en el año 2018

Bruselas avisa: la incertidumbre en Cataluña reduce el margen del Gobierno

Además, la Comisión Europea subraya que existe una desvío "significativo" en el esfuerzo fiscal requerido para 2018 en comparación con el nivel exigido, que asciende al 0,5%

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos. (EFE)

La tensión política que se vive en Cataluña está pesando en España. Lo advierte Bruselas: la "notable incertidumbre" supone un lastre para la economía, aún difícil de cuantificar, pero que se dejará sentir en los datos de 2018. Y, aunque oficialmente a Comisión Europea baraja unas cifras de crecimiento más optimistas que las del Ejecutivo español -2,5 % frente al 2,3 %-, reconoce que Cataluña tendrá un impacto que reduce el margen del Gobierno español.

Después de analizar el proyecto presupuestario enviado por España, el mensaje de Bruselas es claro: a grandes rasgos le da su visto bueno, pero el Gobierno no puede dormirse en los laureles. Si en los pasados ejercicios ha confiado en el crecimiento y el aumento de ingresos para reducir el déficit fiscal, en lugar de apostar por aplicar fuertes recortes de gasto, puede que en 2018 esto no sea suficiente.

La Comisión cree que, en términos generales, las proyecciones que baraja el Gobierno de Mariano Rajoy en la prolongación de los presupuestos presentados para el próximo año son correctos. Y les da su visto bueno, ya que cree que, incluso con estas cuentas que no incluyen nuevas políticas fiscales, el déficit público se reducirá el año que viene por debajo del límite europeo del 3%.

Sin embargo, da dos avisos. Primero, que el esfuerzo estructural hecho por España -las medidas para reducir el desvío fiscal, más allá de los efectos del ciclo económico- pueden no ser suficientes. Dicho de otro modo, si la situación empeora, es posible que se tengan que ejecutar recortes al gasto público o medidas para aumentar los ingresos.

En segundo lugar, advierte de que incluso si España cumple el próximo año con el 3% del déficit y se da por fin carpetazo al expediente que la Comisión le tiene abierto por acumular un desvío presupuestario excesivo, Bruselas seguirá vigilando cómo evoluciona la situación.

“Una vez que se corrija el exceso de déficit, España va a estar sujeta al brazo preventivo (de la legislación europea), es decir, vamos a analizar sus progresos” no solo para mantener el déficit a raya, sino también en la reducción de la deuda pública, ha explicado el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

España acumula una deuda cercana al 100 % de su PIB y las normas europeas exigen que ésta sea menor al 60 %, aunque Bruselas no aprieta tanto con esto como con el respeto al 3 % del déficit.

Bruselas recuerda también al Gobierno que aún tiene que enviar unos presupuestos completos, aunque consciente de la situación política, no ha elevado la presión: se limita a recordar que el Ejecutivo se ha comprometido a hacerlo cuanto antes, una vez logre su aprobación en el Congreso, que por el momento es complicado.

Otra de las cuestiones que España debe atender de manera prioritaria es el desempleo. Bruselas reconoce la buena evolución del paro, respecto a las cifras alcanzadas en lo peor de la crisis, pero advierte que sigue siendo muy alto y se encuentra muy por encima de la media europeo. “Se tiene que hacer más”, ha afirmado la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen.

En concreto, la Comisión pone el ojo en cuatro áreas: el refuerzo de los servicios de desempleo, una mejor coordinación de estos con otros servicios públicos para que se facilite el regreso de los desempleados al mercado laboral, un mejor uso del programa europeo de garantía juvenil y la necesidad de tomar medidas para reducir el alto abandono escolar en edad temprana que sufre España.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios