Verían incrementada su base mínima

El Gobierno estudia subir la cotización de los autónomos que ganan más de 40.000 euros

Crearía tres tramos para reducir la aportación obligatoria de los autónomos que no alcancen el SMI. El Ejecutivo ha recogido la propuesta de UPTA, que cada vez tiene más apoyos

Foto: La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y el presidente de ATA, Lorenzo Amor. (EFE)
La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, y el presidente de ATA, Lorenzo Amor. (EFE)

El Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) arrastra un problema histórico que nadie ha conseguido solucionar: como los autónomos pueden elegir su base de cotización, la mayoría se limita a aportar el mínimo legal. El resultado es que los ingresos de la Seguridad Social son reducidos y, además, las pensiones que reciben tras la jubilación son muy bajas, porque aportaron muy poco durante su vida laboral. El Gobierno quiere evitar que se prolongue esta situación y busca fórmulas para que su base de cotización se aproxime a sus ingresos reales. La fórmula que tiene más consenso es la propuesta por UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos) y también es la que más gusta al Gobierno.

Esta propuesta se basa en tres tramos de cotización que permitirían liberar la carga que soportan los autónomos más precarios, y elevar la carga sobre los que más ganan. En concreto, los afectados serían los autónomos cuyos ingresos reales superaran los 40.000 euros anuales netos (en torno a los 70.000 euros brutos). Esto significa que la medida afectaría al 30% de los autónomos, quienes tendrían que soportar una base mínima de cotización de 1.840 euros mensuales, el doble que la base mínima actual. Si se aplica el tipo general de cotización, tendrían que aportar un mínimo de 550 euros a la Seguridad Social.

Esta medida ayudaría a aliviar el déficit del RETA, que es uno de los regímenes de la Seguridad Social con mayor desfase entre ingresos y gastos. Y lo conseguiría cargando el coste sobre los autónomos con mayores ingresos, que son quienes menos aportan, en porcentaje de sus ingresos. O, en palabras de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, son los que están “infracotizando”.

[Los autónomos estallan contra Amazon: "Esto es esclavismo"]

Al mismo tiempo, el Gobierno estudia medidas para aliviar la carga de cotización sobre los autónomos con menos ingresos. La propuesta es rebajar la aportación de todos los trabajadores cuyos ingresos anuales no alcancen el salario mínimo interprofesional (SMI), que actualmente está en 10.302,60 euros. El ministerio estudia reducir su cotización hasta situarla en el entorno de la tarifa plana actual (50 euros al mes). De esta forma, los autónomos tendrían mayores ingresos para poder mejorar su trabajo con la vista puesta en elevar sus ingresos en el futuro.

Esta ’tarifa reducida’ se aplicaría durante un periodo de tiempo, para evitar que exista una actividad bonificada por la Seguridad Social de forma indefinida. De lo contrario, sería el sistema quien estaría financiando un negocio que no genera beneficios. El objetivo evidente es ayudar a los autónomos en los primeros años de actividad hasta que consigan asentarse.

El Gobierno también estudia medidas para aliviar la carga de cotización sobre los autónomos que no llegan al salario mínimo

UPTA considera que esta medida ayudaría a muchos autónomos a salir de la economía sumergida. Actualmente, no declaran sus ingresos porque son tan bajos que no les permitirían cubrir la cuota mensual a la Seguridad Social. Sin embargo, si el umbral de cotización se reduce mucho, “sería una invitación para que salieran de la economía sumergida”.

[Sindicatos y patronal pactan subir los salarios un 2% anual]

Por último, el tramo intermedio, que va desde el salario mínimo interprofesional hasta los 40.000 euros de ingresos anuales, se mantendría sin cambios, rigiéndose por el sistema actual. Su base mínima se situaría en el entorno de los 920 euros mensuales y con los tipos de cotización actuales.

Según los cálculos de UPTA, esta reforma del RETA permitiría elevar los ingresos de la Seguridad Social en unos 2.000 millones de euros. De esta forma, se eliminaría casi la mitad del déficit actual de este régimen especial y sería una gran ayuda de los autónomos para acabar con el agujero del sistema.

Hacia un gran consenso

El Gobierno necesita alcanzar un gran consenso en el Congreso para llevar a cabo la reforma del RETA. La propuesta de UPTA cuenta con el visto bueno de una mayoría del Parlamento, lo que serviría como trampolín para que el ministerio pueda culminar la tramitación con éxito.

“Nosotros lanzamos la propuesta en enero y nos hemos reunido varias veces con todos los grupos políticos, y prácticamente tiene consenso”, explica Eduardo Abad, secretario general de UPTA. “Los partidos comprenden que hay autónomos que están cotizando por encima de sus ingresos y que hay otros que tienen unas cotizaciones muy poco lesivas”.

[Las 7.800 "falsas autónomas" que venden todas las Thermomix en España]

La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) advierte de las dificultades técnicas para obligar a que los autónomos coticen exactamente por sus ingresos reales. Por ese motivo, dividir la aportación en tres tramos simplificaría mucho el sistema y lo hace factible.

Lanzamos la propuesta en enero y nos hemos reunido varias veces con los grupos políticos, y prácticamente tiene consenso

Precisamente las principales dudas del ministerio responden a las dudas técnicas sobre cómo estimar los ingresos. La propuesta de UPTA se centra en calcular los ingresos de los autónomos de los años anteriores y que coticen por ellos en el ejercicio en curso. En este caso, se tendrían que introducir elementos correctores por si sufren una caída brusca de los beneficios. Otra opción que baraja Trabajo es que la cotización se ajuste trimestralmente o anualmente, una vez que los autónomos liquiden sus ingresos y gastos, y así puedan pagar lo que les corresponde aunque se haga con retraso.

La reforma todavía está pendiente de negociación en la subcomisión del RETA del Congreso de los Diputados. El Ministerio de Trabajo tiene predisposición a dialogar con los grupos y las organizaciones de autónomos para cerrar un acuerdo en los próximos meses y considera que es óptimo alcanzarlo. Por su parte, UPTA ha negociado con los grupos políticos que el informe que salga de la subcomisión se tramite como proyecto de ley en las Cámaras.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
44 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios