Temen las posibles restricciones de circulación de trabajadores

España se suma a la presión de la City de Londres contra el Brexit duro de May

La Cámara de Comercio Británica en España reúne a compañías como el HSBC, Banco Sabadell o Iberia para evaluar el impacto de la salida de Reino Unido de la UE en directivos y empresas

Foto: Vista general de la City de Londres. (EFE)
Vista general de la City de Londres. (EFE)

Las empresas han pasado al ataque contra los planes de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May. A la presión ejercida por el 'lobby' bancario desde la City londinense este domingo, se suman ahora desde España la Cámara de Comercio Británica y la Asociación Española de Directivos. Los representantes empresariales reunirán este miércoles en Madrid a voces destacadas de empresas con intereses en Reino Unido y en España, como HSBC, Iberia o el Banco Sabadell.

El Gobierno de España tendrá presencia en la convocatoria, con Alejandro Abellán, director general de Coordinación de Políticas Comunes y de Asuntos Generales de la Unión Europea. También ofrecerá su visión el Gobierno del Reino Unido, a través del embajador británico en España, Simon Manley.

Las organizaciones empresariales quieren que todos los actores implicados valoren el "impacto para empresas y directivos españoles y británicos por la salida del Reino Unido de la Unión Europea". La propia Cámara de Comercio Británica en España aboga por que el divorcio entre las islas y el Viejo Continente se produzca de la forma más amistosa posible. De hecho, desde la asociación corporativa ya apostaron por que el Reino Unido permaneciese dentro de la Unión antes del referéndum y ahora quieren que la decisión del pueblo inglés afecte lo menos posible al mercado único y al libre tránsito de trabajadores.

Esto es algo que afecta de forma directa a la Asociación Española de Directivos, el otro impulsor de este evento desde España. El momento en que se produce este cónclave en Madrid es significativo, ya que llega en la misma semana en que los bancos de la City han lanzado un órdago a los planes de Theresa May. El periódico 'The Observer' señalaba este mismo domingo que los principales bancos del Reino Unido podrían abandonar el país en los primeros meses de 2017. En la propia información, el presidente de la Asociación de Banqueros Británicos, Anthony Browne, ha advertido de que "el debate público y político por el momento nos está llevando en la dirección equivocada".

Fuentes conocedoras de la problemática sostienen que este movimiento del 'lobby' bancario busca presionar a las autoridades británicas para que abandonen la idea de un Brexit duro, la ruptura más traumática entre las dos partes. Precisamente este escenario se ha acelerado después de la posición adoptada por el Gobierno de Theresa May. La primera ministra puso fecha (marzo de 2017) al momento de ejecutar el artículo 50 del Tratado de Lisboa que les dejaría 'de facto' fuera de la Unión. Por otro lado, en las últimas semanas se espoleó la idea de que Reino Unido haría un control de la inmigración, lo que impediría la libre circulación de trabajadores.

La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)
La primera ministra británica, Theresa May. (EFE)

Esta es la preocupación principal para la Cámara de Comercio Británica en España, de ahí esta convocatoria pública que está despertando gran interés y que busca disuadir al Ejecutivo inglés de la aplicación de controles, tanto de personas como de bienes y servicios en el mercado único.

Cabe destacar que desde el 10 de Downing Street son sensibles a los problemas que pudiera derivar el Brexit en su sector financiero. El ministro de Finanzas británico, Philip Hammond, ofreció la semana pasada garantías de su determinación para asegurar el estatus de la City. Pero el control a la libre circulación ha hecho que los bancos pasen al ataque. "Londres vive de la City, el sur de Inglaterra vive de Londres y el resto de Inglaterra vive de la parte sur, con lo que son muy conscientes de la importancia que tiene el sector financiero para la economía del país", sostiene un periodista británico que conoce la problemática.

Las amenazas con abandonar la City no son nuevas. Desde que se celebró el referéndum, los bancos han intentado proteger sus intereses. La gran banca de inversión se reune con el ejecutivo inglés desde julio. Ya entonces, se empezaron a valorar distintas opciones como planes de contingencia.  

Madrid busca aprovechar la coyuntura

Incluso se llegó a hablar de Madrid como lugar idóneo para que los bancos trasladaran su sede dentro de la Unión Europea. La Comunidad de Madrid lleva desde entonces haciendo esfuerzos para lograr atraer a las entidades financieras, con incentivos fiscales y otro tipo de medidas. Sin embargo, otras grandes plazas financieras europeas buscan el mismo objetivo.

Este lunes, la agencia de noticias Bloomberg señalaba que grandes compañías especializadas en inmobiliario de oficinas están interesándose en locales de Dublín, Ámsterdam, París o Fráncfort. En su día, JP Morgan recomendaba Madrid por el bajo coste en el alquiler de sus oficinas. Este hecho, tal y como lo ven algunos expertos, también podría ser utilizado por las propias entidades financieras para presionar a sus caseros de la City, el suelo que con diferencia tiene una renta más elevada en Europa. 

Fuente: Bloomberg.
Fuente: Bloomberg.

Sin embargo, el precio de los alquileres no es la única cuestión. En Europa todos se están moviendo. Alemania, por ejemplo, está ofreciendo la doble nacionalidad para aquellos trabajadores de la City que pasen una serie de años trabajando allí, algo que, por el momento, no ofrece España.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios