Mantendrá sus estímulos por la baja inflación

Draghi eleva su previsión de crecimiento y anticipa "sorpresas económicas positivas"

La entidad sube una décima su estimación de PIB para este año, hasta el 2,4% y descarta ampliar su programa de compra de activos, lo que calienta al euro, que sube por encima de 24 dólares

Foto: El presidente del BCE, Mario Draghi, y el futuro vicepresidente, Luis de Guindos (Efe)
El presidente del BCE, Mario Draghi, y el futuro vicepresidente, Luis de Guindos (Efe)

El Banco Central Europeo (BCE) ha vuelto a realizar hoy una defensa de sus estímulos monetarios, pero cada vez tiene menos argumentos para explicar que la recuperación económica sigue siendo débil. La entidad ha actualiizado su cuadro de proyecciones macroeconómicas para la eurozona con una subida de su estimación de PIB para este año, que crecerá un 2,4%, una décima más de lo que esperaba hace tres meses. El presidente del 'eurobanco', Mario Draghi, ha reconocido el "fuerte momento de crecimiento" que vive la economía del continente, que crecerá "a un ritmo mayor de lo esperado".

Este círculo virtuoso de crecimiento sin inflación (se mantienen las ganancias de competitivad) pueden generar "sorpresas positivas en el crecimiento", ha celebrado Draghi. Esto significa que el PIB podría crecer incluso por encima de lo estimado. Definitivamente, Europa ha entrado en la fase expansiva del ciclo económico que permite que todas las sorpresas sean positivas en vez de negativas, como habían sido hasta hace unos pocos meses. Además, si se produce algún tipo de cambio en este escenario de previsiones, se producirá por factores externos, como puede ser el establecimiento de políticas proteccionistas o alteraciones significativas en el tipo de cambio o las condiciones de financiación. "Las presiones alcistas son domésticas y los riesgos bajistas son globales", ha remarcado Draghi. La revisión al alza del PIB responde, principalmente, a una mejora en las estimaciones de exportaciones, por lo que será clave el comercio global en esta recuperación.

Este ritmo de crecimiento no se trasladará a una recuperación acelerada de la inflación, lo que permite al BCE mantener toda su batería de estímulos intacta. La entidad espera que el IPC se sitúe en el 1,4% este año y el próximo y solo subirá al 1,7% en 2020. Esto significa que el 'eurobanco' todavía no habría conseguido alcanzar su objetivo de mantener las previsiones de inflación "cerca pero por debajo del 2% en el medio plazo". Es por este motivo que Draghi considera que todavía existe una "amplia necesidad de mantener una política acomodaticia para asegurar que la inflación vuelve al objetivo".

Todavía es necesario mantener una política acomodaticia para asegurar que la inflación vuelve al objetivo

Por este motivo, el BCE ha decidido, en su reunión de hoy, mantener sin cambios su política monetaria, con los tipos de interés en el 0%; la facilidad de depósito, en el -0,4% y la facilidad de crédito, en el 0,25%. Draghi ha realizado también una defensa de sus estímulos, que han permitido mejorar las condiciones financieras en la eurozona, elevar la renta de las familias y mejorar el clima económico. Es por este motivo que mantendrá las compras de activos actuales (30.000 millones mensuales) "hasta septiembre o hasta una fecha posterior si fuera necesario". Sin embargo, la entidad ha retirado de su comunicado la frase que anticipaba que podría elevar su programa de compras, lo que supone un paso más en el camino de la retirada de estímulos que comenzó a recorrer en 2017.

[Los 'años oscuros' del último español en el BCE]

Draghi ha defendido que este cambio "no tiene implicaciones sobre las expectativas del BCE", pero el mercado se lo ha tomado como un cambio en la hoja de ruta (´forward guidance') de la entidad. La consecuencia ha sido un rebote del euro hasta superar los 1,24 dólares. Sin embargo, la moneda única se mantiene por debajo de los niveles máximos alcanzados hace dos meses, después de subir más de un 20% en el último año.

El presidente del BCE también ha querido dedicar unas palabras a su futuro vicepresidente, Luis de Guindos, que accederá al cargo en junio. "Quiero felicitar a Guindos", ha señalado Draghi, "será un gran colega para todos nosotros", ha celebrado.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios