el exalcalde de jaén, secretario de Hacienda

Montoro confía los presupuestos a Alberto Nadal para cuadrar el objetivo de déficit

El nuevo Gobierno tiene que pasar de un saldo negativo del 3,6% a un 3,1% de PIB para cumplir la senda marcada por Bruselas. El exnúmero dos de Industria se suma al empeño

Foto: Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía (Faes)
Alberto Nadal, secretario de Estado de Energía (Faes)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya tiene nuevo equipo para la nueva edición de la Champions que afronta el flamante Ejecutivo. Y ha decidido apostar por jugadores de postín ante las dificultades que se vislumbran nada más empezar el torneo. La más llamativa es el nombramiento de Alberto Nadal, hasta ahora número dos del Ministerio de Industria y Energía, como secretario de Estado de Presupuestos y, en consecuencia, como uno de los principales encargados de cuadrar los números para cumplir con las exigencias de Bruselas.

Según explican fuentes conocedoras del proceso, la resolución del 'expediente Nadal' no es baladí. De hecho, más de uno en Moncloa ha debido respirar aliviado. Y es que el nombramiento de su hermano Álvaro como nuevo ministro de Energía achicaba considerablemente el espacio para Alberto, a la sazón el principal favorito para tomar posesión de una cartera en la que ya se había hecho fuerte y en la que había conseguido logros notables, como la eliminación del déficit de tarifa eléctrico que amenazaba con dinamitar la finanzas públicas.

Otros destinos, como el Banco de España, la Oficina Económica de Presidencia que hasta ahora gobernaba su hermano e incluso la cortejada SEPI o un destino en el extranjero, planteaban distintos inconvenientes. En los dos primeros casos, la necesidad de transar con el ministro de Economía, Luis de Guindos. En el tercero y el cuarto, perder en un organismo cómodo o allende los mares a un 'hombre de acción' y brillantez probada como Nadal. Técnico comercial y economista del Estado, ya demostró en la pasada legislatura su capacidad de lidiar con lobbies tan potentes como el de las compañías eléctricas e incluso con los de las energías renovables.

Asume la secretaría de Estado de Presupuestos con la urgencia de sacar adelante las cuentas públicas para 2017 y con una dificultad añadida: cuadrar el déficit

Con el nombramiento, Nadal se sobrepone a toda una serie de reveses sufridos por causas ajenas a su desempeño. De hecho, se convertía en 'número dos' de José Manuel Soria -y su ministerio a la deriva- después de renunciar al cargo de consejero de Red Eléctrica Española para "no empañar su trayectoria profesional o perjudicar a la empresa". Aunque se decía “un candidato idóneo”, prefería desistir para evitar malas interpretaciones por su relaciones familiares. Su renuncia se producía tras la anunciada por Ignacio López del Hierro para no perjudicar a su esposa, María Dolores de Cospedal. También sufrió en sus carnes el 'affaire Soria' y su candidatura al Banco Mundial, puesto al que también quiso concurrir en primera instancia.

Enrique Fernández, a Hacienda

Ahora, asume la secretaría de Estado de Presupuestos con la urgencia de sacar adelante las cuentas públicas para 2017 y con una dificultad añadida al consenso político: cuadrar el déficit público. No en vano, el nuevo Gobierno Rajoy tiene que pasar de un saldo negativo del 3,6% a un 3,1% de PIB para cumplir la senda marcada por Bruselas. Esto es, una factura adicional de 5.500 millones, a la que debería ayudar un mayor crecimiento económico si no se quiere profundizar en los ajustes. Un reto no pequeño, pero no mayor que acabar con el agujero negro de las eléctricas.

No será el único cambio que se lleva a cabo en el Ministerio de Hacienda, tras salir los tres secretarios de Estado, véase Miguel Ferre (Hacienda); Marta Fernández Currás (Presupuestos), y Antonio Beteta (Administraciones Púbilcas). De hecho y según informó hoy el Ministerio, el exalcalde de Jaén Enrique Fernández Moya será el sustituto de Ferre, que se incorporará al sector privado. Moya es actualmente diputado del PP en el Congreso y portavoz de la Comisión de Hacienda, lo que aporta a Montoro mayor peso político.

Finalmente, y después de que la competencia en Administraciones Públicas haya sido traspasada en parte a Presidencia y a Soraya Sáenz de Santamaría, será Elena Collado Martínez la que se haga cargo de la secretaría de Estado de Función Pública. Hasta ahora directora general de Presupuestos y Recursos Humanos de la Comunidad de Madrid, su tarea más inmediata será la fijación del incremento del sueldo de los empleados públicos para el próximo año, pendiente de luz verde tras la prórroga de Presupuestos del próximo año y que el Gobierno aprobará previsiblemente mediante un real decreto que pueda entrar en vigor el 1 de enero de 2017. 

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios