cualquier cambio les afecta de forma relevante

Las multinacionales contienen el aliento ante el 1-O: se juegan 71.700 millones

Multinacionales como Volkswagen-Seat, Nissan, Lidl, Nestlé, Basf, Cargill, Novartis, Danone o Unilever ya han previsto la puesta en marcha de distintos planes de contingencia

Foto: Trabajadores de la factoría de Seat, del grupo Volkswagen, en Granollers. (Reuters)
Trabajadores de la factoría de Seat, del grupo Volkswagen, en Granollers. (Reuters)

La suerte está echada en Cataluña. O casi. A 72 horas del pretendido referéndum, solo hay una cosa cierta: las 3.588 filiales de empresas multinacionales radicadas en esa comunidad autónoma contienen el aliento ante las consecuencias políticas y económicas que traerá el 1-O. Entre otras cosas, por su millonaria inversión.

Aunque Cataluña no es la región española que atrae más inversión en términos de flujo (es Madrid, en parte por el llamado efecto sede, vinculado al hecho de ser la capital), sí es, con alguna diferencia, la que cuenta con la mayor inversión en inmovilizado material, según los datos que obran en poder del Ministerio de Economía. Nada menos que 24.020 millones de euros están 'aparcados' en suelo catalán, por encima de los 20.154 millones de Madrid.

El inmovilizado material, como se sabe, es el conjunto de bienes físicos —terrenos, edificios, cadenas de montaje, maquinaria, equipos de transporte o mobiliario que se necesita para el desarrollo de una actividad productiva—. Esa cifra representa el 22,1% del inmovilizado total con el que cuentan las 10.932 filiales extranjeras registradas en España, que dan empleo a más de 1,2 millones de trabajadores, lo que da idea de la relevancia que tiene para el país lo que puede suceder tras el 1-O. Y, en particular, para Cataluña.

No en vano, las multinacionales radicadas en ese territorio, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), alcanzan una cifra de negocios cercana a los 93.500 millones de euros y ocupan a 341.000 personas. Es decir, las multinacionales tienen un peso muy determinante en la actividad económica de Cataluña, muy superior al del resto del país.

Multinacionales como Volkswagen-Seat, Nissan, Lidl, Nestlé, Basf, Cargill, Novartis, Danone o Unilever tienen su sede allí, y aunque han querido permanecer al margen del proceso soberanista (su presencia en el debate público ha sido prácticamente nula), hay una coincidencia general entre quienes conocen su movimiento: ya han previsto la puesta en marcha de distintos planes de contingencia que se aplicarían —o no— en función de los acontecimientos.

La exposición de la economía catalana a las multinacionales, en todo caso, no acaba ahí. Las empresas han invertido en inmovilizado material, pero también en otros activos. Y según los datos oficiales, el 'stock' de inversión extranjera en Cataluña (sin contar los bienes físicos) asciende a 47.706 millones de euros, muy lejos de Madrid, que alcanza los 224.457 millones, aunque en buena medida a causa del efecto sede. En total, 71.726 millones de euros. Este es, en concreto, el dinero que tienen invertido hoy las multinacionales en Cataluña, por lo que cualquier cambio en el estatus legal, económico o institucional de Cataluña les afecta de una forma muy relevante.

Modelo productivo

El mayor peso de la economía catalana en relación a las multinacionales tiene que ver con su modelo productivo, con un claro sesgo hacia actividades industriales. Algo que explica que la inversión en inmovilizado material sea superior en Cataluña que en Madrid, cuya realidad económica está vinculada a los servicios, y lo que ocurre es que la inversión en bienes materiales tiende a concentrarse en regiones con mayor peso industrial. Y Cataluña, de hecho, es el motor industrial de España. Hasta el punto de que casi la cuarta parte de la producción (el 23,1%) se encuentra radicada en esa comunidad.

Para entender su peso, hay que tener en cuenta que la segunda región más industrial es Andalucía, que representa el 11,4%, mientras que la Comunidad Valenciana supone un 10,6%. A destacar el caso de la Comunidad de Madrid, que apenas supone el 7% de la industria nacional, menos de la mitad que su peso en términos de producto interior bruto (PIB). Los datos proceden de la 'Encuesta industrial de productos' que publica el INE, y lo que mide es la producción industrial realizada a partir de la identificación de 4.000 artículos destinados a la venta.

Los datos oficiales muestran que la industria manufacturera (33,2% del 'stock') es la que capta mayor inversión extranjera, seguida del suministro de energía eléctrica (15,8%), el comercio al por mayor y la intermediación comercial (11%), las actividades financieras (10,6%), la información y comunicaciones (8,2%), actividades inmobiliarias (4,9%) y construcción (3,6%). Entre todos estos sectores, concentran el 87,3% de la posición de inversión extranjera del año 2015.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios