Los sindicatos pasan a la acción

UGT denuncia a Deliveroo, Glovo, Ubereats y Stuart por utilizar falsos autónomos

La organización sindical ha presentado una denuncia ante la Dirección General de Trabajo por su "relación laboral fraudulenta"

Foto: Un 'rider' de Deliveroo (Reuters)
Un 'rider' de Deliveroo (Reuters)

Los sindicatos han dejado de observar la (mal llamada) 'economía colaborativa' de lejos y han decidido pasar a la acción en defensa de los trabajadores. El último paso ha sido el más importante: UGT ha registrado una denuncia en la Dirección General de Trabajo contra Deliveroo, Glovo, Ubereats y Stuart por contar con falsos autónomos para repartir la comida a domicilio. Para el sindicato, los 'riders' deberían tener una relación laboral con la empresa y no una relación comercial como tienen actualmente, lo que iría en contra del estatuto de los trabajadores y la legislación laboral.

El sindicato argumenta su denuncia en la "relación fraudulenta de falsos autónomos con los 'riders' y demás mensajeros que distribuyen comidas y paquetes". UGT explica que el capital en este sector no es la bicicleta, ni el casco, sino que es la aplicación informática, por lo que, si son propietarias del medio de producción, tienen que contratar a los trabajadores. "Trabajan con un mismo modelo económico basado en una aplicación informática", justifica en la denuncia.

Esta aplicación también permite a la empresa "saber en todo momento la geolocalización del trabajador e impartir órdenes, ofertas y sanciones", lo que tiene poco que ver con una relación comercial y mucho con una relación laboral. La aplicación organiza horarios y distribuye, según una evaluación personal, las franjas en las que el trabajador podrá recibir pedidos. "Sin realizar pedidos no se ganará dinero, aunque el trabajador o la trabajadora esté en la calle", añade.

[Deliveroo saca la chequera para 'acallar' a sus repartidores]

"Aquellos que no cumplen con los criterios impuestos con estas empresas son desconectados, despedidos, cesan su actividad", explica UGT, "sin explicaciones ni indemnizaciones". El sindicato apunta además a una nueva modalidad en la que dejan a cero horas en la siguiente semana de trabajo a aquellos que no acatan sus órdenes.

Los que no cumplen con los criterios impuestos por las empresas son desconectados sin explicaciones ni indemnizaciones

Así pues, denuncia que estos trabajadores están "atrapados en un sistema impuesto en el que las condiciones vienen dadas". "Ellos no pueden negociar el precio de los pedidos y servicios, aunque las empresas lo modifican unilateralmente", subraya.

"Dependen de la empresa con la que prestan servicios para poder trabajar, les dan la infraestructura necesaria para poder realizar el trabajo, les imparten una formación previa antes de empezar a trabajar, llevan la imagen de la empresa por toda la ciudad, les prohíben hablar con los proveedores", explica, al tiempo que resalta que todos ellos son "elementos que constituyen indicios que demuestran una relación laboral".

UGT denuncia además que la empresa hace recaer sobre los trabajadores toda la responsabilidad de la relación laboral, ya que tienen que cargar con el IVA, IRPF, seguridad social de autónomos, mantenimiento del vehículo, seguros, etcétera, "mientras que las empresas ingresan las ganancias por las dos vías: por el consumidor y por el trabajador".

La organización ha puesto a disposición del colectivo la plataforma sindical 'Turespuestasindical.es', donde se atienden denuncias de 'riders' y motoristas a pie de calle y han requerido a la Dirección General que, "con carácter de urgencia, resuelva esta situación".

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios