Irlanda y Bélgica lo han demostrado: sí hay deuda que 100 años dure (y muy barata)
  1. Economía
Deuda pÚblica

Irlanda y Bélgica lo han demostrado: sí hay deuda que 100 años dure (y muy barata)

Los países están aprovechando las extraordinarias políticas monetarias de los bancos centrales para financiarse a plazos cada vez más largos... y a intereses cada vez más bajos

La 'cosa' monetaria, esto es, todos los asuntos relacionados con los tipos de interés, el coste de la deuda, los depósitos o las hipotecas, está adquiriendo ribetes más propios de las películas de Mel Brooks que de temas tan aparentemente serios. Porque el actual es un auténtico mundo al revés, en el que los que prestan pagan intereses, los que se endeudan los cobran... o los países pueden endeudarse a 100 años a un interés impensablemente bajo -ver vídeo que protagoniza esta información-.

Ha quedado demostrado, y por duplicado, en el último mes. Primero Irlanda y luego Bélgica han lanzado bonos centenarios, con vencimiento en 2116 -sí, dentro de 100 años- y un interés de apenas el 2,3%. Increíble. ¡Cualquiera se lo hubiera dicho a Irlanda cuando fue rescatada en noviembre de 2010! Entonces, la rentabilidad de los bonos a 10 años superaba el 8% y unos meses después escaló al 14%.

Estas emisiones prolongan la saga de consecuencias de las extraordinarias políticas monetarias de los bancos centrales y, además, evidencian hasta qué punto existe necesidad de rentabilidad en el mundo. Porque, aunque sorprenda, no han faltado inversores para esas emisiones.

Irlanda, que cuando fue rescatada en 2010 pagaba un interés superior al 8% a diez años, se ha financiado a un siglo por un 2,35% menos de seis años después

Un dato resulta fundamental para entender por qué es así: según calcula Bloomberg, el volumen de deuda pública que ofrece rendimientos negativos alcanza ya los 7,8 billones de dólares en todo el mundo. En este entorno, ese 2,3%, por mucho que sea a un plazo tan largo, suena mucho más apetecible para inversores institucionales como las compañías de seguros y las gestoras de planes de pensiones.

De momento, la lista de países no es abundante ni los importes son voluminosos, pero no deja de ser una expresión de los tiempos sin precedentes que la deuda pública internacional está atravesando y de las intenciones de los gobiernos por aprovechar esta tesitura. Porque las emisiones a 100 años pueden ser una excepción y por cantidades reducidas, pero los endeudamientos a 40 o 50 años y por mayores volúmenes sí serán más habituales. Con esta estrategia perseguirán dos propósitos: alargar la vida media de la deuda en circulación y abaratar los costes de financiación.

España no es ajena a esta realidad. Por el momento, no ha llegado tan lejos como Irlanda o Bélgica, pero en los últimos años también se ha adentrado en el terreno de las emisiones 'extralargas'. En septiembre de 2014 lanzó deuda a medio siglo. Captó 1.000 millones al 4%. Ahora ya hay países que se financian al doble de tiempo y casi a la mitad de interés. Sí hay deuda que 100 años dure. Y muy barata para los emisores. Cosas de la 'cosa' monetaria.

Deuda pública Bélgica Irlanda Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi Economía Inversores
El redactor recomienda