El sector eólico señala que percibirá un 38% menos de lo que corresponde

Nadal vuelve a limitar primas a renovables con una previsión de precios exagerada

El ministro de Energía estima un 25% al alza el precio de mercado eléctrico de 2020 que marcan los futuros de OMIP, el indicador más fiable que existe, para cubrirse con las ayudas

Foto: El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (Reuters)
El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal. (Reuters)

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha puesto en pie de guerra a las renovables. El que fuera jefe de la Oficia Económica de Rajoy tenía pendiente antes de que acabara este 2016 revisar los parámetros por los que se ajustan las primas a las energías verdes sometidas a la reforma del sector eléctrico de 2013, obra del actual secretario de Estado de Presupuestos y hermano del ministro, Alberto Nadal, en aquel entonces secretario de Estado de Energía.

La propuesta de orden ministerial que Nadal ha enviado a la CNMC, a la espera de las enmiendas para que esté lista antes de que finalice el año, no ha gustado a los productores de energía verde, que denuncian que tal y como está, limita las primas y no les permite alcanzar la rentabilidad razonable que se les aseguraba por ley, dados los cálculos exagerados que ha hecho el ministerio. En concreto, la Asociación Empresarial Eólica calcula que en los próximos tres años dejará de percibir 256 millones de euros que le corresponden.

En esta línea, a principios de diciembre, la Asociación de Empresas de Energía Renovables (APPA) decía que el conjunto de renovables había cobrado 574 millones de euros de menos entre 2014 y 2016, y podría perder otros 664 entre 2017 y 2019. En total, esta asociación eleva a 1.238 millones la cantidad perdida en los seis años regulatorios que marcó la ley de 2013. A estos, por otro lado, habría que sumar en torno a otros 700 millones que se cobrarían de manera tardía, tal y como está diseñado el sistema, con los problemas de caja que eso puede generar.

Estas cantidades serían lo que las instalaciones estarían cobrando de menos por la manera en que está diseñado el sistema. Para alcanzar la rentabilidad razonable (7,39% para la energía eólica a lo largo de su vida útil de 25 años), el Ejecutivo paga una retribución mensual fija. Esta se da en base a una previsión de precio que el Gobierno hace del precio de mercado eléctrico más una prima. De esta forma, las instalaciones cobran del mercado más un plus anteriormente fijado por prima basado en sus cálculos. Si después el precio de mercado no se ajusta a lo que supuso el ministerio, se reequilibra a los tres años. No obstante, y aquí está la clave del problema, hay unos límites a ese reequilibrio, por lo que si el precio de mercado es inferior al que estimó el Gobierno, pierden los productores energéticos, como así ha sucedido.

Por esta razón, el sector renovable temía que los cálculos del Gobierno para los próximos tres años se elevaran artificialmente, con el objetivo de aligerar la factura de ayudas al sector comprometidas. A diferencia de lo que ocurrió en 2013, para esta revisión, que debe entrar en vigor entes de 2017, se obligaba a seguir un criterio de precios que marcara un agente exterior: los futuros del mercado de OMIP en 2017, 2018 y 2019. Pero como el cálculo se realiza para la vida útil de cada instalación individualmente, hay que estimar el precio de los años venideros, que el Gobierno ha alejado un 25% al alza de las referencias de 2020 en adelante.

No obstante, existe otra variable a tener en cuenta que es el coeficiente de apuntamiento. Expertos en el sector han explicado a este diario que este parámetro se les ha bajado ahora y ello supone que van a mejorar su retribución con respecto a los tres años anteriores.

Hay límites al reequilibrio, por lo que si el precio de mercado es inferior al que estimó el Gobierno, pierden los productores energéticos, como así ha sucedido

El precio que fijó Alberto Nadal en 2013, con Soria al frente del ministerio, fue de 52 euros por megavatio/hora. Ahora, su hermano Álvaro, ministro de Energía, ha mantenido esos 52 euros por megavatio a partir del año en que no está obligada a seguir los futuros de OMIP, que ya estaba fijado en 2014. Estos precio están entre 41 y 42 euros MW/H en el periodo 2017-2020, según los cálculos de OMIP, que se considera el agente más fiable, de ahí el enfado del sector eólico, que ve en este movimiento la manera de pagar las menos primas posibles. Para 2020, la diferencia entre el futuro de OMIP y el precio estimado por Energía es del 25%. Tampoco contempla el ministerio, se queja el sector renovable, la tendencia bajista de los precios, que con la mejora de la tecnología ve cómo cada año se ajusta más.

El precio medio anual del mercado diario fue de 42 euros en 2014, de 50 en 2015 y menos de 40 en lo que va de 2016, siempre por debajo de lo que fijó el Gobierno y que provocó un roto en las renovables. Ahora, Energía repite la jugada, a pesar de contar con más información y ver que la senda de precios del mercado es claramente inferior a 52 euros por megavatio y hora, por lo que Nadal intenta cubrirse y hace un mayor uso de su poder discrecional para poder sacar la mayor ventaja para el Estado de la reforma eléctrica de 2013. El Confidencial se ha puesto en contacto con el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para recabar su versión, pero no ha obtenido respuesta.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios