eléctrico, dado que casi todo lo que se recauda viene de la factura de la luz, que ha subido con fuerza en los últimos meses. Máxime cuando se cree que algunas recomendaciones del real decreto lanzado el pasado octubre generarán un déficit de ingresos al sistema.

Todo este debate se produce durante unas semanas en las que el acuerdo de Presupuestos para 2019 con Unidos Podemos ha marcado al 100% la hoja de ruta económica del Ejecutivo, con lo que el escrutinio de estos fondos pueden incluso exceder del ámbito interministerial.

Posible caída de ingresos del sistema

El consejero delegado y fundador de la comercializadora PODO, Joaquín Coronado, ha realizado un estudio basándose en los sistemas de inteligencia y big data que aplica en su empresa para saber cuánto puede dejar de ingresar el sistema en base a varias de las recomendaciones lanzadas por el Ejecutivo. Así, este experto en el sector prevé una reducción de ingresos descontados impuestos que podría alcanzar los 820 millones de euros si los consumidores deciden adoptar la discriminación horaria (530 millones) y se reducen su potencia contratada (290 millones).

A esto, además, hay que sumar otros cerca de 100 millones por la supresión del peaje 6.1B, que implica menores pagos de factura para un millar de empresas vascas. Este movimiento se ha leído como un guiño al PNV para obtener su apoyo parlamentario, ya que esta era una reivindicación histórica del partido jeltzale.

El Gobierno tiene pensado compensar el déficit de ingresos al sistema con el superávit acumulado de años anteriores, así como esos 300 millones a mayores por el CO2 que ya contempla el real decreto. Sin embargo, lo que se pregunta ahora el sector es si será suficiente para lograr el obligado superávit gravado a fuego por ley, cuando aún hay 23.000 millones de deuda histórica por amortizar en el sistema eléctrico.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios