las aseguradoras se frotan las manos

Ofensiva para relanzar los planes de empresa mientras la hucha de las pensiones se agota

La patronal de las aseguradoras tiene tribuna reservada en la próxima comisión del Pacto de Toledo para intentar dar un empujón al sistema de ahorro complementario en las empresas

Foto: Las aseguradoras aprovechan para capturar oportunidades.
Las aseguradoras aprovechan para "capturar oportunidades".

Donde los jubilados del futuro ven un 'problemón', las aseguradoras vislumbran una oportunidad. Y aprovechan unas jornadas destinadas a repasar el buen comportamiento de su sector para mandar un mensaje contundente al Gobierno. "Nuestros responsables públicos harían bien en entender que el pilar complementario de capitalización tiene hoy la capacidad de resolver muchos problemas relacionados con la evolución futura de las pensiones de reparto", señaló este martes la presidenta de la patronal de seguros Unespa, Pilar González de Frutos. ¿Su objetivo? Que todas las empresas españolas ofrezcan un plan de ahorro a sus empleados por defecto, a imagen y semejanza del sistema implantado en otros países europeos como Reino Unido.

Ofensiva para relanzar los planes de empresa mientras la hucha de las pensiones se agota

La medida alcanzaría no solo a las grandes firmas —algunas de las cuales ya ofrecen planes de pensiones a sus trabajadores en España, aparte de otros beneficios como cheques restaurante o seguros sanitarios—, sino también a pymes, que tendrían que negociar las condiciones de ese hipotético esquema vía convenio colectivo, explican fuentes de Unespa. La patronal del sector busca que se establezca una prestación "cuasiobligatoria" para las empresas españolas, a fin de que los empleados puedan complementar la (previsiblemente) escasa pensión pública que les quedará el día de mañana. También pelea para que las autoridades diseñen incentivos fiscales al ahorro.

Algunos países europeos ya optan por este sistema de ahorro.
Algunos países europeos ya optan por este sistema de ahorro.

Por ejemplo, un empleado podría destinar 100 euros mensuales a ese esquema de ahorro colectivo con una rentabilidad del 1%, si bien no queda claro si esos 100 euros saldrían de su propia nómina o de una aportación adicional de su compañía. "Dependerá de la situación de cada empresa", precisan desde Unespa. Las aseguradoras manejan la hipótesis de que las firmas estarían obligadas a ofrecer este plan por defecto, si bien los empleados podrían desvincularse si así lo desean. Falta saber si el Gobierno comprará una propuesta que la presidenta de la patronal llevará a la tribuna de la próxima comisión del Pacto de Toledo, que se celebrará el 7 de febrero.

El momento elegido para reavivar el debate no es casual. De hecho, González de Frutos no fue la única que hizo referencia a la delicada situación de la hucha de la Seguridad Social, el envejecimiento de la población y las malas perspectivas, sobre todo para las generaciones que van desde los 'baby boomers' en adelante. "En 2016 se ha notado el riesgo de que las pensiones públicas se reduzcan (...) Tarde o temprano tendrán que complementarse con ahorro privado", apunta la subdirectora general de Banco Sabadell y directora de Bancaseguros. Silvia Ávila también deja caer que hoy existe "mayor demanda de protección y eso beneficia" al sector de las aseguradoras.

"Hay que preparar la jubilación desde que empezamos a trabajar. Tenemos que ser capaces de explicarles a los jóvenes por qué y cómo deben hacerlo, con productos simples y/o a través del móvil", añade Ávila, tras indicar que hoy "existe una oportunidad que hay que capturar". En otras palabras, las aseguradoras se ponen las pilas para hacer de la necesidad virtud.

Tanto Banco Sabadell como Unespa apelan a la imaginación para captar a esos futuros jubilados que verán mermada la cuantía de su pensión y no podrán mantener su nivel de vida. "Un sistema coordinado y planificado de cuasiobligatoriedad, un auténtico pilar de la previsión, es susceptible de equilibrar la situación en una medida muy importante o incluso total", insiste González de Frutos. Y mete prisa a las autoridades para que actúen, en vista de que "la sociedad española no está incrementando sus hábitos de ahorro en un momento en el que sería muy importante que lo hiciese", tras considerar que acordarse de este asunto en 2025 "será un gesto inútil".

Según los datos de Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA), las aseguradoras alcanzaron un "récord histórico", al elevar un 12,24% los ingresos por la venta de pólizas a cierre de 2016, hasta los 63.827 millones. Las líneas de negocio que mejor se han comportado son los seguros de auto (10.565 millones de facturación, un 5,11% más) y los seguros sanitarios (+5,07%, hasta los 7.734 millones), con 11 millones de afiliados en el año pasado. No obstante, el repunte de accidentes de tráfico graves ensombrece las perspectivas del sector asegurador del automóvil de cara a 2017.

El ahorro gestionado en productos de seguro de vida alcanzó los 177.735 millones de euros en 2016, un 5,98% más respecto al año anterior. El aumento para los multirriesgos (hogar, comunidades de vecinos, comercios e industrias) fue del 3,09%, hasta los 6.767 millones de euros.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios