Fue la recomendación del exministro

Román Escolano, el hombre de confianza de Guindos que habla inglés y 'se sabe los temas'

Rajoy impulsó su candidatura a vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones y ahora reclama sus servicios como nuevo ministro de Economía. Tiene un perfil técnico pero siempre vincualdo al PP

Foto: Román Escolano, futuro ministro de Economía y Competitividad (Efe)
Román Escolano, futuro ministro de Economía y Competitividad (Efe)

El presidente del Gobierno ya tiene a su ministro de Economía, Industria y Competitividad. Finalmente se ha decantado por Román Escolano (Zaragoza, 1965), actual vicepresidente del BEI, que se incorporará a la cartera el próximo viernes. Después de semanas de reflexión, el presidente se ha decantado finalmente por un hombre de su confianza, y también de la de su predecesor en el Ministerio, Luis de Guindos, quien lo recomendó personalmente. Quienes conocen a Escolano destacan que es un hombre frío y de pocas palabras, pero con una gran preparación en temas económicos y financieros. Un hombre que, como pedía el presidente, "se sabe los temas" para representar a España en el Eurogrupo ya desde la próxima semana y que habla perfecto inglés y francés para negociar en los pasillos.

Aunque llega al Gobierno con el cartel de 'técnico', la realidad es que su carrera ha estado siempre muy vinculada al Partido Popular a nivel nacional. "No es un tecnócrata; aunque no tenga carné del PP, siempre ha estado muy ligado al partido", señala una persona de su entorno. En el año 1998, con el primer gobierno de José María Aznar, Escolano ficha por el Ministerio de Trabajo como asesor del ministro, Javier Arenas. A partir de ese momento, siempre tendrá un hueco en los altos niveles de responsabilidad de los gobiernos 'populares'.

Román Escolano, el hombre de confianza de Guindos que habla inglés y 'se sabe los temas'

En el año 2000 es reclamado por el propio presidente para ocupar el puesto de director del Departamento de Economía de su Gabinete, con lo que ya empezó a encargarse de los grandes temas nacionales. Desde Moncloa desarrollará todos sus contactos con el ala liberal del Partido Popular. Allí colaboró estrechamente con Javier Fernández-Lasquetty, en esos años subdirector del Gabinete del Presidente y posteriormente secretario general de Faes. También profundiza su relación con Guindos, nombrado en el año 2002 secretario de Estado de Economía por Rodrigo Rato. En ese momento, la carrera de Escolano en el Partido Popular ya estaba lanzada. Por si fuera poco, Aznar le colocó en los consejos de administración de Correos, Feve y el Icex, todas ellas empresas públicas.

No es un tecnócrata; aunque no tenga carné del PP, siempre ha estado muy ligado al partido por razones ideológicas

Escolano nunca ha sido un hombre del PP, pero su proximidad ideológica a las tesis del partido, especialmente con el ala más liberal (como es el caso de Aznar), es lo que le ha permitido ocupar puestos de alta responsabilidad en el sector público, explican personas de su entorno. Tras la salida de Aznar y Lasquetty del gobierno, ambos deciden contar con Escolano como estrecho colaborador de la fundación Faes.

La derrota de Rajoy frente a José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2004 obligó a Escolano a buscar acomodo en el sector privado. Para hacerlo, decidió reciclar su currículum con un curso de gestión avanzada (Advanced Management Program) en la escuela de negocios IESE en el año 2006. En ese mismo año consigue su gran fichaje por el BBVA como director de relaciones institucionales. Ahí es donde desarrolla sus conocimientos del sector financiero que tanto le ayudaron en los años posteriores y que han hecho que el presidente se haya fijado ahora en él.

[Rajoy no hará más cambios en el Gobierno]

En el año 2011, cuando el Partido Popular arrasa en las elecciones con mayoría absoluta, Rajoy vuelve a reclamar sus servicios para la 'causa pública'. En ese momento, Guindos llega con el cartel del 'técnico salvador de España' y decide colocar a personas de su confianza en los puestos de mando. Uno de ellos será Escolano, a quien coloca en el ICO como presidente en el año 2012 sin que figurara en las quinielas. Después de dos años en el Instituto, Guindos vuelve a confiar en él y promociona su candidatura al Banco Europeo de Inversiones (BEI), como sustituto de Magdalena Álvarez, que tuvo que dejar el cargo por estar imputada en el caso de los ERE.

Escolano y Guindos durante la firma de un acuerdo de colaboración entre el ICO y el BEI (Efe)
Escolano y Guindos durante la firma de un acuerdo de colaboración entre el ICO y el BEI (Efe)

Ahora da su gran salto en la política nacional. Lo hace en un momento en el que la Legislatura está muerta, por lo que tendrá muy complicado sacar adelante ninguna iniciativa legislativa. En el cajón se encontrará varias medidas que intentó lanzar Guindos y que no pudo sacar adelante por la falta de apoyos políticos. Sin embargo, cumple los dos requisitos que exigía el presidente para ocupar el cargo: habla perfecto inglés y "se sabe los temas".

La hora de la verdad

Escolano siempre tuvo claro que quería ocupar puestos de relevancia en el país, pero eligió la vía técnica en lugar de la política. Estudió Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Autónoma de Madrid y al año siguiente a licenciarse sacó la oposición al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado (teco), quedando número uno de su promoción. Sin duda, su currículum académico es brillante y cuenta con el respeto de sus 'colegas' economistas. "Es un hombre con una gran inteligencia y una formación de primer nivel", señala un economista próximo a Escolano.

Su formación como 'teco' hará más sencilla su integración dentro del Ministerio de Economía, ya que los funcionarios suelen tener un gran recelo a quien accede al cargo sin tener su nivel de formación. La labor de Escolano será continuista, ya que su perfil ideológico es similar al de Guindos. "A Rajoy siempre le ha funcionado bien tener un ministro más liberal para relacionarse con Europa y un perfil más socialdemócrata para encargarse de Hacienda y Función Pública (Cristóbal Montoro)", explican desde el entorno de Rajoy. Quienes conocen a Escolano explican que es un gran seguidor de la política que ha realizado estos años Guindos al frente del Ministerio, lo que sirve para anticipar que habrá pocos cambios a partir del viernes.

De esta forma, Rajoy mantiene el contrapeso a Montoro dentro del Consejo de Ministros y así consigue equilibrar las fuerzas. También mantiene en Economía un perfil liberal que puede ayudar al partido en las negociaciones con Ciudadanos. La relación de Montoro con Luis Garicano y el resto del equipo económico de Cs es muy tensa, pero con Guindos era muy fluida. Con este movimiento, Rajoy intentará que Escolano sea el nexo de unión con su socio de legislatura para que ayude a aprobar los Presupuestos Generales del Estado.

Es un hombre con una gran inteligencia y una formación académica de primer nivel

El ministro de Economía es quien se encarga de la representación de España en Bruselas para todos los temas económicos. Por ejemplo, Guindos ha renegociado en tres ocasiones una flexibilización de la senda de ajuste del déficit público. Escolano será el encargado de llevar a España al equilibrio fiscal y comenzar la senda de reducción de la deuda pública, que ahora está en el entorno del 98% del PIB y tendrá que bajar hasta el 60% para cumplir con el mandato de Bruselas.

[La construcción se dispara]

Escolano no solo domina los temas europeos que tendrá que tratar a partir de la próxima semana, también es experto en los asuntos financieros, que serán su principal cometido para lo que queda de Legislatura. El primer acercamiento de Escolano al mundo financiero y de los mercados se produjo en el año 2006 cuando fichó por BBVA. Fue seleccionado por el propio presidente del banco, Francisco González, para encargarse de la relación con las instituciones públicas. La intención inicial era que desarrollara una gran carrera en la entidad, pero su paso por BBVA fue menos fructífero de lo que se esperaba. En su lugar, en el año 2011 tomó el camino inverso y salió del banco para volver al sector público.

A Rajoy siempre le ha funcionado bien tener un ministro más liberal en Economía y un perfil más socialdemócrata en Hacienda

Esos cinco años fueron tiempo más que suficiente para que Escolano aprendiese todos los secretos del mundo financiero que ahora supervisará desde el Ministerio. Su relación con los mercados siguió siendo muy estrecha con su vuelta al sector público, tanto en su época de presidente del ICO como de vicepresidente del BEI. Ahora será el encargado de liderar la privatización de Bankia, supervisar la gestión del Frob y mantener el saneamiento del resto de entidades financieras. También negociará la incorporación del próximo gobernador del Banco de España cuando Luis María Linde termine su mandato el próximo mes de junio.

Con el fichaje de Escolano, Rajoy se asegura que no será necesario ningún periodo de transición para que el ministro tome las riendas de la cartera. Por su parte, Guindos se garantiza un interlocutor de su confianza una vez que inicie su andadura en el Banco Central Europeo. Y, finalmente, el presidente mantiene el equilibrio en el Consejo de Ministros entre los perfiles más liberales y más socialdemócratas y evita que los fieles a Montoro y Sáenz de Santamaría acaparen más poder en el Gobierno.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios