la idea del consejo va más allá de la de nadal

Ribera topa con Merkel en su debut europeo: el Consejo busca reforzar el impuesto al sol

La nueva ministra de Transición Ecológica encontrará este lunes una propuesta de sus homólogos comunitarios, influida por Alemania, que quiere extender aún más la imposición al autoconsumo

Foto: La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a su llegada al Palacio de la Moncloa. (EFE)
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a su llegada al Palacio de la Moncloa. (EFE)

El Gobierno de Pedro Sánchez tendrá su primer reto de altura este mismo lunes. La nueva ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aterriza en Luxemburgo para representar a España en un Consejo Europeo que pretende dar una vuelta de tuerca al impuesto al sol, defendido por su antecesor Álvaro Nadal. La ministra portavoz, Isabel Celaá, destacaba esta cita como "importante" tras el primer Consejo de Ministras y de Ministros del ejecutivo socialista.

Según fuentes presentes en las negociaciones de la directiva de renovables, el órgano representado por los 27 ministros de Energía de la UE ha trasladado a las partes implicadas una propuesta en materia de autoconsumo aún más restrictiva que la posición inicial defendida a finales de 2017. Es decir, más dura que la propuesta apoyada por el exministro Álvaro Nadal y que va más allá del vigente peaje de respaldo que rige en España.

Según las fuentes consultadas, los ministros europeos, muy influidos por Alemania, pretenden extender las cargas impositivas a todas las instalaciones de autoconsumo a partir de 3 kilovatios de potencia (practicamente todas), cuando en España, los complejos de hasta 10kW están exentos del impuesto al sol.

La férrea postura de Alemania, que compartía el Gobierno de Mariano Rajoy, tiene que ver en gran medida con las innumerables instalaciones de cogeneración del país germano. Con un gran tejido industrial, Peter Altmaier, el ministro de Energía de la CDU de Angela Merkel desde marzo, no quiere que queden fuera del radar tributario de la canciller estas instalaciones de generación distribuida.

El consejo de ministros de Energía de la Unión Europea de este lunes debe dejar ya fijada la posición común con los últimos puntos más discutidos para que el miércoles 13 de junio se lleven al trílogo (negociación entre el Consejo y el Parlamento mediada por la Comisión). Fuentes comunitarias confían en que la nueva postura adoptada por España, mucho más proclive a las renovables, e Italia, que también estrena representante con ideas más abiertas hacia la generación verde, consigan doblegar la voluntad de países como Alemania o Polonia, mucho más conservadores en lo que a transición ecológica se refiere.

Bulgaria, a la que le corresponde la presidencia rotatoria del Consejo Europeo, quiere cerrar esta directiva de renovables en breve, ya que su mandato termina a mitad de este año y después le toca a Austria. Además del impuesto al sol, aún están por definir puntos importantes como el objetivo de renovables para 2030, el nivel de interconexiones o el consumo de biocombustibles para transporte.

Por la parte del Parlamento Europeo, el ponente encargado de defender la postura de la Eurocámara es el exministro socialista José Blanco. El eurodiputado que sacó adelante la posición del legislativo europeo ya advirtió de que se negaría a que la directiva de renovables incluyera restricciones como el impuesto al sol que existe en España. No obstante, la postura del Consejo, donde están los ministros, tiene mucha preponderancia, ya que es quien finalmente aporta los fondos de todas las iniciativas.

Además, el peaje de respaldo o impuesto al sol es un asunto que es de interés sobre todo en España. En las deliberaciones de la Cámara de Estrasburgo este tema fue ignorado entre los parlamentarios de toda Europa.

Pase lo que pase con la directiva europea, si el PSOE decide tumbar el impuesto al sol, como está dispuesto a hacer si reúne los apoyos suficientes en el Congreso de los Diputados, las implicaciones de Europa dejarían de notarse en territorio nacional. Según explica el director general de la Unión Fotovoltaica Española (UNEF), José Donoso, la directiva permitiría aplicar el impuesto al sol, pero no obliga a los estados miembros.

No obstante, este experto advierte que si finalmente Bruselas elabora una norma que contempla este tributo, la hipotética vuelta del Partido Popular u otra organización al poder que quisiera retomar el impuesto al sol podría hacerlo, ya que la normativa europea lo contempla y se puede transponer en la legislación nacional. Precisamente, los más beligerantes con este peaje confiaban en que la directiva europea lo tumbara, lo que sí hubiera obligado al Gobierno del PP a eliminarlo.

Hasta ahora, el ministro de Energía Álvaro Nadal había defendido el peaje de respaldo porque según entiende el autoconsumo traslada costes fijos del sistema de los autoconsumidores a los que no lo son. En la misma línea se situó el comité de Expertos nombrado por el Gobierno anterior.

Pese a que veía factible eliminarlo si se sacaban algunos costes del sistema eléctrico y se repartían entre el resto de consumos energéticos, también consideraba que tal y como está estructurado el sistema eléctrico, los autoconsumidores se libraban de algunos costes a costa del resto, en lo que incluso llegó a calificar como un traslado de rentas "regresivo".

Ahora está por ver cómo regula la generación distribuida el nuevo Gobierno del PSOE si finalmente logra los apoyos para derogar una de las normas que más rechazo le ha generado al Partido Popular.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios