INFORME DE LA UE SOBRE SOSTENIBILIDAD DEL ENDEUDAMIENTO

Bruselas corrige al Gobierno y prevé que la deuda crezca hasta el 109,6% del PIB

La senda descendente del endeudamiento no se producirá. Esto, al menos, es lo que prevé la Comisión Europea, que calcula que la deuda pública roce el 110% del PIB en 2027

Foto:

Las cifras son muy distintas a las que prevé el Gobierno. Y en síntesis, estiman que la deuda pública de España, en el escenario central, se situará en el 109,6% del producto interior bruto (PIB) en 2027. Es decir, muy lejos de la senda trazada por el Ministerio de Economía y a años luz del 60% que obliga el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) suscrito con la Unión Europea (UE). El Gobierno, por el contrario, estima que ya en 2017 el volumen de deuda pública comenzará a descender respecto de los niveles actuales, hasta el 99% del PIB. En 2019, bajaría hasta el 96% de la riqueza nacional generada en un año.

Las previsiones las han realizado los servicios técnicos de la Comisión Europea, que en su informe anual sobre la sostenibilidad de la deuda pública en la UE considera que, si no se actúa, España será el tercer país de la UE (se excluye a Grecia) con mayor endeudamiento. Solo superado por Italia y Portugal. Un nivel, incluso, superior al de Bélgica, que históricamente se ha situado en los puestos de cabeza del 'ranking' de países con mayor nivel de deuda pública.

Para llegar a esa conclusión, la Comisión Europea parte de una hipótesis. España no logrará alcanzar en la próxima década superávit primario. Es decir, el déficit público descontado el pago del servicio de la deuda. Tan solo en 2027 se situaría en el -0,1%, el nivel mínimo de la serie, pero en los años anteriores se acumularían significativos déficits.

Lo preocupante para Bruselas, sin embargo, es que el déficit primario no está vinculado a la coyuntura o a la situación cíclica de la economía. La Comisión considera probable que España registre continuos déficits primarios estructurales (al margen del ciclo) hasta 2027 (en torno al 1,3% del PIB). Entre otras cosas, porque el avance del PIB potencial no superará el 1,3% durante la próxima década, lo que impide atacar con mayor fuerza los problemas que genera el endeudamiento en un contexto de envejecimiento de la población. En el peor de los escenarios, el PIB potencial apenas crecerá un 0,8% en los próximos 10 años.

El análisis de Bruselas parte, igualmente, de otra hipótesis. El gasto en intereses, que llegó a representar el 3,5% del PIB en 2014, seguirá bajando, al menos hasta el año 2018, pero a partir de ese nivel la factura del endeudamiento solo irá hacia arriba. Hasta alcanzar el 4,3% del producto interior bruto (unos 48.000 millones de euros actuales) en 2027. Principalmente, a causa de un doble efecto. Por un lado, por el aumento del volumen de deuda en circulación (para financiar los recurrentes desequilibrios presupuestarios), y, por otro, por la senda ascendente de los tipos de interés. Es decir, la rentabilidad de la deuda aumentará en coherencia con la progresiva normalización de la política monetaria.

Deuda y ahorro

En el lado contrario, y debido a que el endeudamiento se mide respecto del PIB nominal (con inflación), los precios ayudarán a controlar el aumento de la deuda. En concreto, restará alrededor de dos puntos al crecimiento de los pasivos del sector público. El crecimiento económico, igualmente, colaborará en la reducción del endeudamiento en una horquilla que se situará entre uno y dos puntos de PIB durante la próxima década. Hay que tener en cuenta que, según Bruselas, en el escenario más adverso —con 'shocks' económicos negativos—, la deuda pública podría rozar el 120% del PIB, pero solo en el peor de los escenarios.

Teniendo en cuenta todas las variables, los servicios técnicos de la Comisión Europea llegan a una conclusión. Las necesidades de financiación del Tesoro alcanzarán un mínimo del actual ciclo expansivo equivalente al 22% del PIB, pero a partir de ahí crecerán. Hasta representar el 27% del producto interior bruto. Es decir, en un futuro no muy lejano, el Tesoro tendrá que salir al mercado para pedir unos 300.000 millones de euros anuales en un contexto de baja tasa de ahorro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios