Consecuencia de la reforma de Zapatero

El único ahorro de las pensiones: los nuevos jubilados cobran un 3% menos

Es el único ahorro que tiene la Seguridad Social y procede de la reforma de las pensiones del Gobierno de Zapatero. La prestación inicial lleva ya tres años cayendo, y cada vez más rápido

Foto: La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio. (EFE)
La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio. (EFE)

La revalorización de las pensiones conforme a la estimación del IPC este año ha provocado que la nómina mensual de las prestaciones se haya disparado un 4,9% desde la aprobación de los Presupuestos de 2018. No se había visto tal escalada del coste de las pensiones desde 2010, lo que refleja la presión que supone para las arcas públicas. El único foco de ahorro actual procede de la rebaja de las nuevas pensiones de jubilación, fruto de la reforma de 2011 aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los nuevos jubilados del Régimen General entran en el sistema cobrando una pensión media de 1.399 euros, lo que supone casi un 3% menos que en el mismo periodo del año anterior. Esto significa que los nuevos jubilados perciben casi 42 euros menos que las altas de hace un año, según los datos de agosto publicados por la Seguridad Social.

La mejor forma de observar este cambio de tendencia en las pensiones es tomar medias móviles de 12 meses, que permiten limitar oscilaciones temporales y derivadas del calendario. Ahí se observa que el importe de las nuevas pensiones acumula ya tres años consecutivos en negativo y que el descenso se está acelerando. En concreto, el descenso de agosto alcanzó el 1,44%.

Esta caída es consecuencia de la reforma de las pensiones de 2011, que iba encaminada a limitar las prestaciones iniciales de los jubilados. Si se reduce el cálculo de la pensión inicial, la Seguridad Social obtiene un importante ahorro por cada beneficiario, ya que durante toda la prestación estará cobrando menos de lo que le hubiese correspondido sin ella.

[El PSOE estudia reformas parciales de las pensiones por el bloqueo del Pacto de Toledo]

Los cambios más importantes que introdujo la reforma fueron tres. El más importante fue el aumento en el cálculo de la base reguladora, que pasó de 15 a 25 años de forma paulatina (se completará la subida en 2022, actualmente está en 21 años). Lo normal es que el salario de los trabajadores vaya aumentando a lo largo de su vida profesional, de modo que ampliar el número de años para el cálculo condena a una pensión menor.

La AIReF estima que el cálculo de la pensión inicial caerá en 648 euros como consecuencia de la reforma del sistema de 2011

En segundo lugar, se aumentó el número de años de cotización para cobrar el 100% de la pensión, que pasó paulatinamente de 35 a 37 años (acabará de completarse en 2027). Por último, se aumentó la edad de jubilación de 65 a 67 años (también se completará en 2027). En esa reforma se introdujo también el concepto del factor de sostenibilidad, aunque no se desarrolló su contenido hasta 2013, con la reforma de las pensiones del Gobierno de Mariano Rajoy. Este factor de sostenibilidad contribuía a limitar más el cálculo inicial de la pensión, aunque su entrada en vigor se ha pospuesto a 2023.

Esto significa que el cálculo de la pensión inicial es más negativo para el contribuyente cada año que pasa. Un reciente informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) determinó que el coste de la reforma de Zapatero para los pensionistas alcanzará los 46,26 euros mensuales al final del periodo de transición (en 2027). Esto significa que cada pensionista perderá 648 euros al año en comparación con el cálculo que habría tenido antes de la reforma.

Esta cuantía no está muy lejos de la pérdida actual, ya que el principal efecto reside en el aumento del número de años para el cálculo de la pensión, que ya está casi completado. El resultado es que, desde el máximo del cálculo alcanzado en 2016, los pensionistas han perdido ya 43 euros mensuales (datos en media móvil de 12 meses).

[Cinco gráficos que explican por qué todo el mundo está preocupado con las pensiones]

La caída de la pensión inicial acelerará en los próximos años hasta que se estabilice definitivamente en 2027. La única forma de compensar esta caída será con un importante incremento de los salarios, que aumenten las cotizaciones y mejoren el cálculo de la pensión inicial. En cualquier caso, esa nueva prestación también será inferior a la que hubiesen conseguido los jubilados sin la reforma.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios