se espera que amplíe la duración del programa de compras

¿Actuar o esperar a diciembre? Draghi comparece con la artillería preparada

Este jueves comparece el presidente del BCE y los analistas no ven muy probable que se tomen medidas drásticas

Foto:

Mario Draghi vuelve a la carga. O no. Este jueves comparece el presidente del Banco Central Europeo y los mercados siguen expectantes ante el posible anuncio de una ampliación de su programa de compras.

No obstante, las señales sobre el 'cuándo' de esta implementación no están claras. En lo que coinciden los analistas es que estos estímulos llegarán antes de que finalice el año, lo que ayudaría a apoyar el lento crecimiento de la economía de la zona euro. 

En su última comparecencia, Draghi anunciaba que el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo mantenía los tipos de interés en el 0%, así como la facilidad de crédito en el 0,25% y la de depósito en el -0,4%. Asimismo, el italiano avisaba de que "la recuperación económica dependerá de lo que ocurra tras el Brexit".

Mes y medio después de estas palabras, las nuevas medidas que podría adoptar el BCE no se tornan tan acuciantes, tal y como señalan los analistas del Instituto de Finanzas Internacionales que creen que "el impacto del Brexit en los mercados financieros de la región ha sido muy contenido" por lo que creen que la posición de Draghi será "esperar y ver".

Los analistas coinciden en que la batería de medidas se implementará antes de finales de año

En la misma línea se posicionan los expertos de Ebury, que no ven necesaria una nueva bajada de tipos aunque sí apuestan por una extensión de al menos seis meses de los programas de compras de activos, que actualmente podría finalizar en marzo de 2017. 

Mientras que la extensión de esta duración parece clara, a la hora de hablar sobre una ampliación en el volumen mensual de compras no parece tan evidente, ya que, como apuntan desde Berenberg, ampliarlo sería mucho más complicado ante la escasez actual de bonos.

La debilidad de la inflación y el Brexit son los motivos por los que Goldman Sachs sí apuesta por una actuación del organismo regulador más rápida, anunciando la relajación de las restricciones para solucionar esa escasez. 

Aunque creen que Draghi esperará hasta diciembre, Nordea coincide en que las condiciones deerán relajarse y apuesta por la supresión del límite inferior a las compras, que está fijado en el -0,4%. "Cada vez es más claro que no podrá completar incluso el programa actual sin realizar modificaciones", concluyen.

Por otro lado, el BCE dará a conocer en esta comparecencia sus nuevas proyecciones macroeconómicas de crecimiento e inflación para la zona del euro.

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios