La economía mantiene un ritmo sólido

La economía española se ralentiza: el PIB frena una décima pero todavía crece al 0,8%

La economía española frenó una décima entre julio y septiembre después de un segundo trimestre que sorprendió a todos los analistas. El PIB interanual se mantiene en el 3,1%

Foto: Operario trabaja en una fábrica de banderas (Efe)
Operario trabaja en una fábrica de banderas (Efe)

El PIB creció un 0,8% entre julio y septiembre en un verano de récord de visitas turísticas y en el que la construcción y la inversión volvieron a aportar al crecimiento del conjunto de la economía. Este dato supone una décima menos de crecimiento que el registrado en el segundo trimestre del año, cuando se alcanzó el 0,9%, pero ese fue un trimestre excepcional que aglutinó muchas decisiones de inversión retrasadas y que sorprendió a todos los expertos. Sin embargo, el dato adelantado esta mañana por el INE muestra que la economía española mantiene un alto dinamismo, con una actividad que se extiende a todos los sectores y que suma ya 16 trimestres consecutivos de expansión (cuatro años compeltos).

Con este ya son tres trimestres consecutivos en los que la economía española crece por encima del 0,8% trimestral, un repunte que la mayor parte de analistas descartaban hace un año, cuando anticipaban una lenta desaceleración de la actividad. Sin embargo, lejos de materializarse ese escenario, el país mostró un gran dinamismo que está por ver si consigue mantenerlo en el cuarto trimestre, dada la incertidumbre económica, política y social creada por el desafío soberanista en Cataluña desde el referéndum del 1-O. Los analistas todavía no se ponen de acuerdo en cuál será el coste para España de esta situación, pero algunas estimaciones llegan a superar los 13.000 millones de euros.

Este repunte de la actividad en los tres trimestres del año ha devuelto al PIB a vivir un pequeño ciclo alcista en tasa interanual. Según el dato adelantado de hoy, el ritmo de crecimiento respecto al mismo periodo del año anterior se mantuvo en el 3,1%, el mismo dato que en el segundo trimestre. En los dos trimestres anteriores (último de 2016 y primero de 2017) el crecimiento fue de una décima menos, el 3%, lo que refleja los buenos datos de actividad conseguidos en los últimos meses.

Cuando el INE publica el dato adelantado del PIB no lo desagrega por componentes, por lo que será necesario esperar unas semanas hasta conocer cuáles fueron los motores del crecimiento. Sin embargo, hay sectores que llevan una gran inercia y que, sin duda, tuvieron un peso importante. Uno de ellos es el turismo, que ha conseguido cifras históricas en los meses de verano. Las exportaciones también crecieron con fuerza, apoyadas en el impulso de la demanda exterior. Europa vive en estos meses un notable repunte de la actividad, lo que arrastra a la economía española.

[El Gobierno tira la toalla y fía todo el crecimiento del PIB a la coyuntura]

Los bajos tipos de interés, el precio del petróleo contenido y la creación de empleo terminan por completar el conjunto de factores que soportan tal ritmo de expansión de la economía española. Los analistas consideran que, esta vez sí que sí, la actividad empezará a frenar en los próximos trimestres y no sólo por la situación en Cataluña. Consideran que los factores coyunturales, como son los tipos de interés, el precio del petróleo o la caída de la tasa de ahorro, tendrán que volver lentamente a su equilibrio, lo que restará décimas al PIB.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios