17.200 personas más que el trimestre anterior

La economía vuelve a destruir empleo (-69.800) y depende más del turismo

Según la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de paro se incrementó una décima en el primer trimestre, hasta el 18,75%, mientras que la tasa de actividad bajó casi 2 décimas

Foto: Oficina del Inem (Efe)
Oficina del Inem (Efe)

La economía española vuelve a destruir empleo en términos trimestrales. En concreto, entre enero y marzo se perdieron 69.800 puestos de trabajo, algo habitual en un trimestre en el que no tira de la ocupación el sector servicios con tanta fuerza.

En particular, la hostelería y el turismo, que desde la recuperación ha sido el sector más dinámico de la economía (el año pasado la Semana Santa cayó en marzo). Si se desestacionaliza esa cifra, para evitar factores coyunturales o de calendario, el resultado muestra un avance del empleo del 0,7%. Todos los puestos de trabajos perdidos en este trimestre corresponden a españoles, ya que la ocupación entre inmigrantes continúa en los mismos niveles.

Fuente: INE
Fuente: INE

Aun así, en los últimos doce meses, la economía española, a la luz de la Encuesta de Población Activa (EPA), ha sido capaz de crear 408.700 empleos, lo que significa un incremento anual del 2,27%. Esta tasa es similar a la del trimestre anterior, y tiende a alejarse de la evolución del PIB.

Las autoridades económicas y la mayoría de los institutos de coyuntura estiman que el PIB avanzó en el primer trimestre respecto del mismo periodo anterior un 0,8%, lo que significa que en términos anuales el Producto Interior Bruto avanza en torno al 3%. En el momento cumbre de la recuperación, tras cinco años de recesión, el empleo llegó a crecer por encima del 3%, lo que significa que se ha perdido alrededor de un tercio del ritmo de creación de puestos de trabajo. Se trata, de hecho, de la menor velocidad desde el tercer trimestre de 2014, lo que muestra un cierto agotamiento.

En el primer trimestre de este año, lo que ha ocurrido es que el número de ocupados aumentó en la agricultura (31.000 más) y en la construcción (2.100). En cambio, descendió en los servicios (94.700 menos) y en la industria (8.200 menos). En el último año el empleo ha subido en todos los sectores, pero particularmente en los servicios, lo que da nuevos bríos a la progresiva terciarización de la economía española. En los servicios hay 199.000 ocupados más, en la industria 89.500, en la agricultura 70.400 y en la construcción 49.800.

Fuente: INE
Fuente: INE

Esa terciarización creciente se manifiesta en el hecho de que el empleo a tiempo completo baja este trimestre en 111.100 personas, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial sube en 41.300. El porcentaje de personas ocupadas que trabaja a tiempo parcial aumenta 28 centésimas, hasta el 15,59%. En los 12 últimos meses el empleo a tiempo completo se ha incrementado en 365.200 personas y el empleo a tiempo parcial en 43.400, empujado sustancialmente por el sector servicios, que requiere trabajos más flexibles y con menos horarios.

En cuanto a las condiciones de trabajo, el número de asalariados se redujo entre enero y marzo en 44.600. Aquellos que tienen contrato indefinido aumentan en 78.000, mientras que los que disponen de contrato temporal disminuyen en 122.600. La tasa de temporalidad baja 72 centésimas, hasta el 25,75%. Es decir, uno de cada cuatro trabajadores tiene empleo precario, a los que hay que sumar los de tiempo parcial no deseado, que en las estadísticas aparecen como indefinidos.

Factores demográficos

El aumento de la ocupación -esos 408.700 nuevos empleos- contrasta con la caída del desempleo: 536.400 parados menos, lo que se debe a que la economía española, pese al ritmo al que avanza la economía, continúa perdiendo población activa (la suma de los desempleados y los ocupados), lo que tiene que ver, fundamentalmente, con factores demográficos. Es decir, se ha reducido la incorporación de jóvenes al mercado laboral, lo que frena el alza del desempleo.

Todavía es más relevante el hecho de que la tasa de empleo (porcentaje de ocupados respecto de la población de 16 y más años) se sitúa en apenas el 47,97%, lo que supone una reducción de 21 centésimas respecto del trimestre anterior. En variación anual, esta tasa ha subido 92 centésimas. La tasa de empleo, como se sabe, es la clave de bóveda del sistema económico, toda vez que la recaudación, tanto la fiscal como las cotizaciones sociales, depende fundamentalmente del nivel de ocupación. Y España está todavía muy lejos de recuperar las tasas previas a la crisis.

La tasa de paro, sin embargo, continúa siendo muy elevada, un 18,87%. Hoy existen 127.700 activos menos de los que había hace un año, lo que refleja los enormes problemas demográficos de España. La tasa de actividad se sitúa ya en el 64,62% entre las personas con más de 16 años y menos de 65. En el primer trimestre de 2017 el número de parados subió en 17.200 personas (0,41%) y se situó en 4,25 millones, si bien en términos desestacionalizados la variación trimestral fue del –3%.

Los datos de la EPA muestran que la economía ha recuperado los niveles de empleo que tenía durante el tercer trimestre de 2011. Pero todavía faltan 2,3 millones de puestos de trabajo respecto de los niveles de ocupación existentes inmediatamente antes de la crisis, cuando 20,7 millones de trabajadores tenían un empleo.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios