Sigue el camino marcado por yellen

Powell debuta en la Fed: sube los tipos y prevé retirar los estímulos más rápido

La entidad deja la puerta abierta a subir los tipos de interés tres veces más este año, lo que aceleraría la normalización monetaria. Eleva la previsión de crecimiento en dos décimas para 2018

Foto: El nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell (Reuters)
El nuevo presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell (Reuters)

Tal y como se esperaba, Jerome Powell, nuevo presidente de la Reserva Federal, se ha estrenado en el cargo con una subida de los tipos de interés, que pasan a situarse en una horquilla entre el 1,5% y el 1,75%. Un alza de 25 puntos porcentuales que ya esperaba el mercado y que dejó encaminada su antecesora en el cargo, Janet Yellen. La votación ha sido sencilla, ya que se ha cerrado con unanimidad dentro del Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC). De esta forma, Powell opta por seguir el camino abierto por Yellen para no inquietar demasiado al mercado, que en los últimos meses se ha mostrado sensible a los episodios de volatilidad.

La entidad reconoce que la economía ha comenzado el año con mayor dinamismo de lo que se esperaba, lo que le lleva a elevar su previsión de crecimiento para este año hasta el 2,7%, dos décimas más que en el cuadro macroeconómico de diciembre, y para 2019 hasta el 2,4%, tres décimas más. Powell ha justificado este incremento en las previsiones económicas en los estímulos fiscales aprobados por Donald Trump, la confianza de los actores económicos y las condiciones financieras acomodaticias. "La economía es más sana que hace diez años", ha sentenciado Powell. La entidad también anticipa un repunte de la inflación "en los próximos meses", algo que no estimaba hace tres meses, pero sin superar el objetivo del 2%.

Este buen ritmo de la economía ha provocado que el famoso 'cuadro de puntos', (dot plot) indique ahora una normalización de los tipos de interés algo más rápida de la que estimaba la entidad hasta hace tres meses. En concreto, ahora ya solo hay dos miembros que crean que el precio oficial del dinero seguirá este año por debajo del 2%, mientras que el resto se sitúan entre el 2% y el 2,5%, lo que deja la puerta abierta a tres subidas de tipos este año, algo que no se esperaba en diciembre. Como consecuencia, la entidad sitúa ahora el rango central de tipos para este año entre el 2,1% y el 2,4%, frente a la horquilla del 1,9% y el 2,4% que tenía hasta ahora.

[La próxima recesión llegará antes de 2020: ¿cómo y por qué ocurrirá?]

La entidad prevé que en 2020 los tipos de interés se sitúen ya en el 2,5%, lo que supone también 25 puntos básicos más que en su anterior previsión. En cuanto al rango central de los tipos, estarán entre el 3,1% y el 3,6%, claramente por encima de la horquilla del 2,6%-3,1% que estimaba en diciembre. En cualquier caso, Powell ha explicado que la evolución de los tipos dependerá de los datos económicos que se vayan publicando, un discurso que es idéntico al que empleaba Yellen. "Si la economía va algo mejor o algo peor, la velocidad de las subidas de tipos será algo más rápida o más lenta", ha remarcado Powell.

Necesitamos que las previsiones de inflación estén ancladas en el 2% [...], no vemos en los datos una aceleración de la inflación

La Reserva Federal no ha podido mostrarse ajena al buen momento de la economía mundial, pero lo hace con un tono prudente, para no asustar a los mercados. La entidad reconoce en su comunicado que "la previsión económica se ha fortalecido en los últimos meses", pero advierte que los episodios de volatilidad de las últimas semanas han endurecido las condiciones de financiación en los mercados, por lo que todavía hay que ser prudentes. De esta forma, Powell sigue con el discurso de Yellen para tratar de hacer una retirada de estímulos sin afectar a la confianza de los inversores.

["La inflación es la mayor amenaza para la economía y los mercados"]

La entidad también ha mejorado su estimación de desempleo, que caerá en 2019 hasta el 3,6%. Si cabe, un paso más en el 'pleno empleo' en la principal economía del mundo. Sin embargo, la Fed todavía no percibe presiones inflacionistas en la economía, lo que permite argumentar una política todavía muy acomodaticia. "Necesitamos que las previsiones de inflación estén ancladas en el 2%", ha remarcado Powell, "no vemos en los datos una aceleración de la inflación".

La política comercial de EEUU se ha convertido en una preocupación para los líderes empresariales de cara al futuro

La prudencia ha dominado todo el discurso del nuevo presidente de la Reserva Federal. Tanto que ha querido minimizar el impacto de la política comercial restrictiva que ha empezado a aplicar Trump, pero, al mismo tiempo, ha advertido de los riesgos de esta decisión. "No creo que las decisiones en la política comercial afecten a nuestra previsión de crecimiento", ha señalado Powell, para después advertir que diversos miembros del FOMC han advertido de que, en conversaciones con empresarios y líderes económicos, "la política comercial se ha convertido en una preocupación para el futuro".

Powell también ha remarcado las consecuencias positivas que tendrá la política fiscal expansiva aprobada por Trump. El presidente de la Fed considera que este estímulo de la demanda debería generar también una respuesta positiva por la vía de la oferta, lo que sería positivo para el crecimiento del país en el medio plazo. "Las empresas invertirán y así elevarán la productividad del país", ha remarcado Powell, "aunque los efectos tardan más en aparecer".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios