efecto de distintos cálculos basados en la inflación

La Generalitat sube el peaje de sus autovías mientras que el Estado lo baja en 2017

Así lo demuestran los datos de Abertis, que controla la mayoría de autovías de pago en España. Generalitat y Gobierno central manejan distintas variables, lo que provoca la divergencia

Foto: Tráfico denso en una autopista de La Jonquera (Girona). (EFE)
Tráfico denso en una autopista de La Jonquera (Girona). (EFE)

Transitar autopistas de pago en España en 2017 será más barato que en 2016, excepto en la red de carreteras autonómica de Cataluña, donde habrá que pagar más. Así lo demuestran los datos que ha hecho públicos Abertis, la mayor concesionaria de carreteras de pago del país, con más del 60% de las vías. La compañía señala las variaciones en los peajes para el año que entra. Así, la bajada del precio máximo que puede cobrar la concesionaria en la red estatal española la determina el Ministerio de Fomento. En el caso de las carreteras de Cataluña, este precio lo determina la Generalitat.

Abertis maneja cinco autopistas en territorio nacional bajo jurisdicción de Fomento: Acesa, Aumar, Iberpistas, Castellana, Avasa y Aulesa. En estas, el peaje bajará un 0,47%, un 0,46%, un 0,44%, un 0,41%, un 0,47% y un 0,41%, respectivamente. Este descenso viene marcado fundamentalmente por la inflación, aunque se tienen en cuenta otros factores que marcan las pequeñas variaciones entre las mismas. Fomento hace esta actualización del peaje en base a la media del IPC en España de noviembre de 2015 a octubre de 2016. En este periodo, la variación se fijó en el -0,4%, con lo que gran parte de la bajada de los peajes se debe a esta caída.

Fuente: Abertis.
Fuente: Abertis.

La Generalitat de Cataluña utiliza un sistema de ajuste diferente que impuso con un decreto, de ahí que el resultado difiera tanto. Las autoridades catalanas toman como referencia la variación interanual del IPC de España hasta octubre de 2016, que resulta un +0,7%. Así, las autopistas de Abertis, Invicat, Aucat y Túnel de Barcelona i Cadí van a subir un 0,7%, un 1,72% y un 0,7%, respectivamente. De igual forma que en las del Estado, en las autopistas de Cataluña también se tienen en cuenta factores específicos de cada carretera, que provocan la diferencia de precios entre estas. La propia Generalitat informa de que el resto de carreteras de pago de Cataluña que no maneja Abertis también se han actualizado en base a este +0,7%.

En suma, los peajes que regula la Generalitat pasarán a ser 1,1 puntos más caros en la red de Cataluña de media que en la red del Estado. Además, la comunidad autónoma viene registrando desde 2015 una de las tasas de inflación más altas de toda España. No obstante, la mayor inflación que registra Cataluña con respecto al resto del Estado es un margen mucho más estrecho de la variación que experimentarán los peajes de las autopistas de ambos titulares. Desde el Gobierno catalán, observan que, aunque este año la diferencia de cálculo será perjudicial para los usuarios de vías de titularidad regional, otros años la actualización ha sido en sentido contrario y mucho más pronunciada.

Fotografía facilitada por la Generalitat de Cataluña de su presidente, Carles Puigdemont. (EFE)
Fotografía facilitada por la Generalitat de Cataluña de su presidente, Carles Puigdemont. (EFE)

Por poner un ejemplo, para los usuarios de autopistas de Cataluña, esta subida de más del 0,7% supone un encarecimiento, por ejemplo, muy por encima del +0,25% a que se actualizaron las pensiones el 1 de enero de 2017, cuya revisión al alza la determina la Seguridad Social para todos los españoles. Así, los jubilados catalanes verán mermado su poder adquisitivo este año en lo que respecta al tránsito por las autopistas de peaje de su región. Por contra, la bajada de peajes en el resto de España de casi medio punto abaratará el uso de estas carreteras para los pensionistas, que cobrarán ese 0,25% más del Estado.

En España, casi toda la red de autopistas de pago es de titularidad estatal. La única comunidad que tiene una red autonómica de carreteras de pago con un nivel considerable de kilómetros es Cataluña. Al margen de esta, Madrid posee una y Galicia dos, lo que representa un porcentaje de vías residual en sus territorios.

A nivel empresarial, Bankinter dice que las subidas de tarifas, las máximas que podrá imputar Abertis a los usuarios, están en línea con lo previsto, por lo que consideran que no tendrían impacto en la cotización de la compañía. Abertis cerró la sesión de este martes con un retroceso de algo menos del 1%, por algo más de tres décimas que perdió el Ibex 35.

A diferencia de lo que sucede en España, las actualizaciones de los peajes son mucho más marcadas en otros países donde Abertis también gestiona autopistas. Así, en Chile, las variaciones llegan hasta el 6,5% de subida, donde contribuye además de la inflación una prima impuesta de 350 puntos básicos. En Brasil, gestiona tres autopistas, cuyos peajes se elevarán un 16,7% en dos de ellas y un 20% en la otra.

El encarecimiento es mucho más moderado en Puerto Rico, donde sube la tarifa un 1,45% y un 1,18%, y en Italia, donde la A4 Holding, que maneja la concesionaria cuyo mayor accionista es Criteria Caixa con un 22,73% de la misma, se eleva un 1,62%.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios