Puigdemont se estrena con más impuestos: otra tasa para los coches que consuman más
  1. Economía
rescata una ley de artur mas

Puigdemont se estrena con más impuestos: otra tasa para los coches que consuman más

El nuevo presidente de la Generalitat ha lanzado una nueva tasa para los propietarios de turismos y furgonetas. Es la primera ley de su Ejecutivo, que supondrá una aumento de la presión fiscal

placeholder Foto: El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. (EFE)

Tener coche será más caro en Cataluña. El nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha lanzado una nueva tasa para los propietarios de turismos y furgonetas, según el proyecto de ley que ha aprobado hoy el Consell Executiu. Es la primera ley de su Ejecutivo, que supondrá un aumento de la presión fiscal para los catalanes.

En realidad, lo que ha hecho Puigdemont es rescatar un anteproyecto de ley que había dejado en el tintero su predecesor, Artur Mas. El nuevo 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, ha recogido el anteproyecto de ley tal cual estaba listo en noviembre del año pasado y lo ha elevado hoy al Consell Executiu, con lo que ahora ya es proyecto de ley.

El nuevo texto legal se denomina Ley del Cambio Climático, y la tasa que incluye está pensada para fomentar el coche eléctrico. En la práctica, un Audi 8, según ha explicado hoy el 'conseller' Rull, pagará unos 87 euros al año, mientras que, en principio, un Seat Ibiza quedaría exento. Rull ha presumido hoy de que se gravará más a las mayores cilindradas.

La Generalitat parece haber encontrado un hueco legal, ya que el proyecto de ley presentado grava las emisiones de CO2, que son el hecho imponible reconocido en el proyecto de ley. Esto es lo que permitiría a la nueva tasa entrar en vigor sin colisionar con otros marcos legales del Estado.

Tasa importante

La nueva tasa catalana será importante, desde el punto de vista de su volumen. Entrará en vigor en 2018. Y cuando funcione a pleno rendimiento, se prevé que genere para las arcas de la Administración pública catalana un total de 77 millones de euros anuales.

Funcionará vinculado al padrón. Y no estará vinculado a la compra del coche sino a su posesión y, por tanto, a la residencia en Cataluña. Pero mientras la presión fiscal se cebará en los particulares, las empresas de más de 250 trabajadores tendrán incentivos fiscales en caso de reducir su nivel de emisiones.

Más presión para el coche privado

Esta nueva ley se enmarca en un entorno jurídico en Cataluña de mayor presión para el coche privado. Al mismo tiempo que Puigdemont lanzaba la nueva ley, el Área Metropolitana, entidad supramunicipal que preside la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, está estudiando que los coches de más de 20 años no puedan circular ni por la ciudad ni por las rondas de la capital catalana.

Josep Rull también justificó ayer esta medida, aseguró que favorecía la lucha contra el calentamiento del planeta y se mostró partidario de que sea estudiada con atención.

Carles Puigdemont Coches Presión fiscal Artur Mas
El redactor recomienda