El Impuesto de Patrimonio 'agoniza' con la mitad de ingresos que antes de la crisis
  1. Economía
LAS CCAA INGRESARÁN 1.053 MILLONES EN 2016

El Impuesto de Patrimonio 'agoniza' con la mitad de ingresos que antes de la crisis

El Impuesto de Patrimonio ha desaparecido en la práctica, aunque formalmente seguirá vigente. Pero su recaudación ha caído a la mitad respecto a los años anteriores a la crisis

placeholder Foto:

El Impuesto de Patrimonio es ya casi historia. Y aunque todavía habrá que declararlo este año -liquidaciones correspondientes al ejercicio de 2015- y el próximo a efectos de recaudación, lo cierto es que desde 2017 dejará de formar parte del sistema tributario español por la vía de los hechos. La última Ley de Presupuestos (artículo 66) prevé una bonificación general del 100% de la cuota íntegra a quienes estuvieran en la obligación de realizar la declaración a partir del 1 de enero de ese año, lo que en la práctica supondrá su derogación.

¿Con qué resultado se liquidará el impuesto? Pues exactamente con una caída de la recaudación sin precedentes. Hasta el punto de que este año las comunidades autónomas ingresarán menos de la mitad que al comenzar la crisis.

Los datos aparecen en las previsiones de ingresos de las comunidades autónomas, y, en concreto, estiman que se recaudarán este año 1.053 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 4,4% respecto de la declaración anterior. Lo significativo, sin embargo, es el desplome que se ha producido frente a 2008, cuando las regiones llegaron a ingresar 2.185 millones de euros. Es decir, prácticamente el doble.

Esto significa que los ingresos han retrocedido a niveles de 2003, cuando se recaudaron 1.098 millones de euros. A partir de ahí, y en plena burbuja inmobiliaria, los ingresos crecieron de forma intensa hasta que la economía se dio la vuelta.

Los efectos de la crisis, lógicamente, tienen mucho que ver con esta evolución, pero, sobre todo, las deducciones que ha venido haciendo en los últimos años la mayoría de las comunidades. Hasta el extremo de que han convertido el tributo en residual dentro de cada sistema tributario autonómico. De hecho, y según sus estimaciones, casi la mitad de los ingresos previstos se recaudará en Cataluña, que es el territorio que proporciona menos exenciones. En concreto, 465,7 millones, con un aumento del 5,5% respecto del año anterior.

Por el contrario, una región como la Comunidad de Madrid apenas recaudará por el Impuesto del Patrimonio este año cinco millones de euros, toda vez que el Gobierno autonómico decidió mantener la bonificación del 100% sobre la cuota establecida.

Un impuesto de ida y vuelta

Como se sabe, el Gobierno de Rodríguez Zapatero suprimió el Impuesto de Patrimonio entre 2008 y 2010 (declaraciones realizadas entre 2009 y 2011), pero, tras estallar la crisis económica, decidió restablecerlo. El nuevo Gobierno de Rajoy lo mantuvo vigente hasta 2015, pero, por último, el gravamen desaparecerá en la práctica a partir del 1 de enero de 2017. Aunque su vigencia es indefinida, lo hace solo a efectos de control e inspección tributaria, no de recaudación.

Este reestablecimiento temporal del Impuesto de Patrimonio ha sido aprovechado, sin embargo, por algunos gobiernos autonómicos nacidos en las últimas elecciones del 24 de mayo. Y eso explica en parte que el tributo vaya a aumentar su recaudación en esos territorios. Este es el caso, por ejemplo, de la Comunidad Valenciana, que recaudará este año por este concepto 136 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 17,7%.

El incremento es, incluso, mayor en el caso del Gobierno balear, que espera recaudar este año 69,4 millones de euros, lo que representa un crecimiento de nada menos que el 44,7%. En Aragón, igualmente, el aumento previsto de los ingresos es del 24,4% (hasta los 44 millones).

Por el contrario, en Murcia, Navarra y La Rioja se producirán sensibles descensos en la recaudación, que oscilan entre el 13% y el 53%.

El Impuesto sobre el Patrimonio es un tributo cuyo rendimiento está cedido en su totalidad a las comunidades autónomas. Ahora bien, la revisión de los actos dictados en ejercicio de las competencias citadas corresponde al Estado, si bien, en relación con este impuesto, las regiones pueden asumir competencias normativas sobre mínimo exento, tipo de gravamen y deducciones y bonificaciones en la cuota.

Crisis Patrimonio Burbuja inmobiliaria Mercado inmobiliario Impuestos Hacienda Presupuestos Generales del Estado
El redactor recomienda