EL LÍDER DEL PSOE ESTUDIA UNIR DE NUEVO ECONOMÍA Y HACIENDA

Escudero, Sevilla, De la Rocha...: el equipo económico del presidente

La cantera de Pedro Sánchez para confeccionar su equipo económico saldrá de los grupos de trabajo coordinados por Manu Escudero. Una mezcla de viejas caras y jóvenes economistas

Foto: El secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Manuel Escudero. (EFE)
El secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Manuel Escudero. (EFE)

Si es verdad que la composición de un consejo de ministros es el mejor espejo de su presidente, es probable que Pedro Sánchez tenga mucho de dónde elegir. Al fin y al cabo, pocos partidos, desde luego en el ámbito económico, tienen un ala izquierda más o menos explícito —representada por Manu Escudero— y un ala más moderada, entre ellos Jordi Sevilla, el hombre fuerte de Sánchez durante su primer asalto a la Moncloa.

Entre uno y otro cabe una amplia panoplia de economistas que en los últimos doce meses —desde que Sánchez volvió a Ferraz— han creado un buen número de grupos de trabajo sobre los temas más variados. Entre ellos, el eurodiputado Jonás Fernández o los economistas Daniel Fuentes, Manuel de la Rocha, Santos M. Ruesga, José Moisés Martín, Alain Cuenca, Rocío Martínez-Sampere o Jorge Fabra, muchos de ellos enrolados en Economistas Frente a la Crisis. Además de viejos compañeros de viaje ,como Toni Ferrer (exUGT); Valeriano Gómez, Maurici Lucena, el exministro Miguel Sebastián, Teresa Ribera, Luis Atienza, Juan Moscoso del Prado (Asuntos Europeos) o Ángel Ubide, llamado a ocupar un puesto clave en el anterior 'gobierno en la sombra' de Sánchez.

La pieza a cazar por todos en el futuro Gobierno de Sánchez es, lógicamente, el Ministerio de Economía, y de manera intuitiva todos los consultados coinciden en el nombre de Manu Escudero (1946), secretario de Política Económica de la ejecutiva socialista. Ahora bien, al mismo tiempo se recuerdan dos factores fundamentales que enfrían su nombramiento. Por un lado, no está claro que Sánchez quiera mantener la estructura del área económica de Rajoy, donde han convivido —con muchas fricciones— el Ministerio de Economía (Guindos/Escolano) y el de Hacienda (Montoro).

Pedro Sánchez, del paro a la Moncloa

La tradición en los gobiernos socialistas desde 1982 —y es la que más gusta hoy en el partido— es de volver a unir ambas áreas, lo que significaría entregar un enorme poder a Escudero, cuya visión de la economía es muy crítica con el actual statu quo. Algo que se demostró muy recientemente con la aprobación de un documento estratégico en el que el PSOE, frente a la globalización a ultranza, reivindicaba la alterglobalización, una especie de apertura comercial con rostro humano. El documento fue pactado con los sindicatos y con cinco ONG.

La tradición en los gobiernos socialistas es volver a unir Economía y Hacienda, lo que significaría entregar un enorme poder a Escudero

Escudero, igualmente, está detrás de la idea lanzada por Sánchez hace unos meses de aprobar impuestos al sistema financiero para financiar las pensiones. Escudero —antiguo guerrista y con un gran perfil académico— fue coordinador del Programa 2000, con el que el PSOE de mediados de los años 80 pretendía enfrentarse a los cambios del siglo XXI. Aunque siempre ha estado en las bambalinas del PSOE, nunca ha sido un gestor.

Financiación autonómica

En los grupos de trabajo creados por el PSOE para actualizar su programa económico también se encuentran altos funcionarios hoy en activo. Algunos de ellos, procedentes de la anterior época de gobierno socialista, y que han participado de forma discreta —también miembros del servicio de estudios del Banco de España— para no desvelar su identidad. Además de anteriores altos cargos como David Vegara (exsecretario de Estado de Economía con Solbes) o el propio Alain Cuenca, exdirector general de Coordinación con las Haciendas territoriales, y un consumado especialista en financiación autonómica.

El portavoz de Economía del PSOE, Pedro Saura. (EFE)
El portavoz de Economía del PSOE, Pedro Saura. (EFE)

Cuenca tiene como handicap que ha sido muy crítico con la forma de calcular el cupo vasco, hasta el punto de que presentó una queja ante el Defensor del Pueblo en funciones, el socialista Francisco Fernández Marugán. No sería, por lo tanto, el mejor candidato para el PNV.

El diputado Pedro Saura, igualmente, está llamado a cumplir un papel relevante en el equipo económico de Sánchez, como Javier Lasarte, portavoz socialista en la Comisión de Presupuestos. Saura ha cubierto con un gran trabajo parlamentario la travesía del desierto de los socialistas en el Congreso. Y, de hecho, se ha batido el cobre en numerosas ocasiones con el correoso ministro Montoro. Es por eso que es probable que ocupe un lugar en el ejecutivo.

En esa línea puede situarse el caso de Toni Ferrer, durante años secretario de Acción Sindical de UGT, y uno de los sindicalistas más respetados del panorama laboral. Ferrer es actualmente miembro de la ejecutiva, y, si accede a la cartera de Empleo, sería lo mismo que un puente de plata con dirección a los sindicatos en el marco de esa agenda social que reivindicó Sánchez en su discurso durante la moción de censura. Al igual que sucede con Magdalena Valerio, miembro de la ejecutiva y experta en Seguridad Social.

También en ese sentido se encuentra Teresa Ribera, una de las mayores expertas españolas en sostenibilidad y cambio climático, y, por supuesto, Cristina Narbona, la presidenta del PSOE y la eterna referencia de los socialistas en cuestiones medioambientales. Ribera podría encabezar un gran ministerio en el que se incluyeran los departamentos que hoy están diseminados entre Agricultura y Energía en relación a los cumplimientos de los acuerdos de París.

La exsecretaria de Estado española de cambio climático, Teresa Ribera. (EFE)
La exsecretaria de Estado española de cambio climático, Teresa Ribera. (EFE)

Un caso parecido es el de la exministra de Vivienda y registradora Beatriz Corredor, una de las figuras del socialismo que se puso desde un primer momento al lado de Sánchez cuando nada daba un euro por su elección como secretario general del PSOE. Corredor podría ocupar el área de Fomento dándole mayor relevancia a las políticas de vivienda. En su contra juega su presunta implicación en una red de financiación ilegal del PSOE en la Comunidad valenciana.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios