se incrementan un 40%

'Boom' de matriculaciones en la banca para cumplir con la formación de Mifid II

Asociaciones e institutos como EFPA y CFA certifican el crecimiento de la demanda para obtener los certificados que acrediten la formación de los empleados del sector financiero

Foto: El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. (EFE)
El presidente de la patronal bancaria española (AEB), José María Roldán. (EFE)

Las asociaciones e institutos dedicados a la formación de profesionales financieros están notando ya la influencia de Mifid II, la versión revisada de la directiva europea destinada a una mejor protección de los inversores particulares. Esta norma, cuya entrada en vigor tendrá lugar en enero de 2018, exigirá a todas aquellas personas que ofrecen información y asesoramiento financiero a los clientes que acrediten sus competencias y conocimientos en esas materias, un requisito que ya se está traduciendo en una mayor demanda de certificados por parte de los empleados de la banca y la firmas de asesoramiento. 

Según detalla EFPA España, la semana pasada, y dentro de la segunda convocatoria de 2016, se presentaron más de 2.500 candidatos a los exámenes de las diversas certificaciones profesionales de EFPA, casi un 40% más que en la misma convocatoria de 2015. EFPA España precisa que los asesores financieros inscritos pertenecen a la gran mayoría de los bancos, sociedades de valores, EAFI y gestoras de fondos. 

Alfonso Roa, presidente del Comité de Acreditación y Certificación de EFPA España, señala que “MiFID II supondrá un cambio radical para la industria y así lo han detectado los profesionales del sector, que se están volcando para certificar sus conocimientos a través de EFPA y adaptarse así al nuevo escenario”.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez (i), y el gobernador del BdE, Luis María Linde. (EFE)
La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez (i), y el gobernador del BdE, Luis María Linde. (EFE)

Desde el Instituto CFA muestran una impresión similar. Según Josina Kamerling, responsable de asuntos regulatorios de CFA Institute en Bruselas, España está registrando un incremento en las inscripciones del 38%. Solo China e India muestran aumentos porcentuales de mayor calibre. Aunque el presidente de CFA España, Javier Borrachero, reconoce que es difícil precisar el impacto de Mifid II en esta evolución, admite que "sin duda está teniendo que ver". Actualmente, en España hay más de 1.500 candidatos para obtener alguna de las acreditaciones de CFA. 

Mejor tarde que nunca

Desde las asociaciones, se reconoce que los requisitos de Mifid II ayudarán a profesionalizar la distribución de productos financieros. Josep Soler, presidente de EFPA Europa, valora positivamente que "las exigencias se recojan regulatoriamente, porque así se acabará con la excepcionalidad española", en referencia al vacío legal existente en torno a la cualificación profesional de las personas que informan y asesoran a los clientes. "Será un paso clave porque habrá más estandarización y más convergencia en la UE, puesto que ahora hay mucha diversidad en los niveles de competencia", añade Kamerling. 

En principio, la entrada en vigor de Mifid II se producirá en enero de 2018. Por el momento, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) ya ha definido las directrices sobre conocimientos y competencia que se exigirán a todas las personas que informen y asesoren a los clientes sobre productos financieros. El documento de ESMA es exigente y establece que solo aquellos empleados que se dediquen exclusivamente a informar dónde encontrar información, repartir folletos o documentos o realizar funciones de administración y que en ningún caso tengan contacto con los clientes ni añadan información quedarán excluidos de los requisitos de conocimiento y competencia recogidos en el artículo 25 de Mifid II

Sobre esta base, las autoridades nacionales son las que deben establecer las cualificaciones y los certificados que demandarán a los profesionales del sector para cumplir esos requisitos. En el caso español, esta función le corresponde a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), quien ha anunciado que "adoptará las directrices de la ESMA". El supervisor español ya está manteniendo reuniones y contactos con las distintas asociaciones del sector financiero español y con las propias para conocer sus impresiones antes de pronunciarse finalmente sobre los requisitos que deberán cumplir. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios