Responde a las protestas de los jubilados

El PP abre la puerta a subir más las pensiones siempre que no vuelvan al IPC

El Pacto de Toledo retoma las negociaciones después de la bronca de la semana pasada. El Partido Popular acepta estudiar cambios en el índice de revalorización para darle más peso a los precios

Foto: El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Senado (Efe)
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Senado (Efe)

La última reunión del Pacto de Toledo, celebrada la semana pasada, se cerró con una discusión acalorada del PSOE y Podemos con el Partido Popular por la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones. Los dos partidos de izquierdas pusieron un ultimátum sobre la mesa: volver a la recomendación segunda para garantizar que las prestaciones suben con el IPC, o las negociaciones no podrán avanzar.

Los partidos de la oposición se sienten fuertes con los jubilados volcados en las calles, pero el Partido Popular ya tiene preparada la réplica que empleará hoy en la reunión de la Comisión. Los 'populares' anunciarán que están abiertos a estudiar una mejora en las pensiones para que la revalorización sea superior al 0,25% actual, pero siempre que se garantice que no se volverán a subir las pensiones con el IPC. “Estamos dispuestos a cambiar el índice de revalorización de las pensiones (IRP), pero no aceptaremos volver solo al IPC”, explica Gerardo Camps, portavoz de los 'populares' en la Comisión del Pacto de Toledo.

El Partido Popular considera que es fundamental que el sistema mantenga algún tipo de instrumento que controle el incremento del gasto, ya que las proyecciones demográficas para España anticipan una gran presión para las cuentas públicas. Por ese motivo mantendrá su defensa de algún tipo de herramienta que vincule la revalorización anual de las pensiones a la situación financiera del Sistema. Para el PP, si el déficit es de miles de millones (actualmente asciende a 18.800 millones), no se puede incrementar el gasto sin tener en cuenta la sostenibilidad presupuestaria de la Seguridad Social.

[¿Más impuestos al trabajador para subir las pensiones?]

“Estamos dispuestos a subir las pensiones y a proteger a los mayores de las subidas de precios, pero en ningún caso volver al IPC, no habrá acuerdo en eso”, sentencia Camps. En su opinión, el IRP en sí mismo no es el problema, ya que el cálculo actual permitiría que las pensiones subieran incluso por encima del IPC (con lo que los jubilados ganarían poder adquisitivo) siempre que el sistema estuviese en superávit. En su opinión, la clave está en determinar en cuánto se quiere incrementar el gasto en pensiones y de dónde va a salir ese dinero.

Estamos dispuestos a subir las pensiones y a proteger a los mayores de las subidas de precios, pero en ningún caso volver al IPC

El Partido Popular se niega a que el gasto en pensiones aumente de forma desproporcionada y que vuelva a ocurrir lo que ya pasó en la época de José Luis Rodríguez Zapatero. En el año 2011, la presión de Europa obligó a Zapatero a congelar las pensiones incluso cuando había 60.000 millones de euros en el Fondo de Reserva (conocido como la hucha de las pensiones). “No podemos descuidar la sostenibilidad financiera del Sistema”, remarca Camps, “por eso tenemos que saber qué medidas queremos adoptar y qué coste tienen”.

Los números sobre la mesa

PSOE y Podemos amenazaron con “no levantarse de la mesa” en la próxima reunión del Pacto de Toledo hasta conseguir que se garantice el mantenimiento del poder adquisitivo de los pensionistas. Sin embargo, por mucho que lo deseen, no será en la reunión de hoy cuando consigan cerrar la segunda recomendación (que trata sobre “el mantenimiento del poder adquisitivo y la mejora de las pensiones”). El Partido Popular exigirá a los dos partidos, y al resto de la oposición, que detallen cuáles son las medidas que quieren aprobar para después pedir a la Seguridad Social los números de cuánto le costará al Sistema exactamente.

Las medidas que han propuesto los diferentes partidos se influyen recíprocamente. Por ejemplo, no es lo mismo lo que costarán las pensiones en el largo plazo si se decide volver a indexarlas al IPC, de lo que costarían si se decide hacerlo eliminando también el factor de sostenibilidad, o si se incluyen cláusulas para elevar las prestaciones más bajas. Esto es así porque cualquier medida de gasto se consolida año a año. Un euro de subida en un año, ya es un euro de subida para siempre, por lo que las medidas tienen un efecto de adición. El resultado es que no es lo mismo una subida del 2% a una pensión de 800 euros, que una subida del 2% a una pensión que se ha subido a 850 euros para garantizar su suficiencia.

La sociedad española tiene que saber el coste exacto de cada medida que se proponga

Lo que pretende el Partido Popular es que cualquier decisión de gasto se haga con las estimaciones correspondientes del coste que tendrían. Ya que subir las pensiones es la cara amable del discurso, la cara negativa es exigir más impuestos (o cotizaciones) a los trabajadores para financiarlas. “Si no lo hacemos con los números sobre la mesa, caemos en debates populistas y demagogos”, señala Camps, “la sociedad española tiene que saber qué coste tiene cada medida”.

Por ese motivo, los ‘populares’ pedirán hoy a los grupos del Pacto de Toledo que detallen qué medidas quieren para que la Seguridad Social realice una estimación del coste que tendrían. “Hay que hacer un ejercicio de responsabilidad, porque el gasto en pensiones supone la mayor partida del gasto público”, explica Camps.

[España es el país en el que más se reduce el riesgo de pobreza tras la jubilación]

El Partido Popular propondrá cerrar la segunda recomendación con un planteamiento amplio, como está actualmente (la última revisión es del año 2010). La redacción que se cerró en 2010 insta al Gobierno a que se mantenga el poder adquisitivo, pero también pide “estudiar la posibilidad de utilizar otros índices de revalorización basados, entre otros, en el crecimiento de los salarios, la evolución de la economía o el comportamiento de las cotizaciones a la Seguridad Social”.

Se pueden estudiar fórmulas para darle más peso al IPC en la subida de las pensiones, pero en ningún caso que sea la única variable

Es evidente que el Gobierno no respetó esta recomendación en la elaboración de su índice de revalorización de las pensiones, pero también lo es que la recomendación actual es amplia y podría repetirse esa fórmula. Los ‘populares’ propondrán que la recomendación se limite a recordar la importancia de mantener unas pensiones suficientes, pero sin entrar en los detalles del IRP ni del factor de sostenibilidad, y que posteriormente se negocie su desarrollo con los agentes sociales. Eso sí, si la oposición quiere darle más peso al IPC en la recomendación, por ejemplo, para proteger a los pensionistas de una fuerte subida de precios, el Partido Popular está dispuesto a aceptarlo.

En definitiva, lo que propone el PP es que el Sistema siga garantizando un crecimiento moderado del gasto en pensiones por la vía de que los beneficiarios pierdan poder adquisitivo, pero asegurando que ese deterioro sea moderado, de modo que exista una mayor vinculación al IPC. “Se pueden estudiar fórmulas para darle más peso al IPC en la revalorización de las pensiones, pero en ningún caso que sea la única variable”, sentencia Camps.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios