Mantiene el rating estable aunque con cautelas

S&P advierte de que si la incertidumbre política continúa, habrá más recortes

Aunque no alude a ningún partido en concreto, sostiene que un cambio de rumbo político podría ser un lastre tanto para la creación de empleo como para la consolidación fiscal

Foto: Oficinas de la agencia de calificación S&P. (Reuters)
Oficinas de la agencia de calificación S&P. (Reuters)

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha mantenido el 'rating' de la deuda soberana 'BBB+' con perspectiva 'estable' de España "pese a la incertidumbre politica y el desafío que supone el déficit", que finalmente ha cerrado el año en el 5,16% del PIB.

S&P, que elevó en un escalón el 'rating' de España el pasado mes de octubre por el éxito de las reformas en la economía, ha valorado de forma positiva el "fuerte" desempeño de la economía española" en comparación con el resto de países de la eurozona.

Incertidumbre política

Sin embargo, la agencia ha advertido de que "de prolongarse la incertidumbre política" puede suponer riesgos a la baja para sus perspectivas de crecimiento, ya que el nuevo Ejecutivo tendrá que realizar un mayor ajuste presupuestario después de la desviación registrada por España en 2015. En este sentido, S&P apunta el hecho de que a partir de las pasadas elecciones del 20 de diciembre de 2015 se ha roto el bipartidismo en España y han entrado en el parlamento Podemos y Ciudadanos. 

Cataluña

Entre las hipótesis principales de las tensiones económicas que sufre España, S&P habla directamente de Cataluña. "En caso de que Cataluña dejara de formar parte de España, los problemas de solvencia aumentarían tanto para el Gobierno central como el regional", sostiene la agencia de calificación de riesgo.

Riesgos de un cambio político

Otro riesgo importante que detecta S&P es la posibilidad de que en el próximo Gobierno sean incapaces de mantener o incluso ampliar la sólida trayectoria de reformas que desde 2010 se han impulsado para mantener la competitividad dentro de España. Aunque no menciona a ningún partido en concreto, considera difícil que un posible cambio político en el futuro deje las cosas mejor e incluso advierte de que podría profundizar en el principal problema económico que tiene España: su alta tasa de paro. Asimismo, la agencia recalca que España es el segundo país que más paro acarrea dentro de Europa. Una vez más, se pone el foco la dualidad existente en el mercado laboral, con trabajadores muy precarios y bajos salarios por un lado y otros que gozan de una alta protección. Dentro de este apartado, S&P aplaude los esfuerzos llevados a cabo por el Ejecutivo saliente para rebajar la alta tasa de paro existente. 

S&P considera que los presupuestos que tenga que hacer el gobierno que llegue a La Moncloa deberán ofrecer un mayor nivel de presión fiscal, "más neutro"

De cara al futuro, la agencia de calificación apuesta por que la reducción del déficit en los próximos años vendrá de la mano de una mayor creación de empleo y unos menores intereses para el pago de deudas, impulsados estos últimos por la acción del Banco Central Europeo. Además, S&P considera que los presupuestos que tenga que hacer el gobierno que llegue a La Moncloa deberán ofrecer un mayor nivel de presión fiscal, "más neutro" que el de los últimos presupuestos aprobados por Rajoy, que entienden fueron de un gran estímulo con la rebaja de impuestos. 

Una vez más, apuntan a la situación política, ya que consideran que un cambio político podría traer también "una consolidación fiscal más relajada".

Esta confirmación del 'rating' de España tiene lugar un día después de que la agencia de calificación rebajase sus expectativas de crecimiento para la economía española en 2016 y 2017, cuando prevé que el PIB crezca un 2,6% y un 2,5%, respectivamente.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios