EL CENTRO DE PENSAMIENTO RENEUEVA SU JUNTA DIRECTIVA

¿Es un club?; ¿un lobby?; ¿un think tank? No, es twenty50

La sociedad civil avanza. Twenty50, un círculo de pensamiento, ha renovado su junta directiva. Entre sus objetivos está impulsar el debate de ideas entre Barcelona y Madrid.

Foto: twenty50. (Arnau Pérez Valero.)
twenty50. (Arnau Pérez Valero.)

¿Es un club?; ¿es un lobby?; ¿es un think tank? Probablemente, ninguna de las tres cosas. O todas a la vez. Pero hay una cosa clara: 'twenty50', que así se llama, ha nacido para influir. Pero no a la manera de otros cabildeos que circulan por la economía por razones mercantiles, sino, por el contrario, como un centro de pensamiento transversal en el que están representadas ideologías de todos los ámbitos.

Desde la derecha conservadora o liberal, hasta la izquierda moderada o radicalmente transformadora. Desde el catalanismo clásico, hasta el independentismo. Desde las élites burguesas a las clases trabajadores preocupadas por el impacto que tiene la revolución tecnológica sobre el empleo.

'Twenty50' nació hace tres años y acaba de renovar su junta directiva. Su presidente es Roger Montañola, exdiputado de UDC, los democristianos de CiU. Y no es por casualidad. Como asegura su vicepresidente, el politólogo Nacho Corredor, se pretende recuperar los viejos lobbys de la Transición capaces de influir en el debate político, y que hoy, en una España políticamente muy polarizada, han desaparecido. O, al menos, son irrelevantes en el debate público.

El eje Barcelona-Madrid (o Madrid-Barcelona), como se prefiera, es la clave de bóveda del proyecto. ¿Por qué? Por que sus fundadores han creado una red formada por las nuevas generaciones de profesionales y políticos que tienen ganas de sumar esfuerzos y capital humano, asegura Corredor, con el objetivo de “contribuir a mejorar la calidad y la sostenibilidad de nuestras democracias y nuestras economías mediante el intercambio de ideas y la colaboración entre sus miembros”. En una palabra, se trata de hablar más de lo estructural en asuntos públicos y menos de lo coyuntural. Y nada mejor que Cataluña y Madrid para centrar un asunto con muchas aristas.

Cuestiones clave

El debate sobre el futuro del trabajo, el impacto de las nuevas tecnologías, las innovaciones científicas o las consecuencias que tienen las normas regulatorias sobre la economía, están en el eje de sus propuestas. “Lo que queremos es introducir cuestiones clave que afectan a la sociedad en la agenda pública”, asegura Corredor, que actualmente forma parte del gabinete de la ministra Meritxell Batet en Política Territorial.

Ignacio Belda, experto en Biotecnología; Ana Collado, doctora en la sociedad de la información; Xavier Cima, economista; Guadalupe Sabio, premio Princesa de Girona y científica experta en oncologia o el economista Emilio Masferrer forman parte de la junta directiva de 'twenty50'.

Como dice su presidente, Roger Montañola, 'twenty50' se propone generar una red de profesionales reconocidos en Madrid y Barcelona con el objetivo de “mirar también al resto del mundo” a partir de una cuestión biológica.

“Somos la generación de Erasmus e internet. Pensamos en local, pero tenemos que actuar en global”, añade Montañola. Por ello, elegida la junta global, que propondrá próximamente un cambio de estatutos para reforzar su organización, la asociación escogerá ahora a sus juntas locales en Barcelona y Madrid y se marca el reto de poder incorporar oficialmente a otras grandes capitales mundiales al proyecto a lo largo de 2019 y 2020. En particular, Bruselas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios