una caída del 16,1%

Cataluña: la venta de coches de empresa se hunde tras la fuga masiva de compañías

La comunidad gobernada por los partidos independentistas sufre una bajada de casi 6.000 vehículos corporativos (-16,1%) en 2018 frente a una subida en Madrid de casi 26.000 automóviles (+34,8%)

Foto: Avenida Diagonal de Barcelona. (EFE)
Avenida Diagonal de Barcelona. (EFE)

Cataluña ha sufrido el mayor descenso de matriculaciones de coches de empresa en la primera mitad de 2018 con respecto al mismo periodo de 2017. La región gobernada por PDeCAT y ERC ha visto disminuidas las ventas de automóviles corporativos en casi 6.000 unidades.

Esto supone una caída del 16,1% (de 35.609 coches a 29.878) y la convierte en la comunidad autónoma que más registros pierde de todo el territorio nacional con diferencia, según los datos publicados por Aniacam y el instituto de estudios de automoción Ideauto.

La fuerte caída catalana contrasta con el avance del resto de comunidades autónomas, que han visto mejoradas sus ventas (solo Baleares, Navarra y Castilla-La Mancha ceden un porcentaje mínimo). En el total de España, los vehículos de empresas han aumentado más del 15% entre enero y junio de 2018 con respecto a la primera mitad de 2017.

Barcelona, la que más cae

La caída de Cataluña viene determinada por el derrumbe de Barcelona. Según los datos de las patronales Ganvam, Anfac y Faconauto, en la provincia de la capital catalana la caída es de casi un 20%, mientras que en Girona y en Tarragona aumentan un 11,4% y un 0,5%, respectivamente, en la primera mitad de este año. Lleida, por su parte, cae un 1,4%. En términos absolutos, la caída de 6.000 vehículos se puede achacar casi al 100% a los datos de Barcelona.

Frente a estos descenso, destaca el incremento de Madrid, que ha registrado casi 26.000 vehículos de empresa más. Esta aceleración es del 34,8%, lo que coloca a la capital de España como la región más alcista tanto en términos relativos como absolutos.

El peso de Madrid respecto al total de España ha pasado del 40,9% al 47,7%. Es decir, casi uno de cada dos coches de empresa se matricula en Madrid. En el otro lado de la balanza se sitúa Cataluña. De representar el año pasado casi el 20% del total de vehículos corporativos vendidos en España, ha pasado a representar menos del 15%.

En Cataluña, Barcelona registra casi toda la caída de coches de empresa. La capital catalana pierde un 20% de ventas: cerca de 6.000 vehículos menos

Esta situación se da después de la salida masiva de empresas de Cataluña. Tras el referéndum ilegal del 1 de octubre, más de 5.400 compañías han decidido trasladar su sede de Cataluña a otros lugares de España, según los datos publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil a cierre de junio. La gran mayoría de estas empresas han cambiado su sede de Barcelona a Madrid.

Esta caída en el canal de empresas, que supone alrededor de un tercio del total de ventas, no se corresponde con los otros dos canales de matriculación: las flotas de vehículos de alquiler y las ventas a particulares. Tanto en un caso como en el otro, Cataluña evoluciona por encima de la media nacional.

Recaudación a Madrid

Las menores compras de vehículos corporativos en Cataluña de empresas que pueden estar matriculando en otras comunidades autónomas tiene un impacto directo en las arcas que gestionan la Generalitat y los ayuntamientos catalanes.

Además del impacto económico para el sector, los 6.000 vehículos menos registrados en la primera mitad de 2018 suponen un menoscabo fiscal para las localidades catalanas donde se registraban esas ventas, ya que el impuesto de circulación es de gestión municipal y se cobra anualmente.

La mitad del IVA que se cobra por cada vehículo matriculado se destina a la región donde se produjo la venta en cuestión. Por otro lado, el impuesto de matriculación también es de dominio autonómico.

Así, aunque la Agencia Tributaria es quien lo recauda, posteriormente se reparte entre las CCAA. Con este tributo, además, se espera un repunte a partir de 2019 con la entrada de los nuevos controles de emisiones, que harán una medición más exigente y permitirán subir de escalón tributario a muchos modelos.

Justo la situación opuesta vive la capital de España. El repunte de 26.000 vehículos más en Madrid este 2018 que en el mismo periodo de 2017 supondrá también mayores ingresos para las arcas de la comunidad gobernada por el Partido Popular.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios