EL GRUPO POPULAR ACEPTA LAS ENMIENDAS DE ciudadanos

La reforma de los autónomos sigue adelante y pone a prueba el pacto PP-C's

La reforma de la ley de autónomos sigue adelante. Por ahora, no ha sido contaminada por la refriega entre PP y C's a cuenta de la corrupción. El PP ha asumido las enmiendas

Foto: Fotografía de archivo de los equipos negociadores de Ciudadanos y PP ratificando el acuerdo de investidura. (EFE)
Fotografía de archivo de los equipos negociadores de Ciudadanos y PP ratificando el acuerdo de investidura. (EFE)

El pacto de legislatura entre el Partido Popular y Ciudadanos no pasa, precisamente, por su mejor momento. Pero aún está por ver si el amago de ruptura se circunscribe a la corrupción o, por el contrario, contamina otras cuestiones, como la reforma de la ley de trabajadores autónomos.

Por el momento, la proposición de ley presentada por la formación de Albert Rivera al comienzo de la legislatura —se trata de una ley esencial para buena parte del electorado de Ciudadanos— sigue adelante. El Grupo Popular en el Congreso, de hecho, ha aceptado lo sustancial del texto en el trámite de enmiendas, lo que augura, inicialmente, un final feliz. Aunque ello dependerá de si el Gobierno esgrime el derecho de veto presupuestario, como ha hecho en otras ocasiones, para frenar los aumentos del gasto derivados de la aplicación de algunas enmiendas.

Esto, de hecho, es lo que teme la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), en palabras de su vicepresidenta, Celia Ferrero. En todo caso, lo que no se apruebe se llevaría a la subcomisión del trabajador autónomo que ya está creada en el Congreso.

Por el momento, lo que hay, según el diputado Carles Campuzano (PDeCAT), es una posibilidad de que se conforme una mayoría alternativa al margen del PP (PSOE, C's y los nacionalistas catalanes) capaz de sacar adelante la reforma. Aunque es cierto que también el Partido Popular presiona a Ciudadanos para que se aleje de esa mayoría con el argumento de los Presupuestos Generales del Estado, en los que C's debe demostrar su "utilidad" política, como ha reclamado insistentemente el propio Rivera.

El Gobierno, por ahora, ha aceptado suavizar el régimen actual de recargos por ingresos fuera de plazo, aunque ha introducido algunas correcciones. En concreto, C's reclamaba que la penalización se moviera dentro de una horquilla del 3%, si se abonan las cuotas dentro del primer mes siguiente al vencimiento del plazo reglamentario, y de un 20% de la deuda a partir del tercer mes. El Grupo Popular, por el contrario, sitúa esa horquilla entre el 10% y el 20%. Llegando hasta el 35% en caso de que se traspasaran esos plazos.

El PP, igualmente, ha propuesto que los trabajadores en régimen de pluriactividad —aquellos que pagan cotizaciones en el régimen general y en el de autónomos— sigan teniendo derecho, como ahora, al reintegro del 50% del exceso (lo que se ha pagado de más), con el tope del 50%. Lo que cambia es que se pone una fecha límite del 1 de mayo de cada año para devolver los excesos pagados (ahora depende de la agilidad administrativa y de la disposición de fondos de la Seguridad Social).

En relación a las cotizaciones, el PP propone que los trabajadores por cuenta propia que causen alta inicial o que no hubieran estado en situación de alta en los cinco años inmediatamente anteriores tendrán derecho a una reducción en la cotización por contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, que quedará fijada en la cuantía de 50 euros mensuales durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de alta en el caso de que opten por cotizar por la base mínima. En caso de que se opte por una cotización superior, se aplicará una reducción del 80% sobre la cuota por contingencias comunes.

Deducciones en la cuota

De forma adicional, se establecen deducciones en la cuota que van del 30% al 50% durante los 12 meses posteriores, hasta completar un total de dos años. Los autónomos con menos de 30 años (35 si son mujeres) tendrán deducciones adicionales del 30% en contingencias comunes, con un máximo de 36 meses.

Una antigua reivindicación de Ciudadanos, los cambios de base de cotización, también está incluida en las enmiendas del PP. En concreto, los trabajadores autónomos podrán cambiar hasta cuatro veces de cotización, eligiendo entre un mínimo y un máximo siempre que lo soliciten dentro de cada trimestre, con efectos al día siguiente de cada uno de los periodos.

Y en la misma dirección, otra de las enmiendas se refiere a la fecha de eficacia de las altas y de las bajas en el régimen de autónomos. Lo que establece la proposición de ley de C's es que las afiliaciones y las altas iniciales serán obligatorias y producirán efectos desde el día en que se formaliza la petición, y no desde el 1 de cada mes, y eso es lo que saldrá adelante.

En el caso de las bajas por maternidad, se propone que quienes hayan cesado su actividad por ese motivo y vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha del parto tendrán derecho a una bonificación del 100% de la cuota por contingencias comunes durante un periodo de 12 meses.

C's también ha reclamado aumentar las deducciones fiscales para los autónomos. Y en este sentido, ha reclamado la deducibilidad en el IRPF de los gastos relacionados con automóviles parcialmente afectos a una actividad económica, y con los suministros de agua y electricidad de contribuyentes que realicen una actividad económica sin local afecto.

Lo que sugiere Ciudadanos es que se establecerán reglas especiales para la cuantificación de determinados gastos deducibles en el caso de empresarios y profesionales en estimación directa simplificada, incluidos los de difícil justificación. Y de conformidad con esas reglas, se propone que los vehículos automóviles serán deducibles en el lRPF, en los mismos términos y condiciones que están previstos en la normativa del impuesto sobre el valor añadido.

Respecto de los contribuyentes que desarrollen actividades económicas sin local afecto, podrán deducirse el 20% de los suministros de agua, gas y electricidad, salvo que el contribuyente o la Administración Tributaria prueben un porcentaje superior o inferior.

El PDeCAT (la antigua Convergència), por su parte, reclama que los trabajadores autónomos tengan derechos a la jubilación parcial, como los asalariados. En concreto, plantea que para garantizar el relevo generacional el autónomo que quiera acceder a la jubilación parcial a los 63 años pueda realizar un contrato de relevo con una reducción de horario para el trabajador que accede a la jubilación. Así como la compatibilidad del trabajo por cuenta propia con el cobro de la prestación por desempleo en determinados supuestos.También propone modificar la Ley del Impuesto sobre Sociedades para elevar del 1% al 5% del importe neto de la cifra de negocio el límite de deducción de los gastos por atenciones a clientes o proveedores.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios