Es noticia
Menú
De Guindos convoca a los industriales en plena rebelión fiscal contra el Gobierno
  1. Economía
CEOE podría intentar un pacto que suavice el decreto en la orden ministerial

De Guindos convoca a los industriales en plena rebelión fiscal contra el Gobierno

Una veintena de asociaciones acudirán a la reunión, en la cual Luis de Guindos no tiene previsto tratar medidas fiscales sino que la plantea como una primera toma de contacto

Foto: El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos. (EFE)
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos. (EFE)

En plena rebelión fiscal de las empresas contra el Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha decidido empezar a ejercer de ministro de Industria, competencia que ahora cae en su cartera tras la configuración del nuevo Gobierno que llevó a cabo Mariano Rajoy. Fuentes de las patronales han explicado que el ministro ha convocado para este jueves a las principales asociaciones industriales de España para una reunión.

El encuentro llega en un momento de máxima tensión entre las empresas y el Gobierno, por el decretazo de Hacienda para aumentar la presión fiscal sobre el Impuesto de Sociedades, el cual está siendo estudiado por la CEOE para plantear cómo deben oponerse la compañías a este paquete de medidas impositivas, tal y como adelantó El Confidencial.

La perspectiva es que De Guindos se tenga que comer las quejas por la presión recaudatoria que ha tomado otro ministerio, en este caso el de Hacienda, con Cristóbal Montoro a la cabeza, y que entre sus medidas incluye un varapalo a todas las empresas que facturan más de 20 millones de euros, con una reducción del aprovechamiento de los créditos fiscales, una doble imposición para las inversiones en el extranjero y un retorno retroactivo de las pérdidas provisionadas en años anteriores. Este último, el punto débil de una reforma que ha puesto en pie de guerra a las empresas y a las patronales. En total, se prevé que el Gobierno recaude 5.000 millones añadidos por todos estos conceptos.

De Guindos se verá con Anfac, pero también con Confemetal, Aspapel y otras asociaciones sectoriales de la industria. El decreto de Montoro, en contra de lo que se piensa, no solo afecta al Ibex 35 sino a muchas grandes empresa no cotizadas, muchas de ellas de corte industrial. Una veintena de asociaciones acudirán a la reunión, en la cual Luis de Guindos no tiene previsto tratar medidas fiscales sino que lo plantea como una primera toma de contacto. Algunas fuentes han explicado que el ministro va sobre todo a escuchar. Y otras fuentes empresariales avanzan que a De Guindos no le va gustar lo que escuche, por mucho que los que hayan desencadenado el problema estén en otra ventanilla de la Administración.

Fuentes del sector de la asesoría fiscal han descartado que la mayoría de las empresas vayan a seguir las indicaciones de la CEOE de recurrir la medida en los tribunales, si estas al final son presentadas como alternativas. Primero hay que recurrir ante la propia Agencia Tributaria los pagos adelantados a Hacienda en las partidas en las que se esté disconforme. Y luego, cuando haya habido seis meses de silencio administrativo, elevar la reclamación ante el Tribunal de lo Contencioso Económico-Administrativo. Se cree que la mayoría de las empresas afectadas preferirán pagar que ir a la guerra contra Hacienda.

Banco Sabadell ha vendido un 3% del banco luso BCP para esquivar las medidas de Montoro, la primera pero no la última operación de este tipo este año

Habrá excepciones. Y serán muchas. En su mayoría, grandes empresas que se jueguen mucho dinero porque tengan grandes inversiones en el extranjero —de más de 20 millones o del 5% del capital invertido— o porque vayan a tener que devolver un exceso de deducciones en los próximos años. El economista Josep Anton Sánchez Carreter ha explicado que estos días muchas compañías están abriendo consultas con sus asesores fiscales para estudiar aquellas medidas que puedan servir para paliar el decretazo de aquí a finales de mes.

Operaciones corporativas

Algunas sociedades se están desprendiendo de activos en lugar de ir a la guerra con Hacienda. Es el caso del Banco Sabadell, que ha preferido vender un 3% del banco luso BCP para no hacer frente a la carga fiscal que supondrá devolver las desgravaciones por las provisiones de las pérdidas generadas por su participación portuguesa. En el ejemplo del Banco Sabadell, la operación le ha ahorrado 200 millones de cargas fiscales.

Se esperan más operaciones de este estilo, porque la foto se hará a 31 de diciembre. Por lo tanto, en las próximas dos semanas muchas empresas se precipitarán a vender activos no estratégicos que hayan generado pérdidas, ya que sacándolos de los libros por la vía más radical, la venta, se evitan futuras batallas legales en función de los criterios que pueda aplicar o no Hacienda.

Pacto en el desarrollo

Fuentes de CEOE se han limitado a señalar que la cuestión sigue en estudio y que la patronal que preside Joan Rosell se pronunciará de manera oficial en los próximos días.

Sin embargo, en la patronal catalana Fomento del Trabajo apuestan por un pacto con el Ministerio de Hacienda. Para ello, creen que todavía hay margen cuando en breve Hacienda publique en el BOE la orden ministerial que servirá para desarrollar el real decreto que ha aumentado la presión fiscal sobre las empresas. Los defensores de esta tesis consideran que es posible que en dicha orden ministerial se puedan amortiguar los aspectos más polémicos del decreto o al menos limitar la retroactividad de la medida de retorno de las deducciones a solo unos años concretos.

En plena rebelión fiscal de las empresas contra el Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha decidido empezar a ejercer de ministro de Industria, competencia que ahora cae en su cartera tras la configuración del nuevo Gobierno que llevó a cabo Mariano Rajoy. Fuentes de las patronales han explicado que el ministro ha convocado para este jueves a las principales asociaciones industriales de España para una reunión.

Luis de Guindos CEOE Cristóbal Montoro Fiscalidad
El redactor recomienda