Día Internacional de la Mujer: Periodistas, sanidad y educación, a la cabeza; fracaso en comercio y hostelería
seguimiento por sectores

Periodistas, sanidad y educación, a la cabeza; fracaso en comercio y hostelería

Seis millones de trabajadores secundaron los paros, una participación que entre las mujeres asalariadas superó el 50%. La convocatoria fracasó en el comercio y entre las autónomas

Foto: Manifestación por el Día Internacional de la Mujer. (EFE)
Manifestación por el Día Internacional de la Mujer. (EFE)

La “huelga histórica” por el Día Internacional de la Mujer realmente consiguió su objetivo. Según las estimaciones de los sindicatos, en torno a seis millones de trabajadores (mujeres y hombres) secundaron los paros convocados. Un dato que refleja el elevado seguimiento de las movilizaciones organizadas por Comisiones Obreras, UGT y otras organizaciones sindicales.

Como siempre ocurre en estas convocatorias de huelga, los datos fueron muy desiguales por sectores, pero los sindicatos consiguieron su intención: visibilizar el problema del machismo en todos los niveles de la vida y paralizar el centro de las grandes ciudades. Las imágenes de los grandes núcleos urbanos no dejan lugar a dudas del éxito de la convocatoria, en un día de reivindicación de la igualdad.

“Ha sido una huelga sin precedentes en la historia del movimiento sindical de nuestro país”, celebran CCOO y UGT después de conocer los datos del seguimiento del paro convocado para la tarde. En total, más de 5,9 millones de trabajadores realizaron algún tipo de paro a lo largo de la jornada, una cifra muy elevada. Si se tiene en cuenta que el número de mujeres asalariadas en España es de 7,6 millones, significa que el seguimiento de los paros superó ampliamente el 50%.

Por sectores, el respaldo a los paros fue similar al de otras convocatorias. Las trabajadoras de la administración pública, la enseñanza, la sanidad y la industria fueron quienes más secundaron los paros. Según los datos de los sindicatos, en todos ellos se superó ampliamente el 60% de seguimiento de la huelga.

Ha sido una huelga sin precedentes en la historia del movimiento sindical

Para UGT, el nivel de participación de los paros en el sector público fue un “éxito por su masivo seguimiento” tanto por hombres como por mujeres. Los resultados fueron especialmente visibles en las universidades, donde “se paralizó la actividad académica como consecuencia del seguimiento del paro por parte del profesorado, personal de administración y servicios y alumnado”, señala CCOO. El respaldo a la huelga también fue mayor en las grandes empresas, donde los sindicatos tienen mayor presencia, mientras que el respaldo en las pymes fue mucho menor.

[Así vivimos una huelga histórica]

El mayor fracaso de la huelga se produjo en los sectores del comercio y hostelería. La gran mayoría de tiendas, bares, restaurantes y alojamientos abrieron con normalidad al público, incluso en el centro de las grandes ciudades. Los datos de El Corte Inglés, que siempre son representativos, no dejan lugar a dudas: apenas el 1% de sus trabajadores fue a la huelga, de una plantilla de 92.000 asalariados.

En las universidades se paralizó la actividad académica como consecuencia del seguimiento del paro de los trabajadores y los alumnos

Tampoco hubo seguimiento de los paros entre las trabajadoras autónomas, que mantuvieron su negocio en funcionamiento como un día cualquiera. Según los datos ofrecidos por ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos), la huelga tuvo un “escaso seguimiento”. Los sectores en los que menos se notó fueron el comercio, la hostelería (que aglutina a la mayor parte de las autónomas), la agricultura y el transporte.

“Sí se apreció un poco más de seguimiento de los paros parciales o totales en sectores como la educación, comunicación, sanidad y servicios profesionales, aunque en todos estos sectores el 80% de las autónomas están desarrollando su actividad”, aseguraba Soraya Mayo, secretaria general de ATA. Esto es, un perfil por sectores muy similar al de los trabajadores asalariados.

Éxito mediático

El planteamiento de la huelga resultó tan exitoso por dos motivos. El primero es la convocatoria tan abierta que realizaron las diferentes organizaciones sindicales, que permitía diferentes niveles de protesta de las trabajadoras. En primer lugar, la huelga al uso con todo el día sin asistir al puesto de trabajo. Pero, además, dos paros de dos horas (de 11:30 a 13:30 y de 16:30 a 18:30), que fueron las únicas franjas que tuvieron “impacto real en el mundo del trabajo”, aseguran CCOO y UGT.

El segundo motivo del éxito fue la visibilización que consiguieron las mujeres gracias a la implicación de los medios de comunicación (y de las periodistas) en dar un altavoz a las protestas. Desde la programación de la televisión hasta la apertura de los periódicos, todo cambió el 8-M para apoyar la reivindicación feminista. El resultado fue un aumento evidente de la movilización y de su cobertura mediática. De hecho, el éxito de la convocatoria estaba conseguido incluso antes de que las mujeres llenaran las calles y de que salieran los datos de participación en los paros.

[Hacienda subirá el salario de los funcionarios un 8% en tres años]

Para CCOO y UGT, “el seguimiento de la huelga y la amplia participación ciudadana en los actos y movilizaciones del 8-M deja en evidencia a algunas/os portavoces políticos y representantes empresariales, que se manifestaron con precipitación y torpeza contra la huelga y sus reivindicaciones”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios