andalucía, líder en inspecciones

Más de 4.300 denuncias y miles de sanciones: así se respeta la Ley Antitabaco en España

¿Cuáles son las comunidades que han abierto más expedientes por fumar en espacios públicos? Han pasado cinco años desde que la normativa entrase en vigor, pero miles de locales siguen sin cumplir

Foto: Una mujer fuma en el interior de un restaurante de Madrid. (Enrique Villarino)
Una mujer fuma en el interior de un restaurante de Madrid. (Enrique Villarino)

3.485 expedientes abiertos en 2015. Como mínimo. Así se salda el año que precede al quinto aniversario de la Ley Antitabaco, una normativa que en su día levantó ampollas en bares y restaurantes que ya habían realizado reformas para habilitar zonas reservadas a fumadores. El sector hostelero se echó las manos a la cabeza cuando se percató de que su inversión caía en saco roto y no ocultó su temor a perder clientes. “Se hizo en mal momento y de mala manera. Las prohibiciones radicales generan situaciones poco deseables”, opinan desde la Federación Española de Hostelería

Pero la sociedad española no tardó en acostumbrarse a los espacios sin humo. Y vaya si lo hizo. Los expertos del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo ponen en valor una tasa de cumplimiento por encima del 95% en comunidades donde se realizan inspecciones de manera regular. ¿Cuáles son? Este periódico se ha puesto en contacto con todas ellas para averiguarlo, pero Cataluña, Galicia, País Vasco, Canarias, Cantabria y Melilla no han ofrecido datos actualizados al respecto.

Algunos restaurantes se saltan la Ley Antitabaco. (Enrique Villarino)
Algunos restaurantes se saltan la Ley Antitabaco. (Enrique Villarino)

Esto quiere decir que los casi 3.500 expedientes sancionadores abiertos en 2015 pueden ser muchos más. Lo mismo ocurre con las 4.305 denuncias que las administraciones autonómicas registraron el año pasado, bien sea gracias a la colaboración de particulares o a través de autoridades como la Policía Municipal o la Guardia Civil. El número total de sanciones asciende a 1.739, aunque es imposible determinar la cuantía porque muy pocas comunidades han especificado esta información. ¿Y las inspecciones? Se han realizado al menos 120.184 en toda España.

Andalucía, líder en inspecciones y denuncias

La Consejería de Salud andaluza detectó 1.024 indicios de incumplimiento en los once primeros meses de 2015. El número de sanciones contra establecimientos que no han respetado la normativa se eleva a 788, con una cuantía total de 421.819 euros en multas. La lupa de Andalucía se ha movido más que ninguna otra al efectuar más de 78.600 controles relacionados con la Ley Antitabaco. No obstante, en la organización de consumidores FACUA consideran que esta comunidad “va muy lenta” con estos temas “porque están saturados”.

Castilla-La Mancha se lleva la medalla de plata en la categoría de expedientes abiertos: 668. El número de inspecciones realizadas en 2015 se eleva a 834. La mayoría de infracciones detectadas tienen que ver con la ausencia de carteles para advertir a los usuarios (231), incumplimientos relacionados con las máquinas expendedoras (152) y particulares que fuman en espacios públicos a pesar de que la ley lo prohíbe (131). También son habituales los casos en los que los dueños de establecimientos hosteleros permiten fumar a sus clientes (70). De hecho, esta infracción está detrás de la mayoría de las 140 denuncias que esta comunidad recibió el año pasado.

Las comunidades autónomas pusieron en marcha 3.500 expedientes sancionadores y realizaron más de 120.000 inspecciones en 2015

Madrid pisa los talones a los castellano-manchegos. La Consejería de Sanidad de la capital abrió 620 expedientes sancionadores y registró 930 denuncias en los primeros once meses de 2015. Este periódico presenció cómo algunos restaurantes de una de las zonas más exclusivas de Madrid se saltan la normativa con terrazas que no están bien acondicionadas o con una actitud demasiado permisiva con sus clientes fumadores. Los expertos aseguran que el 50% del perímetro debe estar abierto para cumplir la ley.

Un cliente fuma un puro en el interior de un céntrico restaurante en Madrid. (Enrique Villarino)
Un cliente fuma un puro en el interior de un céntrico restaurante en Madrid. (Enrique Villarino)

La capital no ha aportado datos sobre el número de inspecciones realizadas, algo que sí han hecho otras comunidades como Aragón o Murcia. Estamos ante las dos regiones más activas en ese aspecto por detrás de Andalucía. La primera realizó 25.325 controles, un dato que contrasta con el escaso número de denuncias de 2015: apenas 12 frente a las 223 de 2011, año de entrada en vigor de la normativa. Las reclamaciones de usuarios caen mientras las inspecciones aumentan año tras año. En 2011 hubo 10.884, y ahora esta cifra se ha duplicado.

La intensificación de los controles se traduce en un “adecuado cumplimiento de la normativa del tabaco” en esta comunidad, aseguran desde el departamento de Salud Pública. En 2015 inició 182 expedientes y puso 170 sanciones, 19 menos que el año anterior. Las incidencias más frecuentes están relacionadas con el consumo de tabaco (85,6%), seguidas de una mala señalización en el establecimiento o irregularidades en el control de menores.

En las mesas pueden verse ceniceros, paquetes de tabaco y encendedores. (Enrique Villarino)
En las mesas pueden verse ceniceros, paquetes de tabaco y encendedores. (Enrique Villarino)

Los murcianos no dejan pasar ni una

Apenas llega al medio millón de habitantes, pero Murcia destaca por su elevado número de denuncias: 816 en 2015. No fueron tantas las sanciones (259), aunque sí las inspecciones: 8824 en total, de las cuales 3613 se dieron en locales de hostelería. La mitad de las multas penalizaron a los dueños de establecimientos que permitían fumar en su interior. La segunda causa fue la venta de tabaco a menores, seguida del consumo de cigarrillos en lugares no autorizados.

La Comunidad Valenciana registró 377 denuncias el año pasado y puso en marcha 297 expedientes sancionadores por motivos como consumo de tabaco en lugares no autorizados (238) o venta ilegal (53). La mayoría de los locales penalizados son bares (159), aunque también hay comercios, centros de trabajo y hospitales. La Consejería de Sanidad ha recibido un total de 2.899 denuncias en esta comunidad desde la entrada en vigor de la normativa (2011), ha abierto 2.095 expedientes y ha puesto 1.200 sanciones económicas de entre 30 y 10.000 euros.

Las terrazas están unidas al interior y cerradas por los cuatro costados; solo se comunican con el exterior cuando los clientes abren la puerta de salida. (Enrique Villarino)
Las terrazas están unidas al interior y cerradas por los cuatro costados; solo se comunican con el exterior cuando los clientes abren la puerta de salida. (Enrique Villarino)

A pesar de su pequeño tamaño, Navarra realizó un total de 1.609 inspecciones para garantizar el cumplimiento de la norma. El número de denuncias asciende a 36 y los expedientes abiertos suman 64. “No suele haber muchas denuncias de particulares. La iniciativa la llevamos nosotros salvo en casos muy concretos que nos traslada el departamento de Salud”, precisa la Policía Foral de Navarra. Los bares, discotecas, sociedades gastronómicas, salas de conciertos, instalaciones deportivas y locales comerciales están en su punto de mira.

Castilla y León también destaca por su elevado número de inspecciones (4.432), aunque solo recibió 277 denuncias y sancionó a 161 establecimientos. Los expedientes abiertos ascienden a 243 y su causa principal es el consumo de tabaco en lugares prohibidos. Asturias realizó 225 controles, la mayoría de ellos en el sector de la hostelería, centros de trabajo, hospitales, locales de ocio y centros docentes. Recibió 136 denuncias y abrió 161 expedientes sancionadores.

Extremadura recauda más de 100.000 euros

Esta comunidad ha recibido 807 denuncias desde que la normativa entrase en vigor. Buena parte de ellas (218) se registraron el año pasado por consumo de tabaco en lugares prohibidos, irregularidades con la máquina expendedora, venta no autorizada o falta de control a menores en centros educativos. Extremadura puso 123 multas en 2015. Las más cuantiosas ascienden a 1.803 euros, aunque las más frecuentes rondan los 600 euros. La recaudación total asciende a más de 100.000 euros en los últimos cinco años.

Las 'terrazas' donde se fuma están unidas y comunicadas con el interior del restaurante en esta céntrica calle de Madrid. (Enrique Villarino)
Las 'terrazas' donde se fuma están unidas y comunicadas con el interior del restaurante en esta céntrica calle de Madrid. (Enrique Villarino)

Islas Baleares, La Rioja y Ceuta cierran la lista. La primera registró 28 sanciones tras realizar 128 controles desde la Dirección General de Salud Pública y Consumo. Los riojanos tan solo registraron una denuncia y zanjan el año con 152 inspecciones, 221 expedientes abiertos y 116 multas. Fuentes de Sanidad consideran que “la sociedad riojana ha admitido de manera generalizada las limitaciones impuestas por la norma”. En cuanto a Ceuta, se han abierto cinco expedientes sancionadores tras recibir una única denuncia. Las 18 inspecciones se dieron sobre todo en bares, cafeterías y restaurantes.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios