Deberán PAGAR UNA TASA DEL 15% SOBRE BENEFICIOS

Revés de la UE al juego 'online' en Gibraltar, uno de los motores económicos del Peñón

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha concluido este martes que Reino Unido y Gibraltar deben tratarse como un único Estado

Foto: Imagen de archivo de Gibraltar. (Reuters)
Imagen de archivo de Gibraltar. (Reuters)

Gibraltar no quiere formar parte de España. Y, en ocasiones, tampoco de Reino Unido. O al menos en materia fiscal. Ese es el argumento que defiende la Asociación de Apuestas y Juego de Gibraltar (la GBGA, por sus siglas en inglés) para evitar pagar la tasa del 15% que introdujo el Gobierno británico en 2014 sobre todos los servicios de juego 'online' que sean ofrecidos en Reino Unido, independientemente de dónde estén radicados. La justicia europea ha dejado claro este martes que la industria del juego del Peñón también debe pagarla, lo que supone un importante revés para un sector clave de la economía del pequeño territorio.

Los responsables de casinos virtuales, servicios de póquer 'online', apuestas o bingos que florecieron en Gibraltar desde el cambio de milenio alegaban que el impuesto que quería aplicarles Reino Unido incumplía una de las libertades fundamentales de la Unión Europea: la libertad de prestación del servicios. Esta trata de evitar que un Gobierno discrimine a las empresas y empresarios de otro país europeo que ofrecen servicios en su territorio. Dicho de otro modo: en el fondo, el Peñón pedía que en este caso Reino Unido lo trate como trataría a otro país, no como a una parte de su territorio.

Sin embargo, la Corte con sede en Luxemburgo no lo ve así: considera que Reino Unido tiene derecho a aplicar este impuesto como cualquier otra medida interna y argumenta que el Peñón no se puede parapetar tras la libertad de prestación de servicios para librarse de ella. Avisa de que, aunque a ojos de la UE el Peñón no forma parte de Reino Unido, a la hora de aplicar la libertad de servicios sí se puede considerar que ambas partes son “un solo Estado miembro”. Y por tanto Londres tiene derecho a reclamar impuestos a los servicios 'online' que operan desde Gibraltar, igual que si lo hicieran desde Gales o Escocia.

El juego 'online', un negocio millonario

Las ventajas fiscales que ofrece Gibraltar han atraído a importantes empresas del sector del juego 'online', como Ladbrokes o William Hill, que ahora tendrán que acatar la sentencia y pagar la tasa del 15% sobre los beneficios que les reporten sus actividades en Reino Unido, tal y como exige Londres. Una tasa que el sector calculaba en 2014 que les iba a costar cerca de 300 millones de libras al año, más de 340 millones de euros al cambio actual, según datos de Reuters.

No cambia el estatus de Gibraltar en la UE…

La sentencia de este martes no cambia el 'statu quo' de Gibraltar en la Unión Europea, una cuestión que ha vuelto al candelero desde el comienzo del Brexit. Gibraltar “no forma parte del Reino Unido”, aclara el TJUE, siendo un terreno en disputa. No obstante, la UE lo considera un “territorio europeo” cuyas relaciones exteriores están a cargo de Londres, de modo que el derecho comunitario también se aplica en el Peñón, salvo en una serie de excepciones que se establecieron en 1972, durante la entrada del país en el club comunitario.

Fabian Picardo. (Reuters)
Fabian Picardo. (Reuters)

Esto supone que Gibraltar es un territorio al margen de la ley europea en algunos asuntos: por ejemplo, no forma parte de la unión aduanera y, por tanto, no tiene que aplicar la libre circulación de mercancías que quieran cruzar sus fronteras. Pero en otros casos, como la libre prestación de servicios dentro de la UE, los llanitos sí están sujetos a los derechos y obligaciones europeos. Y esto es lo que sucede con el impuesto contestado por la GBGA y las autoridades gibraltareñas.

… pero plantea más dudas tras el Brexit

La sentencia de este martes complica aún más las aspiraciones de Gibraltar de lograr un estatus especial tras el Brexit, que le permita de alguna manera mantenerse dentro del mercado único de la Unión Europea. El considerar el territorio en ciertos aspectos como equivalente al Reino Unido —aunque no forme parte de él— estrecha aún más las opciones de los llanitos, que temen el impacto económico que puede tener sobre su pequeño territorio el Brexit.

La salida de Reino Unido de la Unión Europa ha revivido la cuestión de Gibraltar, un territorio que España considera una colonia británica que debe serle devuelta. Hasta ahora, la Unión Europea se ha mantenido al margen en esta disputa, pero el Brexit cambia las tornas: Bruselas ha dejado claro que, una vez que Reino Unido salga del club comunitario, el resto de socios europeos se pondrán del lado del país que sí seguirá siendo un Estado miembro: España.

Por el momento, esto no tiene mayores consecuencias, aunque abre la puerta a que en un futuro España cuente con más respaldo en sus aspiraciones sobre el Peñón. El Gobierno español sí ha logrado ya una victoria importante: poder de decisión sobre la aplicación en Gibraltar de cualquier acuerdo que negocie Reino Unido con los Veintisiete para construir una nueva relación tras el Brexit. Si España no lo ve claro, podría vetarlo y los llanitos —que apoyaron casi por unanimidad quedarse dentro de la Unión Europea— se quedarían al margen del futuro acuerdo que negocien Londres y Bruselas.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios