primer viaje del nuevo ministro a bruselas

Escolano, la difícil tarea de reafirmar España en la eurozona sin pisar callos

España seguirá defendiendo una línea europeísta y una mayor integración de la eurozona tras el reemplazo de Luis de Guindos por Román Escolano al frente de Economía

Foto: El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano (izda.), conversa con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (c), y con su homólogo italiano, Pier Carlo Padoan. (EFE)
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano (izda.), conversa con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici (c), y con su homólogo italiano, Pier Carlo Padoan. (EFE)

Cambio de timonel, pero no de rumbo. España seguirá defendiendo una línea europeísta y una mayor integración de la eurozona tras el reemplazo de Luis de Guindos por Román Escolano al frente de Economía. Lo ha dejado claro el nuevo ministro en su primer viaje a Bruselas, adonde se ha desplazado pese a “saltar con el tren en marcha” hace apenas tres días. No quería perderse su primera reunión del Eurogrupo, consciente de que es el foro donde se fraguan las grandes decisiones sobre el futuro del euro y de sus países.

“Me parece importante que España esté presente”, ha asegurado Escolano, con un torno cordial que no escondía ni su alegría por haber accedido al cargo ni un ligero temblor de manos. Se refería el nuevo ministro a una discusión clave, la que versa sobre la reforma de la eurozona, consciente de que esta no solo marcará el camino del euro sino también el de la economía española en los próximos años. “Es importante que España sea protagonista de esta discusión”, ha dicho.

Escolano, la difícil tarea de reafirmar España en la eurozona sin pisar callos

Todas las miradas están puestas en Alemania, donde la inminente formación de Gobierno debería permitir que el proceso se ponga en marcha. Y Francia espera aún ser capaz de superar las diferencias que mantienen París y Berlín para sellar una posición común de cara a la cumbre de países del euro que se celebra a finales de la próxima semana en Bruselas. El responsable galo de Finanzas, Bruno Le Maire, ha mostrado su confianza en que se logre un consenso y, también, en que Italia no lastre el relanzamiento. "Las dificultades deben llevarnos a avanzar más rápido y de manera más concreta", ha dicho.

¿Protagonista sin hacer ruido?

Escolano parece dispuesto a seguir la estala de su antecesor, Luis de Guindos. Este, en sintonía con Mariano Rajoy, mantuvo la tradicional postura proeuropea de España, pero sin presionar a sus socios más conservadores para que avancen en ese sentido. Dicho de otro modo: España mantiene una visión cercana a Francia e Italia, pero a la hora de la verdad opta por mantener un perfil bajo, para evitar pisar ningún callo, especialmente los de Alemania.

Si España quiere ser “protagonista”, tendrá que dejar de limitarse a seguir las líneas marcadas por otros países y pelear sus propias batallas

De Guindos llamaba a esto “pragmatismo”, y es posible que fuera la estrategia ganadora para un país que acababa de pedir un rescate financiero a sus socios. Pero si España realmente quiere ser “protagonista”, como dice Escolano, tendrá que dejar de limitarse a seguir las líneas marcadas por otros países y pelear sus propias batallas. Y queda por ver si Escolano, que conoce el funcionamiento de la UE tras sus cuatro años como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones pero que carece de perfil político, es el hombre indicado para ello. Tampoco parece que La Moncloa fuera a apoyar posiciones más intrépidas.

En cualquier caso, con Italia fuera de juego hasta que se forme un Gobierno, España está llamada a cobrar más peso. Quedará en manos de Escolano, y ante todo de Rajoy, decidir si toma o no la iniciativa en discusiones como la creación de un presupuesto para la eurozona o de un fondo monetario europeo a partir del actual fondo de rescate permanente (MEDE). También será el responsable de sacar definitivamente a España del proceso de corrección de déficit público, para lo que tiene que lograr que este se sitúe por debajo de 3%, una tarea que se complica sin un presupuesto para 2018.

Aranceles: “Siempre un error histórico”

El nuevo ministro ha opinado también sobre la discusión más candente a día de hoy en Bruselas: los aranceles anunciados por Donald Trump al acero y al aluminio. A la espera de saber si Estados Unidos penalizará o no las exportaciones europeas de este material, la Unión Europea ha vuelto a mostrar este lunes su disposición a responder a la primera potencia mundial con medidas de represalia.

En esto también ha defendido Escolano la importancia de que los europeos se mantengan unidos, aunque ha optado por un tono más prudente que el de algunos de sus colegas, al pedir “no entrar de ninguna forma en una escalada” que termine por desembocar en una guerra comercial. "El proteccionismo es siempre un error político, es un error histórico”, ha recalcado el ministro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios