dos gramos más de co2 por kilómetro

La caída en ventas de los coches diésel dispara las emisiones de CO2

La caída en las matriculaciones de vehículos diésel ha provocado que aumenten las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) procedentes de coches nuevos vendidos en España

Foto: Un conductor llena el depósito de su coche en una gasolinera. (Pixabay)
Un conductor llena el depósito de su coche en una gasolinera. (Pixabay)

La caída en las matriculaciones de vehículos diésel ha provocado que las emisiones medias de dióxido de carbono (CO2) procedentes de coches nuevos vendidos en España se sitúen en 116 gramos por kilómetro recorrido durante el primer semestre del año, dos gramos más que la media en el mismo periodo de 2017, según datos de la consultora MSI para la patronal de concesionarios, Faconauto.

La organización atribuye el incremento de las emisiones al "trasvase de compradores que han optado por la gasolina", cuyas matriculaciones han crecido un 35% pese a que "los motores diésel emiten hasta un 20% menos de CO2". En este sentido, recuerda que la última generación de vehículos impulsados por gasóleo "es esencial para alcanzar los objetivos climáticos y la descarbonización del transporte en el futuro cercano".

El hecho de que aumenten las emisiones prueba que "el debate que se está generando desde ámbitos sociales y políticos alrededor del diésel es poco realista, no responde a las demandas de los consumidores y acelera artificialmente su desaparición", a juicio del presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, para quien la raíz del problema es "un parque automovilístico antiguo y contaminante".

Desde la patronal de concesionarios creen que el futuro pasa por las energías limpias, si bien estos vehículos no representan una "alternativa real para los ciudadanos" a día de hoy. A la espera de una mejor infraestructura, en lo que va de año los coches eléctricos apenas llegan al 0,3% de la matriculaciones, mientras que los híbridos a gas suponen el 0,9% del mercado y los de gasolina y motor eléctrico se sitúan en el 5%, de acuerdo a la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

La venta de diésel ha experimentado un declive paulatino desde 2012, cuando alcanzó una proporción récord de siete vehículos a gasoil por cada 10 matriculados en total. El sorpaso en cuota de mercado ya se produjo en junio de 2017, después de que la comisaria europea de Mercado interior, Industria y Emprendimiento, Ezbieta Bienkowska, anunciara el ocaso del gasoil. Sin embargo, la tendencia se ha intensificado este año y ahora mismo se vende casi un 20% más de automóviles de gasolina que de diésel. De manera inversa, los coches de gasolina han recuperado presencia en el mercado: desde el 29% de 2007 hasta el 57,6% en que ha cerrado julio.

Noemi Navas, directora de Comunicación de Anfac, atribuye la responsabilidad a "las informaciones y manifestaciones al respecto del diésel" que, en su opinión, están provocando una caída en picado de las ventas "cuando los vehículos diésel nuevos tienen unas emisiones de dióxido de nitrógeno (NOx) y partículas similares a los vehículos gasolina y muchas menos emisiones de CO2". "Esta reducción tan drástica puede tener un severo impacto en la industria y en el sector, además de la incertidumbre que se está generando en el cliente", lamenta.

Para entender el cambio de tendencia en el mercado, es útil guiarse por los movimientos de la Unión Europea, que en la década de los ochenta apostó por reducir las emisiones de CO2 animando a las compañías a invertir en diésel. Tanto un tipo de motor como el otro producen emisiones de CO2, un gas que favorece el calentamiento global, pero los coches de gasoil emiten, además, NOx y partículas no quemadas que quedan en suspensión, dos agravantes para la contaminación del aire que han propiciado un volantazo en el viejo continente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios