abierto el plazo para que se presenten los aspirantes

Se busca vicepresidente del BCE: Guindos ni confirma, ni desmiente

El ministro de Economía no ha dado ninguna pista sobre cuándo prevé España presentar su candidato. Ni sobre si prevé que España finalmente elija a un hombre o a una mujer

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos. (Reuters)
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (Reuters)

Después de meses de especulaciones, ha llegado el momento de pasar de las palabras a los hechos. Hoy, el Eurogrupo ha abierto el plazo para que se presenten los aspirantes a ocupar el asiento de vicepresidente del BCE. Un trabajo de peso con el que España espera recuperar parte del terreno perdido en la UE durante la crisis.

Todas las miradas están puestas en Luis de Guindos, quien no obstante mantiene la incógnita. “Lo único que puedo decir es que España va a presentar su candidatura”, ha afirmado a su llegada a la reunión que hoy mantiene en Bruselas con sus colegas del Eurogrupo.

De Guindos ha insistido una vez más en que el puesto será para España. Pero para que sea así, el país tendrá que presentar un nombre sólido. El BCE es una pieza clave en el entramado del euro. Se valora, y mucho, el perfil y la experiencia de los candidatos. Y, como no, su independencia, algo que puede jugar en contra de Guindos, salido directamente de un Gobierno.

De Guindos no ha dado ninguna pista sobre cuándo prevé España presentar su candidato. Ni sobre si prevé que España finalmente elija a un hombre o a una mujer, una cuestión importante, dadas las críticas constantes que recibe el BCE por no mantener una mayor paridad. Lo único que ha aclarado el ministro, bromeando, es que Rajoy no le ha consultado por posibles sucesores para encabezar el Ministerio de Economía.

Volver a la primera fila

En esta elección, España se juega mucho más que el prestigio del puesto. Por una parte, podría reparar el daño sufrido en 2012, cuando en plena tormenta económica y al borde del rescate financiero, perdió la plaza que mantenía en la directiva del BCE desde 2004. Aquello fue un importante revés para el Gobierno de Mariano Rajoy, en un momento en el que el país se encaminaba al rescate financiero.

Pero, además, supuso un duro baño de realidad: hasta la fecha, las cuatro mayores economías del euro -Alemania, Francia, Italia y España, por ese orden- tenían garantizada una plaza en la primera fila en el Comité Ejecutivo del BCE. Pero España se quedó descolgada.

España quiere ahora volver a la primera fila. Ya perdió la presidencia del Eurogrupo con De Guindos de candidato. No tiene a ninguno de sus nacionales en los puestos económicos clave de la eurozona. Y, aunque las cicatrices de la crisis son aún palpables, tiene cartas -como el buen ritmo de crecimiento- que poner sobre la mesa.

Objetivo: vicepresidencia en mayo

El portugués Vítor Constancio dejará libre su sillón, el segundo de mayor peso en la ejecutiva del BCE, el próximo 1 de mayo. Una vez abierto hoy el periodo de presentación de candidaturas, se espera que se mantenga abierto dos o tres semanas, según De Guindos.

El objetivo es que en el próximo encuentro del Eurogrupo, los ministros de Finanzas y Economía de la Eurozona puedan nombrar ya a su reemplazo. Éste deberá aunar todos los apoyos posible y ser un candidato de consenso. No en vano, tendrá que recibir el apoyo de los líderes europeos en la cumbre europea del próximo 22 de marzo. Y, de momento, solo España ha manifestado públicamente su interés en el puesto. Eso sí: de momento.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios