Nadal vuelve a cargar contra las eléctricas y tacha de monopolio natural a las redes. Noticias de Economía
El ministro evita reunirse con los representantes del sector

Nadal vuelve a cargar contra las eléctricas y tacha de monopolio natural a las redes

Deliberadamente, Nadal ha llegado tarde, ha entrado directamente en la sala y se ha ido como un cohete, sin atender tampoco preguntas de la prensa

Foto:  El ministro de Energía, Álvaro Nadal, (d) junto al presidente de Enagás, Antonio Llardén (i)
El ministro de Energía, Álvaro Nadal, (d) junto al presidente de Enagás, Antonio Llardén (i)

El ministro de Energía y Agenda Digital, Álvaro Nadal, se presentó este lunes como el gran defensor del consumidor ante la presión del monopolio de las eléctricas en España. En un discurso demoledor que fue mucho más allá de las duras declaraciones que lleva desgranando desde hace dos semanas, calificó al sector de "monopolio" y denunció que utilizan sus poderosos gabinetes jurídicos para incrementar los costes para el cliente final a costa de crear "inseguridad jurídica".

Lo hizo en Barcelona. En el VI Simposium Empresarial Internacional Funseam, que reúne a lo más granado del sector. El razonado pero durísimo discurso del ministro del PP fue escuchado con cara de póker por el presidente de Endesa, Borja Prado; por el presidente de Repsol, Antoni Brufau; el presidente de Enagás, Antoni Llarden, y Antoni Peris, presidente de la asociación sectorial Sedigás y director general de negocios regulados de Gas Natural, entre otros.

Además, Álvaro Nadal cumplió su promesa de no reunirse con los representantes de las eléctricas y pese a que este foro acostumbra a mantener pequeños encuentros privados entre los ponentes y personalidades destacadas de los asistentes, este lunes no fue el caso. Deliberadamente, Nadal llegó tarde, entró directamente en la sala y se fue como un cohete, sin atender tampoco preguntas de la prensa.

El ministro de Energía fue especialmente duro cuando se refirió al sector de la distribución eléctrica, que supone 7.063 millones del coste anual de la electricidad. "Las redes son el monopolio natural del sistema. A un monopolista no se le puede dejar fijar libremente sus precios. Y por tanto, los precios están regulados. Había un cierto caos normativos. Pero después de la reforma se crea un bolsa y una retribución común".

"Además reciben una retribución de Tesoro más 200 puntos básicos. Y se descuentan los costes operativos. Son limpios de polvo y paja. No hay riesgo de falta de demanda. No conozco ninguna actividad que cobre 200 puntos básicos sin riesgo, como alternativa de inversión. Se mantuvo su retribución hasta 2020. Si suben los tipos de interés ellos se beneficiarán. Encima, al bajar la prima de riesgo se fue bajando el coste del pasivo pero se ha mantenido la retribución del activo".

Además, Nadal recordó que "los monopolios naturales tardan dos años en cobrar hasta que incluyen los activos en la bolsa de activos . Estos dos años de retraso se retribuyen al 10% de interés". A juicio del ministro, no hay ningún elemento que justifique una retribución financiera tan alta por lo que concluyó que el sector de la distribución está "sobrepagado".

Generadores de inseguridad jurídica

"Ahora no hay déficit tarifario. Pero desde el sector no se ha parado de recurrir todas y cada una de las normas. La inseguridad jurídica empieza cuando se cuestiona sistemáticamente todas las normas, incluyendo algunas que tienen rango de ley. Siempre estoy hablando de monopolios que quieren rascar hasta el último euro", lamentó Álvaro Nadal.

Nadal puso sobre la mesa que "estas sentencias supondrían una subida de los peajes del 1%. El consumidor no se organiza de la misma manera. El sistema es asimétrico. Y eso va incrementando los costes al sistema. Llegado a este punto el Gobierno se puso en los zapatos del consumidor. Y esto es lo que llevamos al Parlamento. Tres ajustes que evitan que se ponga en peligro el equilibrio del sistema por un abuso de la litigiosidad".

Nadal abundó en este punto de querer desgastar la reforma energética del Gobierno en los tribunales al denunciar en público que "tenemos que bajar el nivel de conflictividad jurídica del sector. No puede ser que todos los bonos sociales sean recurridos, que todas las leyes del sector sean recurridos. No es normal. Todo, absolutamente todo, se recurre con la idea de a ver qué cae".

"Antes de subir peajes, vamos a intentar corregir en cualquier ámbito regulatorio para conseguir equilibrar los efectos de una conflictividad judicial que es excesiva en el sector y que está obteniendo rendimiento. Pues tenemos que compensar por el otro lado. Y eso es lo que estamos intentando en el Parlamento. Además, lo hacemos a instancia de terceros neutrales, como el operador del sistema o la CNMC", justificó Nadal para explicar el clima de guerra abierta entre el Gobierno y las eléctricas.

Dardos para todos

Pero también los generadores –13.875 millones de coste anual– recibieron los dardos del ministro. "El mix debe coordinarse con la política económica. No es lo mismo producir energía de una forma que la de otra. Si alguien quiere cerrar una central y no la quiere vender, habrá que ver qué efectos tiene en términos de emisión de CO2. Esto no es una decisión meramente empresarial. Determinadas tecnologías por su retirada van a implicar una subida de precio", alertó Nadal en alusión a los planes de Iberdrola de cerrar nucleares que veta el Gobierno.

El ministro advirtió sobre otra forma del sector de empujar al alza de manera forzada los precios para el cliente final, al plantear que "antes de cerrar cualquier instalación hay que ver primero qué efectos tiene sobre el medio ambiente y sobre los precios porque estaría haciendo una restricción artificial a través de una retirada de tecnologías".

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios