FORO BLOCKCHAIN organizado por el confidencial

De la teoría a la práctica: estos son los casos reales de Blockchain en España

Es la cadena de bloques de la que todo el mundo habla. Nos referimos al Blockchain, la tecnología de la que se van conociendo ejemplos prácticos de su aplicación en la vida real

Imagine poder comprar una vivienda a golpe de (varios) clic, sin apenas moverse del sofá para firmar decenas de documentos, compartiendo los mismos con el vendedor, el banco, el tasador y el notario, sin más intermediarios. Y ello en un entorno de seguridad, máxima transparencia y en tiempo récord. En un horizonte no muy lejano, esta transacción será posible gracias a la tecnología Blockchain, una red colaborativa que se caracteriza por la seguridad, la inmutabilidad (no se puede modificar), la descentralización (nadie tiene el control de la misma) y la transparencia (cualquier actualización es comunicada a todos los miembros). Es la cadena de bloques de la que todo el mundo habla y de la que poco a poco se van conociendo ejemplos prácticos de su aplicación en la vida real, tal y como ha quedado de manifiesto en el foro 'Blockchain, de la teoría a la práctica', organizado por El Confidencial y patrocinado por Metrovacesa, Everis, JLL, Cecabank, IE Law School y Finweg.

En la actualidad, solo el 1% de los CIO ('chief information officer') ha trabajado en proyectos de Blockchain escalables, y un 8% trabaja en proyectos a corto plazo, según datos de la consultora Gartner. Sin embargo, las oportunidades que vislumbra esta tecnología son enormes. “Estamos en un momento en el que la tecnología se encuentra en un desarrollo de madurez distinto según los diferentes sectores”, afirma Antonio Romero, director corporativo de Servicios Asociativos, Control y Recursos de Cecabank, pero “el coste de oportunidad de llegar muy pronto es menor que llegar más tarde”, añade Cristina Carrascosa, directora del programa Blockchain de IE Law School.

Incremento de la eficiencia, menores costes, mayor productividad y ahorro de tiempo son las grandes ventajas de esta tecnología disruptiva, que hará desaparecer de las transacciones a intermediarios. “Vamos hacia un mundo en el que todo lo que se pueda optimizar servirá para que el cliente compre más barato”, apunta Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de Metrovacesa, quien vaticina que los intermediarios tendrán que especializarse para aportar valor añadido en este nuevo modelo de compraventa.

Estos son algunos de los procesos que empresas y 'startups' españolas están testando para hacer realidad la cadena de bloques en sus negocios.

'Tokenización' de activos

En dos meses, Metrovacesa va a poner en marcha un canal alternativo de compraventa de inmuebles basado en tecnología Blockchain y en el que participan Grant Thornton, como auditor de los contratos inteligentes asociados a este habilitador y que se activan según avanzan las fases de la operación, y Brickex, plataforma que facilita la transacción a través de la 'tokenización' de los distintos lotes puestos en venta, de tal manera que se van otorgando derechos de adquisición por diferentes partes.

La plataforma es abierta al público y da la posibilidad de invertir importes pequeños o sobre la totalidad de la vivienda

“La plataforma es abierta al público y da la posibilidad de invertir importes pequeños o sobre la totalidad de la vivienda, confiando en unos contratos ya auditados”, señala Raquel Bueno, directora de Desarrollo Corporativo de Metrovacesa, quien explica que el inversor (particular e institucional) puede ver los distintos lotes y hacer una oferta no vinculante, bloqueándolos. A partir de aquí se ejecutan los contratos inteligentes según los hitos marcados, y “si no se materializa finalmente la operación, los lotes vuelven de nuevo a la compañía”.

El proyecto cuenta ya con dos potenciales inversores interesados en sendos porfolios, uno de 83 viviendas y otro de 10.

Jorge Pérez de Leza, CEO de Metrovacesa, y Alberto Artero, director general de El Confidencial.
Jorge Pérez de Leza, CEO de Metrovacesa, y Alberto Artero, director general de El Confidencial.

Identidad digital

Otro proyecto en el que trabaja la inmobiliaria consiste en una red de identidad digital de la mano de Alastria, quien provee la tecnología, a la que se hah sumado Prontopiso y Telefónica, que sirve para una vez que el cliente queda identificado, sus datos puedan compartirse (previa autorización) con otros proveedores de servicios. La idea es que el beneficiario no tenga que dar sus datos personales cada vez que quiera darse de alta.

“Hemos logrado mayor fiabilidad, reducir costes, seguridad, transparencia y accesibilidad”. ( Isaac Pernas, CIO Southern Europe de JLL)

“Toda la información está certificada y validada, lo cual es difícil de conseguir en otros entornos”, afirma Juan Núñez, director de Operaciones de Metrovacesa. El objetivo es ir sumando nuevos 'partners' y ofrecer más servicios, que “supongan un ahorro en la economía doméstica de los clientes y facilidad digital de su contratación”, comenta.

Validación de tasaciones

Relacionada también con el sector inmobiliario, la consultora y tasadora JLL ha puesto en marcha una red donde comparte la verificación de una tasación con garantía hipotecaria, de tal manera que si un potencial comprador quiere utilizarla ante distintas entidades, estas pueden constatar su validez a través de la cadena de bloques.

“Al digitalizar este proceso”, asegura Isaac Pernas, CIO Southern Europe de JLL, “hemos logrado mayor fiabilidad, reducir costes, seguridad, transparencia y accesibilidad”.

El cheque electrónico

A través de un cheque alojado en Blockchain, las posibilidades de fraude se eliminan, al desaparecer resquicios de manipulación o suplantación de identidad al estar totalmente identificados los actores del proceso, asegura Wladimiro Navarro, cofundador de Finweg.

Asimismo, el tiempo de validación del pago se acorta considerablemente y se controlan los riesgos asociados a los pagarés. A la red se podría incorporar, incluso, el notario para su validación. Y ello es extensivo también a domiciliaciones bancarias, lo que facilitaría eliminar órdenes intermedias.

Wladimiro Navarro, 'co-founder' de Finweg.
Wladimiro Navarro, 'co-founder' de Finweg.

Contenedor 4.0

La entrega de las mercancías de los contenedores que llegan al puerto de Valencia es otro de los procesos sometidos a Blockchain. En ello trabaja la Fundación Valenciaport, junto a toda la comunidad portuaria, que participa en la descarga e intercambia datos en el sistema según van produciéndose las fases de recepción y apertura del contenedor, la logística, el transporte de los artículos y la entrega al usuario final. Incluso operativa en aduanas y órdenes de pago.

Financiación interna

Repsol también está trabajando en un proyecto para reinventar modelos de tesorería y financiación interna en los que a través de la cadena de bloques han conseguido aligerar tiempos en la gestión de pagos, con el uso de los contratos inteligentes. Este proceso gestiona la orden de fondos de forma automática, sin tener que tramitar las peticiones de un departamento a otro. Una vez esté operativo, la idea es hacerlo extensivo a proveedores y clientes.

Nuria Ávalos, directora de Innovación Digital de Repsol.
Nuria Ávalos, directora de Innovación Digital de Repsol.


Economía social, arte y educación

Otro proyecto menor, pero no por ello desdeñable, es el de Ethic Hub, basado en el 'crowdfunding', donde agricultores pueden acceder a financiación más barata y potenciales inversores apostar en proyectos rentables a través de una red de Blockchain.

Por su parte, Saisho propone una plataforma de venta de arte que aspira a convertirse en un mercado cotizado a partir de 'tokenizar' el rendimiento de lo que generarán los artistas en la plataforma.

"Cuando hablamos de digitalización, estamos hablando de tecnificación de los procesos de negocio". (Roberto Hernández Hergueta, Everis)

Y por último, Tutellus, quienes apuestan por la educación poniendo en contacto a alumnos y profesores para compartir conocimientos a través de vídeo. El uso de esta red se incentiva pagando 'tokens' a los alumnos por su aprendizaje y a los profesores por su rendimiento económico.

Retos de la cuarta revolución

Los retos son enormes, más aún cuando en pleno desarrollo de la Industria 4.0, muchas empresas públicas y privadas confunden transformación con digitalización. “Cuando hablamos de digitalización”, explica Roberto Hernández Hergueta, 'global head of' Blockchain de Everis, “estamos hablando de tecnificación de los procesos de negocio, de automatización a través de las tecnologías emergentes, pero no estamos transformados”. Se trata de un cambio que va más allá del uso de estos habilitadores y que implica una “transformación en la cultura de la empresa, una evangelización en la que hay que involucrar a todos los departamentos”, apunta Pernas, de JLL.

El reto no solo es tecnológico”, añade Everis, “sino de negocio, de cómo a través de las nuevas tecnologías habrá un único sistema donde toda la información, toda la inteligencia artificial de los 'smart contracts' y la incentivación de los 'tokens' nos puede hacer repensar esos procesos de negocio, y no limitarnos a la digitalización”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios