POR DESEMPLEO Y SERVICIO DE LA DEUDA

Hacienda encuentra un 'tesoro' de 5.470 millones en desempleo y gastos financieros

Los gastos por desempleo y servicio de la deuda han dado un respiro al Gobierno de casi 5.500 millones. Aun así, España gastó más de 20.000 millones en financiar la cobertura

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

El descenso del desempleo -y el fin de la cobertura para miles de parados tras haber agotado la prestación- ha tenido efectos balsámicos para las cuentas públicas. Asunto distinto, obviamente, es para los beneficiarios de la prestación. El avance de liquidación de presupuesto de gastos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) refleja, en concreto, un descenso de 4.170 millones en 2015 respecto de lo presupuestado por el Gobierno.

Aun así, las cantidades dirigidas a financiar el paro siguen siendo extraordinarias. Nada menos que 20.832 millones se destinaron a ese fin, lo que representa casi el 1,9% del PIB. De esta cantidad, la mayor cuantía -9.461 millones- fue a las prestaciones de carácter contributivo, mientras que 4.818 millones se dirigieron a la financiación del subsidio de paro. Otros 3.687 millones sirvieron para pagar las cotizaciones sociales de los parados.

La cifra total, en todo caso, está lejos de los 29.429 millones que se dedicaron en 2014, lo que ha permitido aliviar las cuentas públicas. Ese menor gasto en desempleo permitirá acercar el déficit del conjunto de las administraciones públicas al 4,2% comprometido con Bruselas.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

La otra vía de menor gasto se refiere a los gastos financieros, el servicio de la deuda, que supondrán un ahorro adicional de unos 1.300 millones de euros. En total, cerca de 5.500 millones de euros no previstos en términos presupuestarios, lo que supone entre cinco y seis décimas del PIB. Es verdad, sin embargo, que Hacienda suele sobreponderar estas dos partidas para poder contar al fin de año con un colchón que le permita compensar las desviaciones en el gasto de otras partidas. Pese a ello, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, anticipó hace unos días una desviación de “unas décimas”.

El Gobierno comunicó a la Comisión Europea en octubre del año pasado que el conjunto del sector público gastaría -incluyendo todas las administraciones- 33.781 millones en pagar los intereses del endeudamiento, pero ahora esa cantidad se antoja muy elevada. Hasta el pasado mes de noviembre, el servicio de la deuda (1,069 billones) había consumido 29.221 millones de euros, y haciendo una proyección de lo que ha sucedido en los últimos años para el mes de diciembre, es probable que en 2015 no se haya llegado a los 32.500 millones en todas las administraciones.

Carga de intereses

Por lo tanto, el ahorro en intereses rondará los 1.300 millones de euros, que servirán para compensar la desviación del déficit. Eso quiere decir que en 2015, pese a que las necesidades de financiación del sector público han seguido subiendo debido al elevado déficit, el pago de intereses caerá (unos 2.800 millones respecto de los 35.291 millones de 2014) por primera vez desde que comenzara la crisis económica. Se ha producido, por lo tanto, un punto de inflexión que aligera la carga financiera del Estado.

El menor gasto en el pago de intereses tiene que ver con la caída de la rentabilidad de la deuda pública, pero, en sentido contrario, opera el déficit público, que obliga a las administraciones públicas a buscar nueva financiación. Los gastos financieros han descendido, en concreto, un 6,5% respecto del año anterior.

El ahorro, en todo caso, no cubre las exigencias de la Comisión Europea, que ha estimado que la economía española necesita un recorte adicional equivalente a unos 8.000 millones de euros. Los datos definitivos sobre el cumplimiento del déficit público se presentarán en los primeros días de marzo.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios