La tercera subida en siete meses

La Fed sube los tipos de interés en 0,25 puntos y anticipa un avance más en 2017

El buen ritmo de la recuperación llevará a la Fed a empezar a reducir su balance este año: dejará de reinvertir todos los bonos que vayan venciendo

Foto: La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. (Reuters)
La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen. (Reuters)

Estados Unidos ha conseguido el gran objetivo que se marca cualquier país durante las crisis: consolidar la recuperación hasta el punto de que se convierta en el escenario habitual. A mediados de 2017, se puede afirmar que lo ha conseguido, una evidencia que se desprende de la subida de los tipos de interés que ha realizado este miércoles la Reserva Federal (Fed). En los últimos siete meses, ha elevado el 'precio del dinero' en tres ocasiones (diciembre, marzo y junio) y la reacción de los distintos actores económicos ha sido indiferente. Esta es la mejor señal de la normalización de la economía.

El mercado ya esperaba este movimiento desde hacía semanas. El buen ritmo del empleo, la confianza económica y las perspectivas de inflación están tan anclados que todos esperan una senda alcista para los tipos de interés; lo normal en toda recuperación. La entidad ha respondido a las expectativas y ha subido los tipos de interés en 25 puntos básicos, hasta situarlos en una horquilla que va del 1% al 1,25%. Se trata de la cuarta subida del 'precio del dinero' desde que el expresidente de la entidad Ben Bernanke empezó el camino en diciembre de 2015 en su última reunión al frente de la Fed. Y no será la última, ya que la entidad anticipa un incremento más en lo que resta de año. Todos los miembros del comité se mostraron a favor de esta decisión salvo Neel Kashkari, que prefirió mantener los tipos de interés sin cambios.

La Reserva Federal considera que la recuperación está ya tan asentada que es el momento de empezar a reducir su balance. Esto significa empezar a retirar "gradualmente" las inyecciones de liquidez que realizó durante la crisis para rebajar los tipos de interés de mercado. El Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC) "espera iniciar el programa de normalización de su balance este año, siempre que la economía evolucione como se prevé", señala la entidad. Lo que hará es dejar de reinvertir todos los vencimientos de los bonos que tiene en su cartera, de modo que lentamente irá reduciendo sus activos, que desde finales de 2014 ascienden a 4,5 billones de dólares.

La normalización

En cualquier caso, la normalización del balance será progresiva y siempre estará condicionada a la evolución de la economía estadounidense. La presidenta Janet Yellen ha intentado desvincular la normalización del balance de su política monetaria: "No pretende ser una herramienta activa". Sin embargo, el impacto del balance de la entidad sobre los tipos de interés en la economía no será neutral, por lo que tendrá que ser cuidadosa para no afectar a la recuperación. Los planes de la Fed pasan por fijar un límite inicial para la reinversión de los vencimientos en bonos del Tesoro de 6.000 millones de dólares al mes. Posteriormente, irá aumentando este techo en 6.000 millones cada trimestre, hasta alcanzar los 30.000 millones en un periodo de 12 meses.

En el caso de los activos hipotecarios (MBS) que también tiene en su balance, el ritmo al que recortará las inversiones será inferior. En concreto, el límite inicial se establecerá en 4.000 millones e irá aumentando en otros 4.000 millones cada trimestre hasta llegar a 20.000 millones en un año completo. Yellen no ha querido dar pistas de cómo quedará su balance de cara a los próximos trimestres, pero ha remarcado que será "apreciablemente inferior" al actual.

La Fed espera iniciar el programa de normalización de su balance este año, siempre que la economía evolucione como se prevé

En este contexto, la normalización de la política monetaria es inexcusable si no quiere repetir errores del pasado. La Fed ha actualizado este miércoles sus previsiones macroeconómicas con un cambio significativo: una rebaja de la expectativa de la tasa de paro que deja al país ya en niveles de pleno empleo (con la caída de la tasa de actividad). "La economía lo está haciendo bien, con un mercado laboral sólido que continuará fortaleciéndose", ha explicado Yellen. En concreto, espera que el paro caiga este año hasta el 4,3%, dos décimas mejor de lo que anticipaba hace tres meses; y para 2018 espera que se reduzca hasta el 4,2%, tres décimas menos de lo esperado.

El crecimiento no se traduce en una aceleración de la inflación, lo que da margen a la Fed para subir los tipos a un ritmo moderado. En su nuevo 'cuadro macro', la entidad ha rebajado la previsión del IPC para este año en tres décimas, hasta el 1,6%, y en dos décimas para la subyacente, hasta el 1,7%. La inflación se acelerará durante los dos próximos ejercicios, pero se quedará estancada en el 2%. Si se cumplen sus previsiones, la entidad habrá cumplido su objetivo de estabilidad de precios.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios