Hacienda descarta condonar deuda autonómica, pero se abre a aplazar los pagos
  1. Economía
SI EL PSOE PACTA LA NUEVA FINANCIACIÓN

Hacienda descarta condonar deuda autonómica, pero se abre a aplazar los pagos

La posibilidad de condonar parte de la deuda autonómica está sobre la mesa. Hacienda, sin embargo, lo descarta, pero está abierta a ampliar los plazos de devolución

placeholder Foto: Reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. (EFE)
Reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. (EFE)

La posibilidad de que la Administración central condone la deuda autonómica está sobre la mesa. De hecho, se trata de uno de los asuntos que incluirá el informe que ultiman los expertos sobre financiación autonómica.

Por el momento, sin embargo, y según fuentes de absoluta solvencia, solo hay una cosa clara: Hacienda no está dispuesta a condonar deuda. Entre otras cosas, porque esa operación supondría un aumento del déficit al contabilizarse como una transferencia de capital entre administraciones, tal y como establecen los criterios de Eurostat a la hora de calcular el desequilibrio en términos de contabilidad nacional.

Ahora bien, eso no significa que Hacienda no esté buscando una salida para las comunidades autónomas con elevadas deudas —Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia o la Comunidad Valenciana—. Y en este sentido, lo que se plantea es que la devolución de la deuda que ahora está en manos de la Administración central se haga en plazos muy largos. Es decir, una fórmula parecida a la que Hacienda diseñó en su día para hacer frente a las llamadas liquidaciones negativas.

Estas liquidaciones aparecieron como consecuencia de que el Estado —en 2008 y 2009— pagó anticipos muy superiores a lo que en realidad correspondía a las CCAA, toda vez que el anterior Gobierno no tuvo en cuenta el desplome de la recaudación (unos 70.000 millones de euros), lo que obligó a aprobar un calendario de devoluciones para que las regiones pudieran pagar de forma muy gradual. En concreto, en 240 mensualidades (20 años). Tan solo en 2012, las retenciones practicadas a cuenta de los saldos deudores de las liquidaciones de 2008 y 2009 sumaron 2.314 millones de euros.

Ahora se pretende hacer algo similar, aunque la operativa dependerá de que salga adelante el nuevo modelo de financiación autonómica, para lo cual es necesario el concurso del Partido Socialista, como reconocen las fuentes de Hacienda.

No se trata de una cuestión residual. Al contrario. El año pasado, nada menos que el 53,7% de la deuda autonómica, según el Banco de España, estaba en manos del Gobierno central, pero en el caso de Murcia y Valencia, ese porcentaje supera ligeramente el 75%, lo que explica la búsqueda del perdón financiero.

Medidas compensatorias

La posibilidad de compensar a las comunidades autónomas con problemas de deuda no es un asunto nuevo. De hecho, la Lofca (Ley Orgánica de Financiación Autonómica) lo permite. El artículo dos de la Lofca establece, en concreto, la posibilidad de que haya “compensaciones” en caso de que determinadas actuaciones legislativas del Estado puedan suponer una merma de los ingresos de las CCAA. La norma fía al siguiente sistema de financiación —el que se está discutiendo ahora— las “medidas compensatorias.

Lo que está en juego es mucho dinero. Nada menos que 148.694 millones de los 276.899 millones de euros (el 25% del PIB) que adeudaban las comunidades autónomas al finalizar el año 2016, y que hoy están en manos de la Administración central del Estado.

Ese dinero está incluido en el llamado Fondo de Financiación de las CCAA, que excluye al País Vasco y Navarra por su singularidad fiscal, lo que les ha permitido no haber recibido ningún préstamo de la Administración central. El fondo incorpora la llamada Facilidad Financiera (para las regiones cumplidoras), el Fondo de Liquidez Autonómico y el Fondo Social, que financia deudas contraídas por las CCAA con los ayuntamientos.

Lo que plantean los gobiernos que reclaman la condonación es que el actual modelo ha generado desigualdades desde el primer minuto, toda vez que existe un déficit de financiación de partida que explica en parte los elevados endeudamientos. Cinco comunidades autónomas tienen una deuda claramente superior a la media. Comunidad Valenciana (41,5% de su PIB), Castilla-La Mancha (36,5%), Cataluña (35,2%), Baleares (30,4%) y Murcia (28,8%).

Modelo de Financiación Hacienda Financiación autonómica Deudas Valencia Finanzas Administraciones Públicas Eurostat Calendario Diseño Baleares Banco de España PIB
El redactor recomienda