según el último informe anual de control

Agricultura pone sobre aviso a las CCAA tras detectar 298 casos de venta a pérdidas

La Agencia de Control Alimentario reportó casi 300 avisos en dos años a las comunidades autónomas para que investiguen y sancionen estas prácticas en sectores como el lácteo y el aceitero

Foto: AICA ha realizado 6.000 inspecciones y ha propuesto 622 sanciones desde su fundación en 2014.
AICA ha realizado 6.000 inspecciones y ha propuesto 622 sanciones desde su fundación en 2014.

La industria de la leche está en el punto de mira de los inspectores. La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) propuso 56 sanciones en 2016 sobre todo por incumplimiento de los plazos de pago (12,50%) y por la ausencia de contratos en las transacciones (82,14%) en sectores como el vino, el aceite y los lácteos. Estos últimos acapararon casi el 93% de unas multas que solo se harán efectivas cuando las comunidades autónomas recojan el guante de este organismo adscrito al Ministerio de Agricultura.

Pero uno de los aspectos que pasan más desapercibidos en el informe —y que concentra el mayor número de denuncias en los últimos años— tiene que ver con la venta a pérdidas, una práctica que todavía hoy impide a muchos pequeños productores cubrir los costes y que afecta a sectores como la leche, el aceite o las frutas y hortalizas. Aunque AICA no tiene competencias para proponer multas en estos casos, sí puede dar un toque a las comunidades cuando considere que existen indicios. Y eso es lo que ha hecho.

El aceite suele ser otro de los productos afectados por la venta a pérdidas. (Corbis)
El aceite suele ser otro de los productos afectados por la venta a pérdidas. (Corbis)

Desde su fundación en enero de 2014, "se han realizado ya 298 comunicaciones a las consejerías de Comercio de las CCAA para que procedan a la investigación y sanción" contra operadores que incurran en venta a pérdidas, precisa el organismo en su último informe anual de la actividad inspectora y de control. AICA corroboró que las ofertas de precios estaban presentes en toda España y remitió la mayoría de los avisos a las 17 comunidades autónomas. Todo hace pensar que el Ministerio de Agricultura ha intensificado el control desde la rúbrica del acuerdo para la sostenibilidad de la cadena de valor del sector lácteo en septiembre de 2015.

Las actuaciones del ministerio "pueden quedar en agua de borrajas" si las comunidades no reaccionanLa Agencia de Control puede sugerir las multas que quiera en este apartado concreto pero no tiene potestad para imponerlas, pues la competencia sancionadora corresponde a las autonomías. Sus actuaciones de control pueden "quedar en agua de borrajas" si las comunidades no reaccionan, lamentan desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja).

No siempre es así. Extremadura multó con 42.000 euros a Carrefour en septiembre tras incurrir en venta a pérdidas de aceite de oliva, por ejemplo. La Comunidad de Madrid hizo lo propio con El Corte Inglés, si bien la sanción en este caso apenas ascendió a poco más de 3.000 euros pese a ser una infracción grave.

El Ministerio de Agricultura ha recibido 149 denuncias desde 2014, de las cuales 51 tienen que ver con la venta a pérdidas. Las industria de la leche (17), el aceite (13) y las frutas (11) vuelven a concentrar el grueso de las reclamaciones. Cualquier empresa o colectivo que vea lesionados sus intereses puede presentar sus alegaciones a AICA, recuerdan desde el departamento que encabeza Isabel García Tejerina.

AICA ha realizado casi 6.000 inspecciones y ha propuesto un total de 622 sanciones desde el inicio de su actividad en enero de 2014. Al menos 275 multas se deben a impagos de las cuotas obligatorias a las organizaciones interprofesionales de aceite de oliva y de aceituna.

¿Qué fue de la crisis de la leche?

El director general de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil), Luis Calabozo, no ve raro que la mayoría de las sanciones propuestas por Agricultura en 2016 salpiquen a su sector, porque en esta ocasión se ha activado un plan especial de inspecciones dirigidas a los lácteos en concreto, al igual que el año anterior se puso el foco en las frutas y hortalizas.

Y quita hierro al asunto. "El sector lácteo es el más pionero. Somos los primeros interesados en que cumplan las condiciones tanto los primeros compradores [intermediarios] como los transformadores y el resto de la industria láctea", explica a este periódico.

Según el último informe de seguimiento del citado acuerdo para la sostenibilidad en el sector lácteo, en los contratos entre industrias lácteas y distribución "normalmente no se recogen mecanismos sólidos para identificar y suprimir situaciones de banalización del producto o ventas a bajos precios". Tampoco incluyen garantías de no utilización de la leche líquida como "producto reclamo".

No obstante, el Ministerio de Agricultura matiza en ese mismo documento que "desde la puesta en marcha del acuerdo, prácticamente no existen ofertas de los firmantes por debajo de 55 céntimos, salvo en episodios muy puntuales".

En la misma línea se pronuncia la responsable de ganadería de Asaja, Dori Llorente: "Los casos de venta a pérdidas han disminuido en un gran porcentaje (...) pero esta mala praxis debe seguir controlándose por parte de las autoridades competentes para conseguir la sostenibilidad del sector productor". No en vano, AICA acaba de poner sobre aviso a las comunidades autónomas para que no pierdan de vista una práctica desleal que no solo afecta al sector de la leche.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios