la cifra de pernoctaciones más baja desde 2015

La caída de turistas extranjeros pasa factura a los Airbnb de turno (más que a los hoteles)

España recibió menos viajeros internacionales en julio, algo que se ha notado en las reservas de los apartamentos turísticos (-7,6%). Los hoteles han capeado mejor el temporal este verano

Foto: Las plataformas como Airbnb son las principales perjudicadas. (EFE)
Las plataformas como Airbnb son las principales perjudicadas. (EFE)

La ‘fuga’ de turistas extranjeros a destinos en plena recuperación como Turquía, Túnez o Egipto en julio ha golpeado a plataformas como Airbnb o HomeAway. España recibió 9,9 millones de viajeros internacionales ese mes, un 4,9% menos respecto al mismo periodo del año anterior. Eso se traduce en menos pernoctaciones tanto en hoteles (-2,17%) como en apartamentos turísticos (-7,61%), los grandes perjudicados este verano.

La caída de turistas extranjeros pasa factura a los Airbnb de turno (más que a los hoteles)

En concreto, los apartamentos de uso turístico registraron 10,02 millones de pernoctaciones en julio, la cifra más baja desde 2015. Los hoteles han capeado mejor el temporal con 42,6 millones de reservas y una ocupación por plaza del 71%, frente al 49% de los apartamentos turísticos. No obstante, los datos del INE desvelan que la ocupación de ambos ha empeorado respecto al mismo mes de 2017 (-2,4% y -8,5%, respectivamente).

La desaceleración de los Airbnb de turno supone un cambio de tendencia. Por primera vez en nueve años, las pernoctaciones en apartamentos turísticos caen respecto al verano anterior. Venimos de un primer trimestre muy bueno para este tipo de alojamientos, pues sus reservas se dispararon casi un 30% y registraron un ritmo de crecimiento 10 veces superior al de los hoteles (+3%) en ese mismo periodo.

Este periódico maneja los datos recopilados por el INE respecto a apartamentos turísticos, categoría cuya empresa más representativa es Airbnb, si bien esta plataforma desmiente que las pernoctaciones hayan caido en julio en su caso. "El número de viajeros internacionales continúa creciendo en España y en todo el mundo, generando ingresos extra para las familias, los barrios y los comercios locales", zanjan fuentes de Airbnb. No obstante, se niegan a aportar los datos de ese teórico crecimiento correspondiente al mes de julio.

Las reservas de viajeros británicos se desplomaron un 13,8% en julio en apartamentos turísticos

¿Qué hay detrás del frenazo en julio? Queda por ver si el modelo ha tocado techo o se trata de un desliz puntual, motivado por el descenso de turistas extranjeros. En efecto, las pernoctaciones de no residentes en apartamentos turísticos representan un 66,2% del total, con Reino Unido y Alemania como principales mercados emisores. Las reservas de viajeros británicos se desplomaron un 13,8% frente a la caída de los alemanes (-5,3%).

Estos datos concuerdan con el descenso de turistas británicos (-5,6%) y alemanes (-6,2%) en julio. También vinieron menos franceses (-11,4%), italianos (-6%) y holandeses (-4,9%) a España, al contrario que los estadounidenses (+12,7%) y los nórdicos (+0,2%). En paralelo, los tres primeros son los responsables de que Turquía esté creciendo a un ritmo del 30%.

En cualquier caso, los ayuntamientos y las comunidades autónomas no se lo están poniendo fácil a las plataformas de la mal llamada ‘economía colaborativa’: ya están limitando las licencias en ciudades como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca para combatir la subida salvaje de los alquileres y la consecuente expulsión de los vecinos de sus barrios.

Como ocurriera con los taxis y los coches con licencia VTC (Uber, Cabify), los hoteleros llevan años batallando contra las viviendas de uso turístico, al considerar que no compiten en igualdad de condiciones. La maraña regulatoria (con 17 normativas autonómicas) no ayuda a resolver un problema que se ha convertido en prioridad de la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto.

Mientras tanto, Competencia se muestra partidaria de eliminar restricciones y unificar criterios para favorecer a los turistas. “Una mayor oferta de alojamientos turísticos provoca una reducción en el precio medio del mercado, no solo por sus menores tarifas respecto a los tradicionales sino por el efecto de una mayor competencia sobre los precios de hoteles y apartamentos (…) Supone un empoderamiento del consumidor”, zanja el último estudio de la CNMC sobre la regulación de las viviendas de uso turístico en España.

Cae la estancia media

No todos los indicadores de julio son negativos. Los precios de los hoteles han subido entre un 0,5% y un 5,7% en todas las categorías (de una a cinco estrellas), con un ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR) de 74 euros (+1,2%). Por su parte, el índice de precios de apartamentos turísticos creció un 2,7%.

La estancia media se sitúa en 3,65 días (-0,3%) en los hoteles, frente a los 6,22 días (3,8%) de los apartamentos turísticos. La gran esperanza blanca de los hoteleros es el turismo nacional, pues está compensando la menor afluencia de viajeros internacionales. De hecho, el 41% de los españoles prefiere veranear en su país. Solo el 21% se decanta por viajar al extranjero, mientras un 38% combina ambas opciones.

Venimos de un año excepcional. Ya sabíamos que era complicado alcanzar las cifras récord del verano pasado”, recuerda el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Juan Molas.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios