Ibex 35: Las petroleras se lanzan a por renovables mientras Trump trata de desincentivarlas. Noticias de Economía
EEUU augura un altísimo crecimiento del empleo

Las petroleras se lanzan a por renovables mientras Trump trata de desincentivarlas

Esta semana se han conocido las intenciones de Cepsa y Repsol de apostar por el negocio de la energía verde, mientras el empleo en el sector ha caído a mínimos en 2016 en España

Foto: Expositor de la compañía Cepsa en la Conferencia y Exhibición Internacional del Petróleo. (EFE)
Expositor de la compañía Cepsa en la Conferencia y Exhibición Internacional del Petróleo. (EFE)

El consejero delegado de una gran eléctrica española señalaba recientemente que en lo único que merecía la pena invertir ahora en España era en el sector de las renovables. Así lo demuestra el apetito demostrado en las subastas, con actores desconocidos hasta la fecha, y ahora también de sus competidores antagonistas, las compañías petroleras.

Cepsa anunció esta misma semana que desarrollará su primer parque eólico en Jerez de la Frontera (Cádiz). A la anterior se suma la otra gran petrolera. Repsol ha encargado al banco de inversión Alantra que busque oportunidades de compra dentro del segmento, tal y como adelantó 'El Economista'. Este mandato llega poco después de que las diez petroleras de primer nivel mundial hayan fundado un fondo con 1.000 millones para invertir en energías limpias.

La carrera de las grandes energéticas del país por activos en renovables, donde Iberdrola les saca una considerable ventaja a todos, ha desempolvado un sector muy activo en la década pasada y que por razones políticas cayó en el ostracismo desde 2012, tras decretarse la moratoria verde.

Así lo demuestran los datos de la Asociación de Empresas de Energías Renovables APPA. Según el informe anual de la patronal publicado este jueves, la actividad en el sector cayó a su nivel más bajo desde 2009. El empleo total, sumado el directo y el indirecto, cayó hasta los 74.566 puestos en 2016, un 3,6% menos que en 2015 y la cifra más baja de la serie analizada.

Fuente: APPA.
Fuente: APPA.

"El sector renovable ha perdido más del 40% de los puestos de trabajo que tenía en el año 2009, hace apenas ocho años, cuando empleaba a 127.877 personas a nivel nacional", apunta APPA y añade que "la destrucción de empleo ha sido más acusada en la biomasa para generación eléctrica, biocarburantes, solar térmica y minihidráulica".

La asociación deja fuera a la tecnología eólica y la fotovoltaica, las que tienen más futuro dentro de la generación verde, como demuestran las subastas de este año, en las que solo han entrado estas dos tecnologías. No obstante, la evolución en eólica dentro de España también ha ido de más a menos, tal y como indica el siguiente estudio de Deloitte encargado por la Asociación Eólica Española (AEE):

Fuente: AEE.
Fuente: AEE.

Hace pocos días, la oficina estadística del departamento de empleo de Estados Unidos publicaba un estudio en el que ofrecía proyecciones sobre cuáles serán las profesiones que más crecerán en los próximos diez años. A la cabeza de la lista están tanto los instaladores en tecnología solar fotovoltaica como los técnicos de turbinas eólicas. Para EEUU, en 2026 habrá el doble de empleados que en la actualidad. Ningún otro sector consigue ni acercarse a esa tasa de crecimiento.

Fuente: U.S. Department of Labor
Fuente: U.S. Department of Labor

Estos pronósticos de crecimiento están en la misma línea que los mostrados por otro informe de Deloitte encargado por la patronal fotovoltaica en España (UNEF). Este estudio augura que habrá entre 16.500 y 21.800 empleos en su sector en función de la implicación de España con esta energía. Para 2030 prevé que haya entre 19.000 empleados y 32.000 entre puestos directos e indirectos. Esto sería tres veces más de los 11.326 empleos que había en 2015, último dato que ofrece el estudio.

El impulso político será fundamental para saber hacia dónde se dirige el empleo en este sentido. Pese a que los compromisos adquiridos en París son claros en cuanto a descarbonización, algunos actores fundamentales caminan en dirección contraria.

Casi al mismo tiempo que en Bruselas varios grupos políticos están intentando elevar sus compromisos de penetración de renovables para 2030, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decidido abandonar los Acuerdos de París y está desincentivando las energías renovables en la primera economía del mundo. Este viernes, Siemens Gamesa se convertía en la peor compañía del Ibex 35, con un retroceso del 3,5% de su acción, después de conocer las intenciones del presidente americano.

Un minero del carbón le da la mano al presidente Trump en la Casa Blanca. (Reuters)
Un minero del carbón le da la mano al presidente Trump en la Casa Blanca. (Reuters)

La reforma fiscal propuesta por Trump lleva desincentivos en algunos de los sectores más verdes, como el del coche eléctrico o la energía eólica. El proyecto de ley presentado contempla una reduccción en los créditos fiscales, lo que ha provocado la reacción de la patronal eólica, que asegura que se están poniendo en juego 50.000 millones de dólares en inversiones. Otro de los grandes perjudicados es Vestas.

La EEUU del expresidente Obama, líder mundial contra el cambio climático, ahora pretende desincentivar el desarrollo de las renovables. Mientras tanto, las petroleras españolas explorando cómo poder entrar en la energía limpia. Ver para creer. El mundo ya no es lo que era.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios