El número de pensionistas que a la vez trabajan se triplica en solo dos años
  1. Economía
EL 84% son trabajadores autónomos

El número de pensionistas que a la vez trabajan se triplica en solo dos años

La jubilación activa, que permite trabajar a la vez que se cobra una pensión pública, comienza a abrirse paso. Los autónomos son quienes acuden principalmente a esta vía

Foto: Jubilados en una playa. (EFE)
Jubilados en una playa. (EFE)

Los datos son todavía poco relevantes en relación al número de pensiones públicas (9,4 millones), pero reflejan una progresión continua. En apenas dos años, el número de jubilados que compatibilizan el cobro de una pensión pública con un empleo prácticamente se ha triplicado. En concreto, ha pasado de 9.094 trabajadores en 2013 a 25.086 en 2015.

Esta fórmula, como se sabe, nació hace un par de años, y permite percibir una pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, al mismo tiempo que la realización de cualquier trabajo por cuenta ajena o por cuenta propia del pensionista.

La causa de esta enorme progresión tiene que ver, fundamentalmente, con decisiones de los trabajadores por cuenta propia. Hasta el punto de que el 84% de quienes compatibilizan una pensión con el trabajo son autónomos, cuando su peso respecto del conjunto de la ocupación no llega al 20%. Sin duda, las características de este régimen -cuya pensión es sensiblemente inferior a las del régimen general- lo explican.

No en vano, la pensión media de jubilación de un trabajador autónomo se sitúa en 692 euros, mientras que en el caso de los asalariados, asciende hasta los 1.174 euros.

La información se incluye en el documento que ha enviado la Seguridad Social a la Comisión del Pacto de Toledo y supone que, por fin, empiezan a funcionar algunos de los incentivos aprobados por los últimos gobiernos para prolongar la edad de jubilación más allá de lo que marca la ley.

El objetivo, sin embargo, está muy lejos de lograrse. De hecho, en 2012 se jubilaron de forma anticipada (antes de la edad legal) 127.358 trabajadores, mientras que el año pasado lo hicieron una cifra muy parecida: 127.038 personas.

El 84% de quienes compatibilizan una pensión con el trabajo son autónomos, cuando su peso respecto del conjunto de la ocupación no llega al 20%

Según establece la ley, los pensionistas que quieran compatibilizar su pensión con el trabajo deben haber cumplido la edad legal de acceso a la jubilación ordinaria, y el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora debe ser del 100%. La cuantía de la pensión es equivalente al 50% del importe resultante en el reconocimiento inicial. Pero durante el periodo en el que se siga realizando el trabajo, los empresarios y los trabajadores puede cotizar a la Seguridad Social únicamente por incapacidad temporal y por contingencias profesionales, si bien quedarán sujetos a una cotización especial de solidaridad del 8%.

El resultado es que todavía la edad real de jubilación (no la legal) apenas se mueve. La edad real de jubilación se situó en 63,9 años en 2012, mientras que en 2015 ha alcanzado los 64,1 años.

Jubilaciones planificadas

Diferentes informes han puesto de manifiesto en los últimos años que la jubilación anticipada se ha convertido, básicamente, en una fórmula de regulación de empleo. Y de ahí que la Comisión del Pacto de Toledo (recomendación 12) instara al Gobierno a endurecerla, pero todavía los resultados no son visibles. Lo que se ha tratado de evitar es que se produzcan jubilaciones anticipadas planificadas y cuyo resultado final es obtener la misma cuantía de pensión que si se produjera la jubilación a la edad ordinaria, con el consiguiente desequilibrio financiero que ello provoca en el sistema de pensiones de la Seguridad Social.

De hecho, entre los años 2013 a 2015 han continuado creciendo de manera importante las jubilaciones anticipadas, y´, además todavía en 2015 el 87% de las nuevas altas lo hace según la legislación anterior. A partir de 2013 disminuyen las jubilaciones en edad igual o superior a la legal, fundamentalmente por el importante aumento de jubilados en 2012 y también por la todavía muy alta tasa de jubilaciones anticipadas, que previsiblemente se mantendrá elevada hasta el año 2018, según las previsiones del Gobierno.

La Seguridad Social destaca en su informe el “importante aumento” de la jubilación anticipada voluntaria desde su creación en 2013, año en el que se jubilaron 21.272 personas. En 2014 fueron 28.649 y en 2015, hasta noviembre, son 32.592, concretamente un 23% más que en el año anterior.

Incluso la jubilación parcial, tras la reducción de 2013 debido a la imposibilidad de causarla con 60 años, también ha continuado aumentando. Concretamente, el 29,7% en 2014 y el 7,9% a noviembre de 2015. También, en este caso, la mayoría de ellas, el 76,8%, se causan según la legislación anterior.

Seguridad Social Prejubilaciones
El redactor recomienda