Brexit: En exclusiva, la Carta de respuesta del Gobierno Británico

Carta de respuesta de Downing St. a España: es prioritario más control de europeos en UK

El ministro británico para la Salida de la UE, David Jones, ha respondido a la misiva que la Asociación Española de Directivos envió a Theresa May ante las dudas que suscita el Brexit

Foto: La primera ministra del Reino Unido, Theresa May. (Reuters)
La primera ministra del Reino Unido, Theresa May. (Reuters)

El Gobierno del Reino Unido responde a las dudas sobre inmigración sin ambages: "Será prioritario recuperar más control del número de personas que vienen aquí de Europa". Así de específico ha sido Downing Street en su respuesta a la Asociación Española de Directivos (AED), que el pasado mes de octubre hizo llegar una carta a la primera ministra británica, Theresa May, expresando su preocupación por los más de 100.000 españoles que viven en Reino Unido y su posición una vez que se consume el Brexit. El Confidencial ha tenido acceso en exclusiva a la misiva de respuesta que el ministro para la Salida de la Unión Europea, David Jones, ha hecho llegar a esta asociación de altos mandos españoles: "Claramente, no hay ningún mandato que implique un acuerdo para aceptar el libre movimiento de personas procedentes de Europa", señala la carta en lo respectivo al tránsito de inmigrantes, el punto que más preocupaba a los directivos de España.

La reacción no se ha hecho esperar: "Vemos con preocupación la voluntad de un mayor control del movimiento de ciudadanos europeos que expresa el Gobierno británico. Hasta que no se resuelva esta incertidumbre, es muy posible y hasta probable que ello impacte en decisiones empresariales", asegura Xavier Gangonells, director general de AED. La cuestión no es baladí. El presidente de esta misma asociación, Pau Herrera, remitente de la carta a Theresa May y destinatario de la respuesta del Ejecutivo de Londres, ya expresó su malestar al embajador del Reino Unido en España, Simon Manley. Herrera explicó que ya había empresas españolas que estaban parando sus planes en el Reino Unido dada la deriva que había tomado el país tras el Brexit.

La situación migratoria en Reino Unido y su futuro tras el divorcio con la UE cada vez se cierra más. La primera ministra, Theresa May, ha asegurado esta misma semana que pondrá el control de la inmigración por delante de la integración del mercado único. Desde Europa, siempre se ha mantenido que sin libre circulación de ciudadanos entre las islas y el continente, Reino Unido tendrá vetado el acceso al mercado único, el primer destino comercial del país. A pesar de ello, Theresa May está encontrando apoyos políticos inesperados.

El líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, se ha mostrado por primera vez partidario de controlar o "gestionar" la inmigración. Este hecho constituye un giro de 180 grados del mandatario de izquierdas, que siempre había expresado su rechazo a poner límites a la inmigración europea. Esto supone un refuerzo para Theresa May, que tiene todas las de perder en los tribunales en su pulso por decidir quién tiene la última palabra sobre el Brexit. Siete de los 11 jueces que tomarán la decisión estarían a favor de obligar al Ejecutivo a pedir la autorización de sus medidas al Parlamento. La nueva posición de Corbyn le despeja el camino. Por si todo esto fuera poco, el secretario de Estado de Inmigración, Robert Goodwill, ha insinuado este miércoles que Reino Unido baraja la imposición de una tasa a las empresas que recluten trabajadores de países de la Unión Europea.

La deriva que ha tomado la política en Reino Unido respecto al Brexit, cuyas negociaciones está previsto que arranquen en marzo, momento en el que está anunciada la invocación del artículo 50 del tratado de Lisboa, no está pasando desapercibida para los mercados. La libra está otra vez retrocediendo en los últimos días y este miércoles se situaba por debajo de los 1,15 euros.

Evolución de la libra frente al euro en el último mes. (Bloomberg)
Evolución de la libra frente al euro en el último mes. (Bloomberg)

El control de la migración en Reino Unido afecta directamente a los intereses de muchas grandes multinacionales españolas, que tienen intereses directos en las islas. De complicarse la situación para los españoles, muchos de los cuales trabajan allí, estas multinacionales tendrían una complicación añadida que atender.

No obstante, el ministro para la Salida de la Unión Europea, David Jones, aclara en su carta de respuesta a la AED que durante las negociaciones, la primera ministra "quiere proteger el estatus de los europeos que ya están viviendo allí", pero advierte: "La única circunstancia en que no sería posible es si los ciudadanos británicos no tuvieran sus derechos protegidos en los países de la Unión Europea". La AED ve lógico que durante el periodo de negociación se mantenga el estatus de los residentes de ambas partes, "como no podía ser de otra manera".

El resto de la misiva transcurre en tono cordial, siempre poniendo en valor la posibilidad de potenciar los intercambios comerciales para las compañías de ambas partes. AED agradece la respuesta del Ejecutivo londinense, al que dice comunicará su preocupación, y anuncia a la vez que elevará esta problemática a las instituciones implicadas en le proceso del Brexit, con el objetivo de defender los intereses de los directivos españoles.

Uno de los últimos en hablar al respecto ha sido el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Álvaro Nadal aseguró este miércoles que se deben respetar dos "líneas rojas", en lo que respecta a estar mejor dentro que fuera y a mantener las relaciones con el cliente número uno de España en turismo. No obstante, subrayó a este respecto que el Gobierno irá con "cuidado", ya que hay mucho en juego.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios