Hacienda prepara la salida inmediata del director de Tributos tras fichar por EY
  1. Economía
SE ESTUDIA SU INCOMPATIBILIDAD CON EL NUEVO CARGO

Hacienda prepara la salida inmediata del director de Tributos tras fichar por EY

La salida del director general de Tributos será inmediata. García Valera ha fichado por EY y su compatibilidad la estudia ahora la ministra Batet, que se ha llevado función pública

placeholder Foto: Alberto García Valera, en una imagen de archivo. (EFE)
Alberto García Valera, en una imagen de archivo. (EFE)

La salida de Alberto García Valera como director general de Tributos será “en breve”. Así lo aclaran fuentes del Ministerio de Hacienda, que desvinculan esta decisión de su fichaje como director para Andalucía de la consultora EY. García Valera es el último alto cargo del equipo de Cristóbal Montoro que permanecía en Hacienda, y su fichaje por una empresa privada está sobre la mesa de la Oficina de Conflictos de Intereses (OCI), ahora dependiente del Ministerio de Política Territorial.

El fichaje fue adelantado por el diario 'Expansión' la pasada semana, y desde entonces se han levantado voces contra su salida del Ministerio de Hacienda de un día para otro hacia una empresa privada que tiene amplios intereses en cuestiones fiscales.No en vano, la dirección general de Tributos es un puesto clave en el organigrama del ministerio. Sobre todo, en estos momentos en que Hacienda está preparando una batería de nuevos impuestos, cuya redacción es competencia exclusiva de su departamento.

El equipo de García Valera, de hecho, es quien está redactando —ya desde los tiempos de Montoro— el anteproyecto de ley que creará un nuevo impuesto a las compañías tecnológicas, además de estar detrás de nuevos tributos como el que pretende gravar los beneficios de la banca. Es, por lo tanto, un puesto central, y aunque se ha barajado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, le había pedido que se quedara algún tiempo más para que culminara los trabajos, fuentes oficiales del departamento lo descartan. Y, de hecho, se da por seguro que García Valera saldrá del cargo en el próximo Consejo de Ministros. Según fuentes de toda solvencia, cuando Montoro dejó el ministerio hace mes y medio, todavía no existía un borrador de proyecto de ley sobre el impuesto a las tecnológicas.

Foto: La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dialoga con su predecesor, Cristóbal Montoro. (EFE)

Otra cosa muy distinta es la cuestión de su compatibilidad con su nuevo cargo en EY tras dejar el Ministerio de Hacienda, lo cual depende de una decisión del ministerio de Meritxell Batet, que se llevó a su departamento la cartera de función pública.

Hasta ahora, la posición de la Oficina de Conflicto de Intereses ha sido muy laxa con las incompatibilidades, y, de hecho, son numerosos los altos cargos que han salido hacia empresas que litigan frecuentemente con Hacienda sin solución de continuidad.

Dos años de incompatibilidad

La oficina tiene entre sus funciones requerir a quienes sean nombrados o cesen en el ejercicio de un alto cargo de la Administración general del Estado el cumplimiento de las obligaciones previstas en la ley. Y lo que dice la ley reguladora del ejercicio del alto cargo del Estado es que los altos cargos, durante los dos años siguientes a la fecha de su cese, “no podrán prestar servicios en entidades privadas que hayan resultado afectadas por decisiones en las que hayan participado”. La prohibición se extiende tanto a las entidades privadas afectadas como a las que pertenezcan al mismo grupo societario. Y parece evidente que las resoluciones de Tributos afectan a clientes defendidos por EY.

La Oficina de Conflicto solo ha vetado el 2% de las compatibilidades de altos cargos en 12 años

La ley, igualmente, establece que quienes hubieran ocupado un puesto de alto cargo deberán efectuar, durante el periodo de dos años, y ante la Oficina de Conflictos de Intereses, “declaración sobre las actividades que vayan a realizar, con carácter previo a su inicio”. Es decir, que la salida de García Valera hacia la consultora EY solo será posible si lo autoriza la Oficina de Conflicto de Intereses, dependiente, como se ha dicho, del Ministerio de Política Territorial.

La Oficina de Conflicto de Intereses solo ha vetado el 2% de las compatibilidades de altos cargos en 12 años. De las 453 solicitudes, solo se han desestimado nueve, aunque también ha habido 14 desistimientos. De hecho, el Tribunal de Cuentas cuestionó a la oficina por no desarrollar sus facultades para verificar la información declarada.

Ministerio de Hacienda Cristóbal Montoro Administraciones Públicas Consultoría Consejo de Ministros
El redactor recomienda