Draghi pagará a la banca para que reabra de una vez el crédito a la economía real
  1. Economía
histórica batería de medidas del bce

Draghi pagará a la banca para que reabra de una vez el crédito a la economía real

El BCE ha convocado cuatro operaciones nuevas para proporcionar financiación a largo plazo a las entidades. No sólo será barata, sino que incluso pagará a la banca por ella

placeholder Foto: Detalle de las manos del presidente del BCE, Mario Draghi, durante la rueda de prensa de este jueves. (Reuters)
Detalle de las manos del presidente del BCE, Mario Draghi, durante la rueda de prensa de este jueves. (Reuters)

Sin crédito no habrá recuperación ni empleo ni inflación ni nada. Es la premisa básica para el Banco Central Europeo (BCE). La entidad capitaneada por Mario Draghi asume que sus esfuerzos, por variados y billonarios que sean, quedarán minimizados si los bancos no los canalizan hacia la economía real en forma de préstamos nuevos que financien y revitalicen la inversión empresarial y el consumo privado. Por eso, y dentro de la batería de medidas que ha lanzado este jueves, ha ido más lejos que nunca y ha traspasado una barrera que parecía infranqueable: está dispuesto a premiar a los bancos, pagándoles por el dinero que el BCE les preste, si los bancos aceleran la concesión de crédito nuevo.

El mecanismo a través del que Draghi ha ideado este incentivo constituye la 'versión 2.0' de una de las herramientas a que ya recurrió en el pasado. En junio de 2014, el BCE ofreció financiación barata y a largo plazo a los bancos condicionada a que las entidades dieran más crédito. Esta iniciativa respondía a las siglas en inglés TLTRO. Casi dos años después, lanza la segunda parte: TLTRO II. "El anunció de un TLTRO adicional supone una gran sorpresa y muestra la importancia que tiene para el BCE restaurar el canal del crédito", afirma Philippe Waechter, economista jefe de Natixis AM.

El BCE está dispuesto a premiar a los bancos, pagándoles por el dinero que el BCE les preste, si los bancos aceleran la concesión de crédito nuevo

La intención es la misma: poner más dinero a disposición a los bancos a largo plazo para que reactiven el crédito a la economía real. Pero la diferencia reside en los matices. Sobre todo en uno: con el TLTRO I, el BCE cobraba un interés muy bajo a los bancos por prestarles dinero para que luego estos lo prestaran a las empresas y los hogares; con el TLTRO II, el BCE no solo no cobrará un interés, sino que está dispuesto a pagarlo a aquellos bancos más generosos en la concesión de créditos.

Alrededor de 1,25 billones de euros

En concreto, lo que ha dispuesto el BCE es lo siguiente. Prestará a los bancos una cantidad equivalente al 30% del volumen total de préstamos empresariales y al consumo que tengan, que son los denominados préstamos elegibles. Según los primeros cálculos que está haciendo el mercado, ese volumen total ronda los 4,9 billones de euros, con lo que el 30% equivale a 1,46 billones. A esta cantidad le restará el dinero que los bancos siguen teniendo de las dos operaciones de TLTRO que realizó en 2014. Es decir, restará 212.000 millones de euros. El TLTRO II, por tanto, está equipado con 1,25 billones de euros.

Con la banca preocupada por su rentabilidad, el BCE se ofrece para aumentarla. A cambio, eso sí, pide que las entidades sean más generosas con el crédito

El BCE suministrará este dinero mediante cuatro operaciones. Tres de ellas se realizarán en 2016, en junio, septiembre y diciembre, y la última en marzo de 2017. Y el plazo de los préstamos alcanzará los cuatro años, aunque se podrán devolver trimestralmente tras haber pasado dos años desde su concesión.

Pero el auténtico secreto está en el precio. De partida, el BCE aplicará en el dinero que suministre con esas operaciones el interés al que esté el precio oficial del dinero. Ahora, y tras rebajarlo este jueves, está al 0%. Si entre febrero de 2016 y enero de 2018 los bancos que acudan a las operaciones incrementan de forma neta el volumen de préstamos que tenían el 31 de enero de este año, el BCE "cargará un interés inferior para toda la operación".

Ese interés más bajo estará vinculado al tipo de la facilidad de depósito. Como este tipo está ahora en negativo, en concreto lo ha recortado este jueves al -0,40%, el BCE abre la puerta a pagar a los bancos por los préstamos que les ofrecerá con el TLTRO II. La diferencia será absoluta -ahora, por ejemplo, un -0,40%, resultante de restar los tipos de depósito a los tipos oficiales- si los bancos "exceden el volumen de préstamos elegibles en un 2,5% hasta el 31 de enero de 2018".

El BCE, por tanto, lanza un estímulo con un doble efecto positivo potencial para los bancos: si cogen el dinero del BCE y ya no lo aparcan en la facilidad de depósito ni se quedan con reservas excesivas y empiezan a prestarlo, el BCE no les cobrará por el dinero sobrante -que es lo que implican los tipos de depósito en negativo- y les pagará por esos préstamos nuevos. Es decir, en un momento en el que la banca está preocupada por su rentabilidad, el BCE se ofrece para incrementarla. A cambio, eso sí, pide que sea más generosa con el crédito.

"Esta novedad [que los bancos cobren del BCE por pedirle dinero en lugar de pagárselo] es muy importante, no solo desde el punto de vista del aumento de rentabilidad, sino también porque les asegura la disponibilidad de financiación abundante y, como mínimo, gratuita, para los próximos cuatro años, de tal forma que no tengan ningún problema de liquidez ante los futuros vencimientos de bonos", valora Josep Prats, de Abante. Y añade: "Ello debería redundar en una mayor concesión de préstamos por parte de la banca al sector privado, con sus consecuencias positivas para la economía, y a despejar las dudas sobre su salud financiera".

"Los bancos son una parte crítica de la economía europea y las restricciones crediticias podrían suponer una larga amenaza para su recuperación. El BCE ha adoptado esta decisión para hacer frente a esas preocupaciones al abaratar sus costes de financiación e incluso, potencialmente, pagando a los bancos por prestar a la economía real", aseguran desde la gestora Lombard Odier.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi Inflación Banca Tipos de interés Economía
El redactor recomienda