Hay un "cabreo monumental"

La CEOE se rompe por el acuerdo con Aznar: "Es vergonzoso por la imagen que damos"

La patronal financiará con 75.000 euros unos estudios que realizará FAES en Latinoamérica, una decisión que ha generado un gran malestar con Rosell, cuyo mandato finaliza en noviembre

Foto: El expresidente del Gobierno José María Aznar, junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una imagne de 2013. (EFE)
El expresidente del Gobierno José María Aznar, junto al presidente de la CEOE, Juan Rosell, en una imagne de 2013. (EFE)

Los últimos meses de Juan Rosell al frente de la CEOE amenazan con ser un camino tortuoso para la patronal. El último presupuesto de su presidencia escondía una 'bomba' que ha estallado en el peor momento. La patronal financiará con 75.000 euros a FAES para que realice una serie de estudios "económicos, sociales y culturales" en Latinoamérica, una decisión que ha generado una profunda fractura en la cúpula de la organización. Una parte de la CEOE entiende este movimiento como una estrategia personal de Rosell para aproximarse a José María Aznar, presidente e impulsor de FAES, con el objetivo de preparar su salida de la patronal, que se producirá en noviembre.

El movimiento de Rosell ha provocado un "cabreo monumental" entre algunos responsables de la CEOE con los que ha podido hablar este periódico. Esta partida se incluyó en el capítulo de 'gastos extraordinarios', que cuenta con una dotación de 400.000 euros este ejercicio. Fue la comisión de Control Presupuestario, dirigida por Juan Pablo Lázaro (uno de los candidatos que se postulan para sustituir a Rosell), quien solicitó una información detallada de este capítulo y descubrió este contrato de 75.000 euros con FAES. El acuerdo ya ha sido firmado, por lo que es complicado que pueda deshacerse, a pesar de la polémica interna que ha generado.

A nadie se le escapa el contenido político de FAES, una fundación impulsada por el Partido Popular cuando el patrón era Aznar y, desde entonces, refugio del expresidente del Gobierno para realizar sus apariciones públicas, tan polémicas. La CEOE defiende que FAES puede realizar una aportación muy útil a la patronal con estudios sobre la demografía en Latinoamérica y Europa. Argumento que ha enfadado todavía más a algunos miembros de la organización. Este sector crítico considera que la organización no debería vincularse con la política, ya que daña gravemente su imagen.

[Grandes empresas piden a la CEOE que acepte subir los salarios]

"¿La patronal financiando a Aznar?", se pregunta uno de los responsables del organismo, "lo que da es sensación de corrupción", sentencia. Cualquier vínculo que relacione a la CEOE con financiación a políticos (o expolíticos) puede ser una bomba de relojería para su reputación. Además, a nadie en la patronal se le olvida que su expresidente, Gerardo Díaz Ferrán, está en la cárcel y que saldrá próximamente. Por este motivo, el "cabreo es monumental". En este caso, la razón aducida para realizar este acuerdo es la elaboración de un estudio de 'Latinoamérica en cifras', con especial atención a la evolución demográfica de la región y también de Europa.

¿La patronal financiando a Aznar?, lo que da es sensación de corrupción

En la actualidad, hay ya una cantidad ingente de estudios y de organizaciones que analizan al detalle la demografía, el envejecimiento, el ahorro, la economía y un largo etcétera, por eso hay quien no entiende que sea necesario gastar 75.000 euros en un año para que FAES realice otro informe. El sector crítico considera que la CEOE no necesita ni a Aznar, ni a FAES ni más estudios de la demografía de Latinoamérica: "Es vergonzoso por el daño que hace a nuestra imagen", lamentan.

[Corrupción 'made in Soto del Real']

"Ha sentado fatal, y no solo por el dinero, también por el estilo, cómo se ha hecho, el fondo...", lamenta una de las fuentes consultadas por este periódico. El hecho de que esta partida se incluyera dentro del capítulo de gastos extraordinarios y no se consultara con la junta directiva de la CEOE ha caldeado todavía más el ambiente en la patronal. La CEOE explica que todos los años se incluyen partidas extraordinarias de gasto, por ejemplo, en 2016 se financiaron con este capítulo los actos del 40 aniversario de la organización.

El futuro

El mandato de Rosell finaliza el próximo mes de noviembre y ya no puede ser renovado. Esto está generando tensiones y fricciones en la cúpula de la organización ante la futura elección. El presidente saliente tampoco está poniendo fácil su relevo con estas decisiones. La medida de fichar a FAES tiene indudables connotaciones políticas, todavía más en un momento en que la sociedad es tan sensible a la corrupción. Por este motivo, el cabreo en la CEOE es máximo y consideran que Rosell debería realizar una transición sencilla en la que no tomara decisiones tan polémicas.

Si la patronal hubiese contratado a Cáritas para realizar el estudio (ya ha firmado otro convenio con la asociación), a nadie le hubiese sorprendido, pero al ser FAES ha aparecido en todos los medios de comunicación. Sin duda ha provocado una lectura paralela. Para este sector crítico, el motivo que hay detrás de este acuerdo es estrictamente personal: Rosell estaría preparando su futuro fuera de la CEOE, para lo que necesitaría estar cerca de personas influyentes, como es el caso de Aznar.

Rosell estaría preparando su futuro fuera de la CEOE, para lo que necesitaría cerca a personas influyentes como Aznar

Como adelantó El Confidencial, en los últimos meses se han producido movimientos que podrían acercar a Rosell a la presidencia de Endesa. El actual presidente de la eléctrica, Borja Prado, ha tenido sus altibajos con el consejero delegado de Enel (propietaria de Endesa), Francesco Starace. Esto hizo que se especulara sobre su futuro si aparecía un buen candidato. El perfil de empresario con ascendencia sobre el Gobierno y buena posición en Latinoamérica sería perfecto para el puesto.

Todo este movimiento personal ha terminado por desatar las iras dentro de la CEOE, que ya venía 'caldeada' desde finales del pasado año por la gestión del 'procés' catalán y la negociación salarial para 2018. Aunque el acuerdo con FAES parece ya irreversible —ya está firmado—, algunos miembros de la patronal se preguntan si Rosell debería replantearse su cargo. Por el momento, nadie ha pedido su dimisión y tampoco parece que alguien vaya a hacerlo, dado que su presidencia finaliza en noviembre, pero el malestar es tan alto que dificultará mucho las decisiones importantes que tiene la patronal por delante. Este año se tiene que negociar un nuevo Acuerdo para la Negociación Colectiva y el Empleo (AENC) con los sindicatos, lo que llevará los nervios de la junta directiva al límite.

En 2017 no se alcanzó ningún acuerdo para la mejora salarial, por lo que este año no es tolerable otro fracaso de los agentes sociales. Los sindicatos, que ya han culminado sus transiciones internas (ahora con Unai Sordo y Pepe Álvarez a la cabeza), están ya en condiciones de plantar batalla y la CEOE tendrá que soportar sus presiones. Una situación delicada que coincide con el momento más complicado dentro de la patronal. Solo el tiempo dirá si la presencia de Rosell dificulta o favorece el acuerdo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios