Noticias de Cataluña: Las vacaciones de españoles en Cataluña se hundieron un 17% tras el 1-O
El resultado oficial del Boicot al turismo catalán

Las vacaciones de españoles en Cataluña se hundieron un 17% tras el 1-O

La reacción de muchos ciudadanos al 'procés' fue hacer un boicot a los bienes y servicios catalanes, incluyendo el turismo. Solo el turismo de congresos ha evitado un desplome mayor del sector

Foto: Imagen de la playa de la Barceloneta. (EFE)
Imagen de la playa de la Barceloneta. (EFE)

La celebración del referéndum del 1 de octubre provocó una ruptura entre Cataluña y el resto del Estado. En ese momento, se disparó el boicot a los bienes y servicios catalanes que llegó hasta al turismo. La 'Encuesta de turismo a residentes', publicada por el INE, muestra hasta qué punto los residentes evitaron viajar a Cataluña durante los tres meses posteriores a la celebración del referéndum. Solo el turismo de negocio y congresos salvó a los hoteles de la región en esos meses de máxima tensión política y social. El resto de los segmentos del negocio turístico se hundieron, como muestra la encuesta, en lo que fue una clara respuesta al desafío independentista.

Muchas empresas turísticas advirtieron en ese momento de una gran caída del número de reservas y la pérdida de miles de millones de euros de ingresos. El INE ya ha puesto las cifras oficiales: los viajes turísticos a Cataluña se hundieron un 17% en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, lo que no dista mucho de la caída del 20% que pronosticó Exceltur. Es posible que una parte de esta caída se produjese por el temor tras los atentados de Barcelona y Cambrils de agosto, pero lo más probable es que su impacto fuese muy limitado, ya que los niveles de preocupación por el terrorismo internacional se mantuvieron en estadios muy bajos durante todos esos meses.

El turismo de vacaciones y ocio a Cataluña de ciudadanos residentes en otras comunidades autónomas se redujo un 17% interanual, lo que contrasta con el crecimiento del 11% del turismo de interior en el conjunto de España. Esto significa que no fue un problema del conjunto del país, sino que se circunscribió a Cataluña. Por ejemplo, el Imserso se quedó sin cubrir sus plazas en la comunidad por primera vez en la historia. En esos tres meses se produjeron 335.000 viajes de ocio y vacaciones a la región, muy lejos de los 402.000 viajes del mismo periodo de 2016. Según los datos del INE, Cataluña perdió algo más de 67.000 viajes en este periodo, mientras que en el conjunto de España se incrementaron en 727.000 viajes.

Pero no solo se hundió el turismo de vacaciones. Los viajes para visitar a familiares y amigos cayeron incluso más. En concreto, se redujeron un 22% en el cuarto trimestre respecto al mismo periodo del año anterior, lo que contrasta con el crecimiento del 15% del conjunto de España. Por su parte, los viajes por motivos personales se hundieron un 19%. El turismo de negocios y congresos fue el único que se incrementó y consiguió minimizar el golpe para el sector.

[Barcelona se cae del 'top 3' de los más vendidos en Destinia]

En conjunto, el número de viajes a Cataluña en el cuarto trimestre, sumando todos los sectores, cayó un 9%, en contraste con el conjunto de España, donde aumentaron un 6%. Todavía no hay datos disponibles del primer trimestre de este año, pero las empresas del sector confirman una vuelta a la normalidad del sector turístico una vez que la tensión política y social se ha calmado.

Competencia en precios

La reacción del sector a la caída de la demanda fue la misma de siempre: reducir los precios y lanzar ofertas para minimizar el número de camas vacías. Lo que consiguieron con esta política las empresas turísticas de Cataluña fue limitar la caída del número de viajes, que hubiese sido mayor, y aumentar la duración de los viajes.

Así, el periodo medio de cada visita en el cuarto trimestre del año fue de 4,1 días, por encima de los 3,9 días del mismo periodo del año anterior. Gracias a esta estrategia de negocio, el sector consiguió que la caída de sus ingresos fuese inferior al hundimiento del número de viajes. En concreto, el gasto total se redujo un 7% respecto al año anterior, mientras que el descenso en el número de viajes superó el 9%.

[Barcelona pierde los 40.000 profesionales que viajarían cada año a la EMA]

Sin embargo, esta política comercial tuvo un efecto negativo: la caída del gasto medio diario de los turistas. Es el resultado de la bajada de precios para atraer a los viajeros, tanto españoles como extranjeros. Según los datos del INE, los viajeros de España a Cataluña se gastaron 91,7 euros de media diarios, un 3,7% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios